La dirigencia nacional del PAN arremetió en contra del Gobierno federal y tachó de “sospechoso” el silencio de las autoridades sobre las causas del accidente aéreo en el que murieron la exgobernadora de Puebla, Martha Érika Alonso y su esposo el exsenador Rafael Moreno Valle.

El dirigente albiazul, Marko Cortés condenó que han pasado 60 días desde la caída del helicóptero y aún no ha habido un informe con las conclusiones del caso.


“Hay un silencio sospechoso por parte del Gobierno de López obrador. Por eso, una vez más le exigimos al Gobierno federal que nos informen las causas de la tragedia en la que murieron nuestros compañeros y tres personas más

“Mientras no tengamos resultado de las investigaciones, el silencio cómplice solo seguirá alimentando las sospechas y las excursiones”, dijo el panista.

El líder albiazul consideró que el silencio del Ejecutivo obliga a cuestionarlos sobre quienes son los beneficiarios de la muerte de ambos políticos y qué esperan para informar lo sucedido.

El panista recordó que, hasta el momento, la única información oficial que existe es que la caída del helicóptero fue un “desplome inusual” y recordó que en accidentes aéreos similares, en los que fallecieron otros políticos, a los diez días sabían la verdad de lo ocurrido.

“Ahora simplemente las investigaciones emprendidas por el Gobierno brillan por su ausencia”, denunció.

Cortés insistió en que ambos políticos fallecidos fueron opositores al Gobierno y que el propio presidente, se negó a reconocer el triunfo de Alonso en la gubernatura de Puebla, a pesar de que su victoria fue confirmada por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).

“Estamos en el inicio del proceso electoral en Puebla y las investigaciones siguen estancadas. La falta de una explicación clara y contundente sobre las causas de la caída del helicóptero no ayudan a dar certeza a este proceso, al contrario, está generando más incertidumbre entre los poblanos y la sociedad”, concluyó Cortés.