“Mi posición ha sido y seguirá siendo muy firme, diciendo que México no puede pagar por el muro"
Presidente de México, Enrique Peña NietoRespuesta durante la llamada sostenida con Trump.
"Si usted va a decir que México no va a pagar por el muro, entonces no quiero reunirme con ustedes más porque no puedo vivir con eso"
Donald TrumpPresidente de Estados Unidos, durante una conversación con el presidente Enrique Peña Nieto.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, prometió al Presidente Enrique Peña Nieto apoyarlo con militares de su país para combatir a los líderes de cárteles de droga, como había reportado AP en febrero, según se dio a conocer hoy en una transcripción de las primeras llamadas que sostuvieron.

De acuerdo con el diario Washington Post, Trump le dijo a Peña Nieto en esa conversación que mantuvieron el 27 de enero que los narcotraficantes son “hombres muy duros” y que “tal vez sus militares les teman, pero nuestros militares no”.

Leer: Trump amenaza con enviar tropas a México.-AP 

La agencia de noticias AP reportó esta sugerencia por parte del presidente estadounidense a principios de febrero, sin embargo, la Secretaría de Relaciones Exteriores desmintió esa amenaza.

“En relación con la información que publica esta tarde la agencia que usted dirige en nuestro país, que las afirmaciones sobre lo que se comentó en la conversación entre los mandatarios de México y los Estados Unidos el pasado 27 de enero, no corresponden a la realidad”, decía el comunicado del 1 de febrero firmado por Claudia Algorri , directora de comunicación social de la Cancillería.

Más: SRE desmiente amenaza de Trump 

El periódico estadounidense publicó hoy las transcripciones completas de la llamada que sostuvo con Enrique Peña Nieto y también con el primer ministro de Australia, Malcolm Turnbull.

Peña Nieto respondió diciendo que el tráfico de drogas en México está “en gran medida respaldado por las cantidades ilícitas de dinero y armas procedentes de Estados Unidos”.

Presión por el muro

Pero en su primera llamada de la Casa Blanca con el presidente de México, Trump describió su voto de acusar a México como un problema político creciente, presionando al líder mexicano para que dejara de decir públicamente que su gobierno nunca pagaría por el muro.

“No se puede decir eso a la prensa”, dijo Trump repetidamente.

Y aunque Trump sabía que el financiamiento tendría que venir de otras fuentes, amenazó con cortar el contacto si el presidente mexicano Enrique Peña Nieto continuaba haciendo declaraciones desafiantes.

El financiamiento “funcionará en la fórmula de alguna manera”, dijo Trump, pero que “si usted va a decir que México no va a pagar por el muro, entonces no quiero reunirme con ustedes más porque no puedo vivir con eso.”

Él describió el muro como “lo menos importante, pero políticamente podría ser lo más importante”.

Antes de terminar la llamada, Trump señaló que al menos una de sus conversaciones ese día había ido mucho más suavemente. La que tuvo con el presidente de Rusia, Vladimir Putin.

Trump pasó gran parte de su llamada con Peña Nieto tratando de alistar al presidente mexicano en un acuerdo para dejar de hablar sobre cómo se pagaría el muro. Días antes, Trump había firmado una orden ejecutiva ordenando la construcción de éste, pero la financiación seguía sin estar clara.

Trump parecía reconocer que sus amenazas para hacer pagar a México le habían dejado acorralado políticamente, describe el diario estadounidense.

“Tengo que hacer pagar a México por el muro, tengo que hacerlo”, dijo. “He estado hablando de ello durante un período de dos años”.

Reacción de Peña

Peña Nieto resistió, diciendo que las reiteradas amenazas del mandatario estadounidense habían dejado “una gran marca en nuestro pasado, señor Presidente”. “Mi posición ha sido y seguirá siendo muy firme, diciendo que México no puede pagar por el muro”, respondió Peña, según el periódico.

En busca de una salida, Peña Nieto reiteró que el plan fronterizo “es un tema relacionado con la dignidad de México y va al orgullo nacional de mi país”, pero accedió a “dejar de hablar del muro”.

El presidente de Estados Unidos insistió al decirle a Peña que sabía “cómo construir (un muro) muy barato. . .”. Sugirió que el dinero podría provenir de los impuestos fronterizos e incluso amenazó con bloquear los pagos de remesas que fluyen de los trabajadores en los Estados Unidos a familiares en México.

Leer: Gobierno niega llamada telefónica entre Peña y Trump 

Apenas el lunes 31 de julio la SRE volvió a desmentir que Trump y Peña mantuvieran otra llamada telefónica reciente en la que supuestamente, el presidente mexicano reconoció a su homólogo por “su política migratoria”.