Con la instalación de mecanismos virtuales, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) se dice preparado para encarar las elecciones más grandes del país.

A la par de estos trabajos de digitalización, el TEPJF reforzó su infraestructura tecnológica, pues en un lapso de tan solo 12 meses -de noviembre de 2019 a octubre de 2020-, recibió más de 500 mil intentos de ataques cibernéticos, los cuales, asegura, pudieron ser “contenidos”.

“La coyuntura ocasionada por la pandemia fue un área de oportunidad para modernizar la actividad jurisdiccional mediante la implementación del juicio en línea como una herramienta para la resolución de todos los medios de impugnación, acercando la justicia electoral a la sociedad”, establece el Tribunal.

El órgano reconoce que las elecciones que se celebrarán este año en el país, inéditas por las dimensiones que tendrán ya que más de 20 mil cargos estarán en disputa, podrían propiciar que se propague el COVID-19, por lo cual se espera que la alternativa del juicio en línea sirva para “minimizar el riesgo sanitario aún latente”.


La pandemia provocó que decenas de naciones suspendieran sus contiendas políticas por los riesgos que representaban tanto para los votantes como para los candidatos. México no fue la excepción las elecciones de Coahuila e Hidalgo de 2020 también se aplazaron por algunos meses en 2020 por el virus SARS-CoV-2

“De acuerdo con datos del Instituto Internacional para la Democracia y la Asistencia Electoral (…), en el periodo comprendido entre el 21 de febrero y el 30 de agosto de 2020, 70 países decidieron suspender la realización de sus respectivos comicios como consecuencia de la gran interacción social que supone la celebración de cualquier elección y, por ende, los indiscutibles riesgos sanitarios que puede tener para la población en general”, muestra el TEPJF.

Con la adopción del juicio en línea, al menos una parte de la intensa carga de impugnaciones y recursos legales que suelen acompañar a las elecciones en México podrá dirimirse en la virtualidad, aunque no así los comicios, los cuales convocarán la participación de 93 millones de electores de las 32 entidades federativas, según el Padrón Electoral.

“En medio de la emergencia sanitaria que vivimos, la justicia digital es una realidad y será otra forma de proteger la salud de las personas que laboran en el Tribunal y de las y los justiciables, en un contexto, además, en el que se están desarrollando los procesos electorales concurrentes federal y locales 2020-2021, que serán los más grandes en la historia democrática de México”, menciona el órgano.

Tribunal bajo ataque

En su Informe de labores 2019- 2020, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación revela que fue el objetivo de más de medio millón de ataques cibernéticos en el transcurso de un año, por lo que ha tomado medidas para garantizar la salvaguarda de la información que está en su poder.

“A fin de prevenir ataques cibernéticos a los portales y los enlaces institucionales, se han realizado mejoras en las configuraciones de las herramientas de seguridad, con lo cual, en este periodo, se contuvieron 556 mil 988 ataques de diversos tipos”, así lo señala la autoridad electoral.

El Tribunal indica que ha tenido que ampliar su infraestructura para hacer frente a las agresiones de la ciberdelincuencia, afirma que, al considerar la relevancia de la información jurisdiccional, se ha dispuesto de una central de datos para el procesamiento de los servicios informáticos, portales y sistemas institucionales, así como el almacenamiento y el resguardo de la información digital que genera la institución.

“A efectos de garantizar la funcionalidad de los sistemas críticos institucionales, se ha dispuesto de un centro alterno de datos ubicado en Zapopan, Jalisco, que permite, en caso de una contingencia mayor en Ciudad de México, mantener operacionales los sistemas críticos que se han identificado en el Plan de Recuperación ante Desastres de la institución. En tal sentido, los referidos sistemas son replicados diariamente a dicho centro”, se lee en el informe.

En los 12 meses citados, el Tribunal resolvió 13 mil 843 medios de impugnación, de los cuales en su gran mayoría fueron juicios para la protección de los derechos político-electorales del ciudadano, con 11 mil 959, donde se incluyen conflictos de la vida interna de los partidos políticos.

Fases de la virtualidad de las elecciones

La implementación del juicio en línea por parte del Tribunal Electoral federal se dividió en dos etapas, la primera, derivada del “Acuerdo general 5/2020”, con el que se dio inicio a la virtualidad parcialmente, pues estableció que “el uso del juicio en línea para promover 2 medios de defensa: el recurso de reconsideración y el recurso en contra del procedimiento especial sancionador, a fin de revisar las sentencias de todas las salas regionales del Tribunal Electoral”.

Ese acuerdo fue publicado en el Diario Oficial de la Federación el 10 de junio de 2020, y con el mismo, señala el órgano: que se puso en marcha el juicio en línea desde la Secretaría General de Acuerdos, en coordinación con las secretarías generales de acuerdos de las salas regionales y por medio de su plataforma informática.

El otro acuerdo sustantivo 7/2020 para alcanzar la virtualidad se emitió unos meses después, el 2 de septiembre de 2020, así se inauguró una “segunda etapa”. Dicha fase, indica el TEPJF, amplió la posibilidad de promover todos los juicios y recursos en materia electoral mediante esa modalidad.


Con el propósito de evitar afectaciones por ciberataques, el Tribunal construyó una central de datos y un sistema alterno para proteger la información en su poder

“Mediante el juicio en línea, no solo durante esta etapa de emergencia sanitaria, sino en lo sucesivo, la ciudadanía puede promover sus demandas, presentar promociones y ofrecer pruebas de manera digital las 24 horas del día y los 365 días del año, sin necesidad de trasladarse a nuestras oficinas”, publicó el máximo tribunal electoral.

También puedes leer:¿Benditas? Redes sociales en las elecciones