La reelección en la Ciudad de México se planteó como un premio de la ciudadanía a los buenos servidores públicos; sin embargo, tres diputados locales accedieron a este beneficio sin tener votos ni la aprobación popular, es decir como plurinominales.

En 2018, al entrar en vigor la nueva Constitución de la capital, la figura de la reelección a nivel local se creó; y en las pasadas elecciones del 6 de junio, la ciudadanía pudo votar por primera vez por los diputados y los alcaldes que volvieron a postularse para repetir en el cargo.

Tras la conclusión de los comicios se han dado a conocer las listas de los diputados plurinominales –también llamados de mayoría relativa y que no son votados porque su curul se les otorga de acuerdo con la proporción de sufragios que obtuvo su partido- y tres legisladores del primer Congreso de la ciudad aprovecharon la ley para volver a ocupar una curul.

Los congresistas Federico Döring, Víctor Hugo Lobo y Jesús Martín del Campo Castañeda repetirán en el cargo por otros tres años sin ser votados ni haber realizado campaña.

Especialistas dicen que la reelección se hizo para que la ciudadanía pudiera reconocer a los buenos servidores y representantes populares con la continuidad, pero dichos diputados accedieron a ese “premio” sin haber hecho campaña ni ganar un solo voto, solo porque su partido lo quiso y el marco legislativo lo permite.

Las fuentes consultadas consideran que esta primera vez que los diputados pueden mantener la continuidad por la vía “pluri”, se suma a los cuestionamientos a la figura de los representantes de mayoría relativa a quienes la sociedad desconoce, no suman a la representatividad de la población y solo significan un gasto para el erario público.

Cabe señalar que durante la actual administración del Gobierno de México se ha buscado reducir la cantidad de diputados “pluris” ante los cuestionamientos y mala imagen que tienen, pero hasta el momento no se ha concretado.

‘Chapulín’ y “pluri”

El legislador local Federico Döring es un especialista en ir de una legislatura a otra, ya sea del orden federal o local.

Antes de ser parte del Congreso de la ciudad en 2018, el panista fue integrante de la VI Legislatura de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) en el periodo de 2012 a 2015; y de ahí pasó a ser miembro de la Cámara de Diputados en el lapso del 2015 al 2018.

Actualmente, Döring, quien llegó por el voto popular al Congreso, aparece en el primer lugar de la lista de plurinominales del Partido Acción Nacional (PAN), lo que le asegura una curul en la legislatura que está por iniciar.

De “pluri” en “pluri”

El segundo caso de un diputado de la ciudad que repetirá en su cargo por la vía de la representación proporcional es el del coordinador de la bancada del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Víctor Hugo Lobo.

E ex delegado de la Gustavo A. Madero también llegó en 2018 a través del camino plurinominal: sumará dos legislaturas en la que es representante popular sin tener un solo voto.

Morena, las mismas prácticas Plurinominales

Los partidos de la oposición y que durante los últimos comicios integraron la alianza Va Por México no son los únicos que tienen diputados que aprovecharon la representación proporcional para reelegirse.

En la lista de plurinominales de Morena aparece en la primera posición Jesús Martín del Campo Castañeda, quien llegó a ser diputado por la mayoría relativa al ganar la elección del distrito XV local.

Sin embargo, (al igual que en el caso de Döring) conservará su curul en la segunda legislatura del Congreso sin ser votado.

Plurinominales Inservibles, cuestionados y premiados

Los legisladores que repetirán en su cargo por la vía plurinominal lo harán sin merecerlo y en contra del objetivo primordial de la reelección: premiar con la continuidad a los buenos servidores, dice el especialista en derecho de la Universidad La Salle, José Perdomo Galicia.


“La idea de repetir en el cargo es que si el funcionario hizo bien las cosas podía continuar pero se nos presenta esta situación de los plurinominales, que en realidad son cuotas de partido pero se nos vende como que la ciudadanía puede tener mejor representación pero en realidad no pasa así”

José Perdomo Galicia

Especialista en derecho de la Universidad La Salle

Perdomo Galicia señala que en el fondo, los “pluris” son un intento de que las fuerzas políticas mayoritarias no sean avasalladoras al darle mayor presencia a las bancadas de partidos minoritarios.

No obstante, en la práctica no cumplen con esa función porque esos curules se reparten de acuerdo con intereses políticos, representan un gasto extra de recursos públicos, la ciudadanía no se beneficia con su existencia y son constantemente cuestionados por su utilidad, opina el académico.

“No hicieron campaña, no tuvieron votación y la gente conoce poco a sus diputados de mayoría relativa, menos va a saber quiénes son los plurinominales, así es la representatividad y utilidad de esta figura (…) De bueno no tienen nada, porque la sobrerrepresentación de las mayorías sigue igual”, explica.

Por último, dice el maestro en derecho, se deben retomar los esfuerzos para reducir los curules de representación proporcional a nivel local y federal.

En octubre de 2019, el senador Martí Batres de Morena presentó una iniciativa de ley para reformar los marcos normativos electorales y eliminar a los legisladores de representación proporcional pero hasta el momento no se ha dictaminado.

También puedes leer: TEPJF valida candados del INE contra sobrerrepresentación de diputados plurinominales