El coordinador de Morena en la Cámara de Diputados, Ignacio Mier Velazco, calificó como una auténtica falacia y una gran mentira afirmar que la Reforma Eléctrica prevé la expropiación de bienes o activos.

Por el contrario, aseguró que la reforma está alineada a los tratados comerciales que México ha suscrito con otros países.

“A ningún inversionista privado se le va a despojar de un título de propiedad o título de dominio sobre activos o cualquier otro bien patrimonial, y es por eso que nada podrá poner en crisis la legitimidad jurídica internacional de la iniciativa presidencial”, puntualizó.

Por ello, el legislador poblano sostuvo que “constituye una auténtica falacia y una gran mentira afirmar que hay expropiación directa o expropiación indirecta en la reforma”.

En este marco, convocó a los detractores de la propuesta a leer a fondo la iniciativa presidencial y, con absoluta certeza y rigor de honestidad, sepan que se encuentra “genuina, absoluta y categóricamente alineada a las reglas y compromisos asumidos por México con otros países”.

Subrayó que en el capítulo 14 del T-MEC, referente a las inversiones, existe una definición aceptada por México, Estados Unidos y Canadá para emitir regulaciones internas con objetivos legítimos, como la defensa y preservación del bienestar público.

“No hay una prohibición de hacer adecuaciones a la Constitución y lo anterior se refuerza con esta disposición del capítulo 14, donde México tiene plenitud de atribuciones y facultades para emitir una regulación interna con el fin de preservar el bienestar público, el interés general, y se señala que, al amparo de esta atribución, cuando la ejerza alguno de los Estados integrantes de la zona norteamericana de libre comercio, no califica como expropiación”, dijo.

Insistió en que, conforme al capítulo octavo del acuerdo comercial, el Estado mexicano se reserva su derecho soberano de reformar su Constitución y la legislación interna en materia energética.

También puedes leer: Celebra oposición que se aplace reforma eléctrica; Morena insiste que para abril estará aprobada