De última hora. la Cámara de Diputados retiró el proyecto de reformas a la Ley General de Salud que busca establecer la figura de “consentimiento presunto” para considerar donante de órganos a cualquier persona, excepto a quien por escrito se niegue a donar.

Se esperaba que el tema fuera discutido y votado en la sesión de este jueves, sin embargo, tuvo que ser retirado debido a que la Secretaría de Salud no cuenta con la infraestructura para la realización de trasplantes.

Además, hubo resistencia de legisladores del Partido del Trabajo, que argumentaron que la propuesta podría provocar que se registre mayor tráfico de órganos en el país.

Conoce más: Proponen que credencial de elector informe si ciudadano desea donar órganos

En entrevista, el presidente de la Comisión de Salud, el morenista Emmanuel Reyes Carmona, reconoció que el dictamen contaba con una opinión negativa de la Secretaria de Salud como para presentarse ante el pleno para su discusión y aprobación.

“Por un lado, el IMSS que tiene la necesidad de poder atender y resolver esta situación que se ha venido dando en las clínicas, en la propia institución, hay que reconocer que, de cada 10 mexicanos, el IMSS atiende a 7, que el mayor número de trasplantes se realiza al interior del propio IMSS, y por otro lado, la Secretaría de Salud que no tiene la capacidad, la infraestructura para poder atender esta demanda”, comentó.

No obstante, el legislador reconoció la necesidad de aprobar esta iniciativa en el menor plazo posible porque la donación de órganos es urgente debido a la alta demanda que se tiene en el país.

“Si, si es grave. Son 23 mil personas que se encuentran en una lista de espera, y creo que esta es una demanda que va en incremento; tenemos que atenderla porque no hay un decremento, por el contrario, conforme va avanzando el tiempo las enfermedades crónico degenerativas como la diabetes, la hipertensión, van en incremento”, expuso.

En el dictamen se establece la figura “del Presunto Donante”, para considerar donante de órganos a cualquier persona, salvo que por escrito haya expresado no serlo.

Es decir, que “habrá consentimiento presunto del donante cuando no haya manifestado su negativa a que su cuerpo o componentes sean utilizados para trasplantes”.

Te puede interesar: Morenista busca incluir en licencias de manejo si conductores quieren donar sus órganos en CDMX

Reyes Carmona señaló que, debido a la falta de donantes, hay mucha gente que se muere esperando un trasplante, y con la iniciativa se puede dar la posibilidad de atender a las 23 mil personas que tienen la esperanza de recibir un órgano.

Comentó que Salud tiene una propuesta para modificar el proyecto, por lo que confió que, en dos semanas, en el marco del Día Internacional del Órgano, que se conmemora el 15 de octubre, pueda ser retomada en San Lázaro.