La crisis al interior del PAN podría terminar en desbandada, ayer el diputado federal, Luis Fernando Salazar renunció para sumarse a la bancada de Morena en San Lázaro.

“Fueron dos décadas de militancia en Acción Nacional, dejo un partido rehén de sus propios actos, está sumido en una confusión que no le permite avanzar. Al ver que el PAN se dejó de comunicar con la ciudadanía, me voy con quien ha sabido escuchar a la gente. Me voy a Morena. Ya no voy a perder tiempo en pleitos que ocurren en el PAN”, anunció el legislador en una entrevista radiofónica.

El exsenador renunció a 23 años de militancia en Acción Nacional, a través de redes sociales publicó una carta dirigida a la presidenta estatal albiazul en Coahuila, María Eugenia Cazárez Martínez, en la que reconoce con tristeza que el PAN se ha convertido en rehén de sus propios actos, sumido en la confusión y que por eso no puede avanzar.


“No puedo ser consecuente con un partido que desde su crisis organizacional desdibuja la oposición que el país merece, siendo sordo al mandato de cambio que han exigido los ciudadanos y empujado a quiénes tenemos una responsabilidad frente a la gente, a permanecer en el silencio a expensas de la defensa de lo que uno cree. Por esta razón, presento mi renuncia formal al Partido Acción Nacional”

Fernando Salazar

Diputado federal

A mediados de enero del año pasado, Salazar Fernández denunció que el PAN en Coahuila se había fracturado en la busca de la candidato a la gubernatura.

El exsenador buscaba la gubernatura de la entidad pero al negársela culpó de farsa el método de selección del aspirante por lo que acusó al entonces presidente nacional Ricardo Anaya y al secretario albiazul, Damián Zepeda de querer imponer a Guillermo Anaya.

“Ha existido una farsa en la que se han seguido una serie de reglas que han imposibilitado la competencia entre los candidatos, y le han dado preferencia a una encuesta que ha estado manipulada para favorecer a un candidato”, expuso en aquel entonces Salazar.