¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
Nacional

Inseguridad

Diferendos diplomáticos

Luis Herrera

La criminalidad en el estado no distingue entre sus oriundos y los que no lo son, lo que puede hacer de Jalisco una tierra muy hostil. 

Según los registros de la Fiscalía General del Estado, los gobiernos de otras naciones entablaron comunicación con sus agentes en 21 hechos de homicidios, desapariciones y secuestros con 26 extranjeros victimizados, en el periodo de 2007 a 2015. 

En esta interacción con la Fiscalía esos gobiernos foráneos han solicitado información de los expedientes o incluso copia de los mismos. 


Abr 5, 2016
Lectura 7 min

"Protesta enérgica por parte del Gobierno de Jalisco (...) a la brevedad se nos dé información clara”

- Gobierno de Jalisco

tras la muerte de connacionales en Egipto

Hay un par de sucesos destacables de extranjeros victimizados en Jalisco en los que la Fiscalía no reporta la existencia de alguna interacción con las representaciones de sus países

La criminalidad en el estado no distingue entre sus oriundos y los que no lo son, lo que puede hacer de Jalisco una tierra muy hostil. 

Según los registros de la Fiscalía General del Estado, los gobiernos de otras naciones entablaron comunicación con sus agentes en 21 hechos de homicidios, desapariciones y secuestros con 26 extranjeros victimizados, en el periodo de 2007 a 2015. 

En esta interacción con la Fiscalía esos gobiernos foráneos han solicitado información de los expedientes o incluso copia de los mismos. 

Entre los casos más graves en el reporte de Fiscalía está el ataque al bar Butter Club, en Guadalajara, el 12 de febrero de 2011, donde un grupo criminal lanzó una granada que dejó seis muertos, cuatro de estos venezolanos y un colombiano, además de 37 heridos. 

Las representaciones de Venezuela y Colombia entraron en contacto con la entonces Procuraduría, que el 4 de octubre de 2011 anunció la detención de una célula de La Resistencia, aliada de Los Zetas, como responsable del multihomicidio. 

Otro hecho en el informe donde también se señaló un vínculo con el crimen organizado fue el homicidio de un par de canadienses el 27 de septiembre de 2009, en Puerto Vallarta, Gordon Douglas Kendall y Jeffrey Ronald Ivans. 

 Pero otras de estas víctimas extranjeras lo fueron por una delincuencia más común aunque no menos sórdida. El 9 de febrero de 2014, la escritora Nina Discombe, y su esposo, Edward Kular, de 68 y 84 años, canadienses, fueron asesinados salvajemente en medio de la apacibilidad ribereña de Ajijic, en Chapala. 

Ese domingo el jardinero los encontró sin vida en su casa saqueada, habían sido golpeados con una escultura de madera y acuchillados. Todo por 7 mil 600 pesos, tarjetas y algunos enseres como una aspiradora y una máquina de costura. 

El Gobierno de Canadá estuvo al tanto de la indagatoria, se detuvo a un albañil como el responsable; su hermano, también involucrado, está prófugo. 

La bienvenida

De estos 21 casos donde oficinas diplomáticas han intervenido, 19 refieren a homicidios de 24 extranjeros: nueve hombres estadounidenses; seis hombres y una mujer canadienses; un ruso, un inglés; un hombre y una mujer de Colombia; un hombre y tres mujeres de Venezuela. 

Estos ocurrieron en Guadalajara (seis), Puerto Vallarta (13), Chapala (dos), (y con uno) Cihuatlán, Tlaquepaque y Zapopan. Los dos hechos restantes son una desaparición y un secuestro exprés. 

La desaparición se dio en mayo de 2009, en Mascota, del colombiano Jeduart García Angarita, junto a Guillermo Maldonado, sinaloense, quienes se dedicaban a la venta de libros. El 29 de julio la Procuraduría dijo que había encontrado el auto en el que habían sido “levantados”, en su cajuela había cuatro rifles de asalto y 250 tiros útiles. 

Mientras que el secuestro pasó en Zapopan, el 29 de enero de 2015, la víctima fue un colombiano de 34 años.   

La impunidad tampoco reconoce nacionalidades. Solo en seis de los hechos totales hay detenciones (11 sujetos), no en los 15 restantes. 

El chef y la modelo

Hay un par de sucesos destacables de extranjeros victimizados en Jalisco en los que la Fiscalía no reporta la existencia de alguna interacción con las representaciones de sus países: 

La desaparición del chef argentino Federico Tobares, de 37 años, el 5 de junio de 2013 en Zapopan; y el homicidio de Daisy Ferrer, la modelo venezolana de 25 años cuyo cuerpo fue hallado el 18 de diciembre de 2012 en un canal pluvial de Guadalajara.  

Sobre Tobares indica: “De las actuaciones que integran la averiguación se advierte que no hay comunicado oficial entre esta autoridad y el gobierno de Argentina”. 

La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) tampoco encontró comunicación con Argentina sobre Tobares, según su oficio UDE-0004/2016, del 6 de enero pasado. 

El único trámite sobre el chef en la SRE está en su Dirección de Asuntos Jurídicos, pero es de la PGR: “Encontrándose que se recibió una solicitud de asistencia jurídica internacional formulada por la PGR, relacionada con el señor Federico Tobares”, es el oficio CI-10216, del 12 de febrero pasado. 

Sin embargo, su contenido está reservado pues “la información que proporciona la PGR para la formulación de solicitudes de asistencia jurídica internacional es aquella que fue obtenida de las averiguaciones”. Esto evidencia, empero, que la PGR también indaga su paradero. 

Sobre la modelo, el 13 de octubre de 2015 la Comisión Nacional de Seguridad atribuyó su muerte a Daniel Quintero Riestra, jefe del Cártel Jalisco Nueva Generación en Guadalajara, ya detenido. 

Alrededor de este hecho han surgido denuncias sobre la existencia de redes de trata para la obtención y explotación de mujeres, particularmente de Venezuela, en giros de la ciudad, pero siguen sin merecer una investigación seria u operativo de Fiscalía.  

Egipto: Solo palabras

En el ámbito de los diferendos diplomáticos de Jalisco con el mundo resalta la solicitud del gobernador, Aristóteles Sandoval Díaz, del 18 de septiembre de 2015, cinco días después del ataque que dejó a ocho turistas mexicanos sin vida en Egipto, seis eran jaliscienses. 

Dijo ese día: “Y aquí dejar una protesta enérgica por parte del Gobierno de Jalisco, haciendo un llamado a que a la brevedad se nos dé la información clara, se tomen acciones diplomáticas radicales, desde el rompimiento de relaciones con el gobierno egipcio hasta llegar a la separación de los embajadores”. 

Ese reclamo, sin embargo, quedó en meras palabras ante los medios, pues nunca se presentó ante la SRE. 

El 30 de noviembre de 2015, la SRE informó que el único comunicado que recibió del Gobierno estatal sobre el ataque fue un mail del 14 de septiembre, de una burócrata de nivel bajo, Mariana Márquez Laureano, coordinadora de Atención a Jaliscienses en el Exterior, de la Secretaría de Desarrollo e Integración Social (Sedis), dirigido a Jorge Álvarez Fuentes, embajador mexicano en Egipto: 

“…aprovecho para reiterarle mi deseo de coadyuvar con la Embajada que se encuentra bajo su honorable cargo, a fin de satisfacer en medida de lo posible las necesidades que la comunidad jalisciense requiere”. 

“El Gobierno de Jalisco y la Sedis (…) condena de manera enérgica el grave incidente ocurrido en Egipto (…) quedo a su entera disposición para brindar todo el apoyo que sea necesario en caso de que los nacionales mexicanos internados en el hospital y/o fallecidos sean originarios de Jalisco”. 

A la Secretaría Particular de la canciller Claudia Ruiz Massieu tampoco llegó el reclamo del gobernador:

“Esta Secretaría no cuenta en su archivo con comunicaciones enviadas al Gobierno de Jalisco, y tampoco con comunicaciones recibidas por parte del Gobierno de dicho Estado, relativas al ataque que sufrieron turistas mexicanos en Egipto”, es el oficio UDE-6699/2015 vía transparencia.


Notas relacionadas

Dic 3, 2020
Lectura 5 min

Oct 12, 2020
Lectura 9 min

Inseguridad

Estafas y extorsión aliadas con tecnología

Julio Ramírez


Oct 12, 2020 Lectura 9 min

Ago 10, 2020
Lectura 6 min

Ago 10, 2020
Lectura 5 min

Inseguridad

Justicia y violencia por mano propia

Eduardo Buendia


Ago 10, 2020 Lectura 5 min

Comentarios