70

por ciento de la estructura del nosocomio resultó dañada, de acuerdo con el jefe de Gobierno capitalino Miguel Ángel Mancera


"Mi reconocimiento a todos los cuerpos de emergencia por su heroica labor, agradezco especialmente a los vecinos por su solidaridad"

Miguel Ángel Mancera

Secretario de Gobierno del DF

Después del golpe sordo, siguieron las enormes llamas; el característico sonido de las patrullas y las sirenas.

Todo fue conmoción. Del Hospital Materno Infantil de Cuajimalpa se escapaban gritos y llantos.

Una pipa de la empresa Gas Express Nieto, cargada al 85 por ciento de su capacidad, sembró el pánico y la muerte.

Una mujer de 25 años y un bebé de tres semanas de nacido fueron las primeras víctimas. Eran 110 personas registradas en el hospital al momento de la explosión.

En la Zona Metropolitana de la Ciudad de México, el negocio de distribución de gas lo disputan 45 empresas, entre las que Gas Express Nieto de México es una de las más poderosas.

Dichas firmas operan 60 plantas de almacenamiento y 400 estaciones de carburación, algunas de los cuales se ubican en medio de asentamientos habitacionales, pese a que lo prohíbe la ley.

De acuerdo con la asociación civil, Ciudad Segura, que encabeza José Luis Luegue Tamargo, esas firmas se oponen a las tecnologías que apuestan a la innovación tecnológica que apunta al gas entubado.

Ellos persisten en la operación y distribución de gas bajo el arcaico sistema a través de 3 mil 800 camiones de reparto portátil y 2 mil 700 de reparto estacionario (pipas).

Ayer una de esas pipas explotó cuando abastecía el Hospital Materno Infantil de Cuajimalpa, la única delegación gobernada por el PRI en el Distrito Federal.

Y pese a las reiteradas tragedias protagonizadas por las empresas de distribución de gas, la propuesta de entubar el suministro a los hogares y negocios sigue frenada.

El servicio de gas entubado se proporciona a solo el 17 por ciento de usuarios del mercado en el Distrito Federal, un estimado de 400 mil usuarios.

“Por eso la urgencia de una política pública que promueva la distribución de gas por tubería, directamente a los domicilios”, advierte la organización Ciudad Segura a través de un comunicado que difundió ayer, luego de la explosión en el hospital.

La iniciativa no va en el sentido de sacar del mercado a las firmas que actualmente compiten, busca que estas transformen sus prácticas a fin de garantizar una distribución e instalaciones seguras que eviten que se repitan las explosiones con resultados mortales.

Mancera promete sanciones

Pese a los accidentes protagonizados por su personal, la empresa Gas Express Nieto ha sorteado las sanciones por parte de las autoridades bajo el argumento de que su papelería está en regla y que los percances son debido a errores humanos.

Sin importar colores ni partidos, la tragedia de ayer unió por momentos a gobiernos y gobernantes que se movilizaron en la zona que lució devastada después de la explosión.

Después de controlar la situación de emergencia en el Hospital Materno Infantil de Cuajimalpa, el jefe de Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera, anunció que buscará que la empresa se haga responsable de la reparación del daño a los familiares de las víctimas.

La Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) inició la averiguación previa por los hechos.

El titular de la PGJDF, Rodolfo Ríos Garza informó que se investiga una posible negligencia por parte de los trabajadores que operaban la pipa de gas, quienes al parecer no habrían cerrado una válvula por la que se registró la fuga.

Pese a que esperarán los resultados de los dictámenes periciales, el procurador capitalino adelantó que cuando los empleados subieron al primer nivel para surtir al hospital, se dieron cuenta que de la válvula conectada a la unidad salía gas, por lo que reportaron la emergencia a los bomberos de la capital.

Ayer mismo, las autoridades detuvieron por presunto homicidio y lesiones culposas a tres trabajadores de Gas Exprés Nieto: Julio César Martínez; Carlos Chávez y Salvador Alatorre.

Otros accidentes

Gas Express Nieto está entre las cuatro mayores distribuidoras de gas en el país y tiene presencia en 15 estados, entre ellos Estado de México, Guanajuato, Guerrero, Hidalgo, Jalisco, Morelos, Nuevo León, Puebla, Querétaro, San Luis Potosí, Veracruz y DF. La empresa, fundada en 1939, tiene en su historial otros accidentes:

18 diciembre de 2012

> Una pipa de Gas Express Nieto se quedó sin frenos y chocó contra un poste de luz en la colonia El Tanque, delegación Magdalena Contreras, lo que provocó una fuga en el tanque del vehículo. Un jardín de niños y diversos establecimientos de la zona tuvieron que ser evacuados. No hubo víctimas.

18 de junio de 2013

> La Autopista México-Puebla también ha sido testigos de los aparatosos accidentes protagonizados por la empresa. Un camión  cargado con al menos 40 mil litros de gas volcó sobre carriles laterales de la carretera. Aunque obstruyó el tráfico, no dejó personas lesionadas.

29 de julio 2014

> Un chofer de la compañía pasó un tope muy alto sin precaución cuando transitaba por la colonia Cerrito Colorado, en Querétaro, aflojando la válvula de la pipa. Después chocó contra un poste; la flama originada alcanzó unos 50 metros a la redonda. Una niña, su mamá y un adulto murieron por la explosión. También hubo ocho personas lesionadas, cinco vehículos quemados y 150 personas evacuadas.

31 Julio de 2014

> En Guanajuato la carretera Panamericana fue cerrada por más de cinco horas luego de que una pipa de la misma compañía se volcó en el municipio de Apaseo el Alto.

Sigue leyendo…

> Todo cimbró Por Hidalgo Neira