Ricardo “N”, conocido como “El Pony”, fue detenido por elementos de la Fiscalía General de Justicia capitalina (FGJCDMX) luego de que un vecino lo exhibió al torturar y asesinar con un hacha a varios cachorros recién nacidos en la alcaldía Gustavo A. Madero.

En el video que circula en redes sociales, se observa al sujeto atacando a los perritos frente a su madre, quien mira la escena asustada.

Tras la denuncia, tanto la Fiscalía como la Brigada de Vigilancia Animal de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) y agentes de la Policía de Investigación (PDI) ejecutaron una orden de cateo en el domicilio del infractor, ubicado en la colonia Compositores Mexicanos, informó la FGJCDMX.

En el operativo, los uniformados lograron rescatar a siete perros, entre ellos, la madre de los cachorros asesinados y otros tres canes que sobrevivieron a la agresión; así como a dos patos, todos ellos posiblemente víctimas de maltrato.

Los animales rescatados, fueron la hembra de raza criolla color café y de talla mediana, con sus tres cachorros; una hembra de raza pitbull blanca; un macho Cocker Spaniel inglés, mediano; un perro de raza criolla mediano y una pareja de patos, macho y hembra.

Los perros fueron resguardados por un Centro Médico Veterinario en la colonia Popotla de la alcaldía Miguel Hidalgo; mientras que las aves quedaron bajo el cuidado del personal de la Brigada de Vigilancia Animal de la SSC.

Las autoridades localizaron restos de uno de los cachorros asesinados, semienterrados en el patio del domicilio; los cuales fueron embalados y trasladados a la agencia del Ministerio Público para continuar las indagatorias.

Ricardo “N” fue detenido y quedó a disposición del Ministerio Público por su presunta participación en el delito de actos de maltrato o crueldad contra animales no humanos.

El sujeto podría pasar de dos a cuatro años de prisión y pagar de doscientos a cuatrocientos días de multa, según lo estipulado en el capítulo V del Código Penal de la CDMX.


“Al que cometa actos de maltrato o crueldad en contra de cualquier especie animal no humana provocándole la muerte, se le impondrán de dos a cuatro años de prisión y de doscientos a cuatrocientos días multa, así como el aseguramiento de todos los animales que pudiera tener bajo su cuidado o resguardo”.

Además, las penas se aumentarán en una mitad si el infractor utilizara métodos que provoquen grave sufrimiento al animal previo a su muerte; es decir, “todos aquellos que llevan a una muerte no inmediata o prolonguen la agonía del animal”.

Te puede interesar: Policías podrán entrar a domicilios por casos de maltrato animal en la CDMX