Una familia fue detenida por elementos de la Guardia Nacional por haber dado un “aventón” a un grupo de haitianos, a quienes ayudaron a llegar al municipio de Reynosa, Tamaulipas, después que les pidieron ayuda.

De acuerdo con Jesús Cantú y Jesús de León, sus familiares actuaron de buena voluntad para ayudar a los haitianos; pero, al llegar a la ciudad fronteriza un retén de la Guardia Nacional les marcó el alto.

Los mexicanos se detuvieron y obedecieron las indicaciones debido a que consideraban que no habían cometido ningún delito; pero los elementos de seguridad bajaron a todos los de la unidad, también a los migrantes.

En ese momento, se detuvo a dos mexicanos residentes de San Fernando, quienes fueron puestos bajo arresto por presunto tráfico de ilegales.

Sin embargo, fueron los propios haitianos quienes explicaron que no se les había cobrado dinero por ayudarlos a llegar a Reynosa sino que habían actuado de buena voluntad.

Pese a ello, los dos jóvenes mexicanos fueron trasladados a las instalaciones de la Fiscalía General de la República (FGR), donde se encuentran incomunicados y ha provocado que su familia se encuentre preocupada.

De hecho, los familiares indicaron que desconocían el estado físico en el que se encuentran ambos jóvenes; además que detallaron que se les detuvo con engaños.

Por esta situación es que el presidente de Justicia de Tamaulipas, Geovanni Barrios Moreno, señaló que en su calidad de abogado tomó el caso al acudir a las oficinas de la FGR en Reynosa para apoyar legalmente.

Lee: Haitianos son los migrantes mas discriminados