¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
Nacional
imagen principal

Transición2018

Desigualdad, ¿brecha interminable?

Eduardo Buendia

En México más de 50 millones de personas viven en situación de pobreza. El futuro gobierno federal deberá tener como prioridad igualar los ingresos de los mexicanos y mejorar su calidad de vida


Jul 30, 2018
Lectura 7 min
portada post

El gobierno federal que encabezará Andrés Manuel López Obrador tendrá como uno de sus principales retos el contener y erradicar la amplia desigualdad que se vive en el país.

Para el secretario ejecutivo del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), Gonzálo Hernández Licona, este deberá contar con una coordinación estratégica entre las dependencias de gobierno encargadas de reducir la pobreza y atender problemas específicos, como el caso de las secretarías de Desarrollo Social, de Economía, de Educación Pública o de Salud.

53.4 millones de mexicanos vivían en situación de pobreza en 2016, según el Coneval

Hasta hace dos años en México vivían 53.4 millones de personas en situación de pobreza; es decir, el 43.6 por ciento de la población total, según el Coneval.

En un rotundo contraste, la organización Oxfam reveló en un informe del 2017 que en el 1 por ciento de la población mexicana se concentra el 28 por ciento de la riqueza total del país. Esta comparativa deja al descubierto la amplia brecha de desigualdad que existe.

1% en México concentra un tercio de la riqueza total del país, según Oxfam

El gobierno del actual sexenio promovió programas sociales como la Cruzada contra el hambre o el Prospera, los cuales tuvieron un efecto en la reducción de la pobreza a nivel nacional, pero que no fue suficiente para contener el problema en zonas de mucha marginación como en el estado de Chiapas y Oaxaca, donde la tendencia fue contraria y aumentó el número de personas pobres.

Los efectos sociales de la desigualdad son diversos, entre ellos se encuentran que se reducen el capital social y los niveles de confianza entre los ciudadanos.

9.4 millones de personas vivían en pobreza extrema en México en 2016

Incluso, la desigualdad tiene implicaciones en el funcionamiento de la democracia, ya que la concentración de los recursos económicos en las élites hace que estas puedan influir en las agendas de los gobiernos o los partidos políticos, según el Informe de Desigualdades 2018, elaborado por el Colegio de México.

El gobierno que encabezará López Obrador considera tres ejes en sus propuestas para reducir la desigualdad: el económico, el social y la brecha de género entre hombres y mujeres

Para el Coneval existen diversas dimensiones que ocasionan los altos índices de pobreza en el país, que se convierten a la vez en las claves en las que el nuevo gobierno debe enfocarse, y son el mejorar el ingreso a las familias, que las personas pobres tengan acceso a la seguridad social, a los servicios de salud, a la educación, a la alimentación, a la calidad de la vivienda y sus servicios.

La propuesta del próximo gobierno

En el proyecto de nación que previamente presentó la coalición ‘Juntos Haremos Historia’ que abanderó a López Obrador en la elección presidencial, se mencionan tres tipos de desigualdades que deben atenderse: la económica, la social y la brecha de género.

Entre las medidas que el futuro gobierno federal busca implementar se encuentran la reasignación adecuada del gasto público, ejercerlo de manera más eficiente con base en la reducción de la corrupción.

También se mencionan la promoción de proyectos de infraestructura que detonen la reactivación económica, así como la redistribución del presupuesto para que contribuya al crecimiento y desarrollo económico armónico entre regiones sociales.

En el tema social, se han sugerido la inclusión de todos los jóvenes en programas educativos o laborales, la protección de los derechos de las mujeres, los pueblos indígenas, los adultos mayores, niños y otros grupos vulnerables.

En torno a la desigualdad de género, el proyecto del ganador de la Presidencia asegura que se eliminarán las brechas entre hombres y mujeres, y con ello los obstáculos que enfrenta el género femenino en todos los ámbitos para avanzar en su autonomía. Además, señala que se asegurará la integridad física y emocional de las mujeres.

Las claves, según Coneval

El secretario ejecutivo del Coneval, Gonzalo Hernández Licona, considera que entre las propuestas que ha emitido ese consejo para que la pobreza sea un fenómeno que se contenga y posteriormente se erradique, depende de generar la coordinación entre diversos entes de gobierno, debido a que la pobreza es un problema multidimensional.

“Empezaría por algo muy pragmático y muy concreto, que es generar una estrategia de coordinación para abatir la pobreza, con los programas que se tienen, incluso (…) Si las dependencias como Sedesol (Secretaría de Desarrollo Social), Salud, Economía, si cada una de ellas se hace responsable de una de las dimensiones de la pobreza, va a ser contundente y más rápido reducirla y también a la pobreza extrema a su mínima dispersión”, explica el secretario ejecutivo.

En la Evaluación de la Política de Desarrollo Social 2018 realizada por el Coneval, se emitieron tres recomendaciones generales que pueden ser una guía para el próximo gobierno en su atención a los retos en tema de pobreza y en el ejercicio de los derechos sociales de la población.

El Coneval sugiere que el combate a la pobreza debe contar con un esquema de protección social universal que propicie reducir las brechas más urgentes

La primera de ellas consiste en perfeccionar las estrategias entre dependencias relacionadas a reducir la pobreza y gobierno federal, poniendo atención especial a reducir el hacinamiento, brindar educación básica completa a las personas adultas e incrementar servicios como el agua y el drenaje.

La segunda propuesta tiene que ver con que la política de desarrollo social se enfoque en el acceso efectivo de los derechos como mecanismo principal y con ello se disminuyan las brechas económicas y sociales que todavía se observan en grupos sociales, a fin de que se genere una igualdad de oportunidades para el futuro.

La implementación de un esquema de protección social universal es la tercera propuesta, con el propósito de que se reduzcan las brechas más urgentes y se promueve más igualdad en el tema de acceso a servicios básicos para toda la población.

Hernández Licona asegura que con el respaldo que el amplio apoyo que tuvo el próximo gobierno federal en las urnas, podría integrar las propuestas que el Coneval ha puesto sobre la mesa en pro de combatir la pobreza que existe en el país.

No obstante, afirma que los resultados podrán verse al paso del tiempo después de ver los programas sociales que ponga en marcha el nuevo gobierno.

“Es muy difícil hablar de la estrategia contra la pobreza del siguiente gobierno porque todavía no está muy clara. Todavía no es momento de que eso suceda porque aún no toma posesión, ni siquiera hay un plan de desarrollo”

- Gonzalo Hernández Licona

Secretario Ejecutivo del Coneval


Notas relacionadas

Dic 5, 2018
Lectura 1 min

Dic 5, 2018
Lectura 7 min

Transición2018

El último gobierno perredista

Icela Lagunas


Dic 5, 2018 Lectura 7 min

Dic 4, 2018
Lectura 3 min

Dic 1, 2018
Lectura 4 min

Transición2018

La fiesta de AMLO en el Zócalo

Laura Islas y Eduardo Buendía


Dic 1, 2018 Lectura 4 min

Comentarios