La Mesa Directiva de la Cámara de Diputados desechó llevar al Pleno el dictamen para decidir el desafuero de Tarek Abdalá, extesorero de Javier Duarte en el Gobierno de Veracruz, y de Alberto Silva Ramos, quien fuera coordinador de Comunicación Social del exgobernador.

En una carta dirigida al presidente de la Sección Instructora, el priísta Ricardo Ramírez Nieto -de la que Reporte Índigo tiene copia-, el presidente de la Mesa Directiva, el priísta Jorge Carlos Ramírez Marín, le informa que los asuntos solo pueden pasar al Pleno cuando cuentan con el voto de la mayoría de los integrantes de una Comisión.

“Los proyectos de dictamen de la Sección Instructora y los de las comisiones encargadas de resolver asuntos relacionados con imputaciones o fincamiento de responsabilidades, así como de juicio político y declaración de procedencia, solo pasarán al Pleno si son votados por la mayoría de los integrantes respectivos”, explica Ramírez Marín en la misiva.

La carta está fechada el 17 de octubre pasado, y en ella se establece que al no cumplir este supuesto, se devuelven a la Sección Instructora.

El 12 de octubre pasado, la Sección Instructora votó los dictámenes que decidían el desafuero de Abdalá y Silva y hubo un empate en la votación.

El presidente presentó los dictámenes en sentido negativo, afirmando que no había elementos para el desafuero, a pesar de que se les acusa del desvío de miles de millones de pesos; en el caso de Abdalá, la Fiscalía de Veracruz lo acusa de desviar 23 mil 156 millones de pesos.

A favor de desechar las solicitudes de desafuero votaron los priistas Ricardo Ramírez Nieto y Sandra Méndez; en contra estuvieron los opositores Juan Pablo Piña, del PAN, y Omar Ortega, del PRD.

La votación se repitió tres veces, tal como marca la ley, y las tres veces hubo empate.

Ramírez Nieto dijo en esa ocasión que con el empate, ya no procedería el desafuero de ambos exfuncionarios veracruzanos; en cambio, Piña y Ortega exigieron que el asunto se remitiera a la Mesa Directiva para que se discutiera en el Pleno, petición que fue desechada por la Mesa.

La Ley Orgánica del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos señala, en su artículo 45 numeral 7, que las comisiones tomarán sus decisiones por mayoría de votos y, en caso de empate, el asunto será resuelto en definitiva por el Pleno.

Sin embargo, ese mismo numeral establece que en el caso de los proyectos de dictamen de la Sección Instructora, solo pasarán al Pleno si son votados por la mayoría de sus integrantes.