Desde hace casi dos años, cada vez hay más personas que ingresan a las cárceles de la Ciudad de México. Aunque a partir del 2011 se había registrado una baja en el número de presos, en el 2020 esa cifra comenzó a crecer.

Por ejemplo, en el 2019 se registraron 24 mil 702 presos, pero en el 2020 el número creció a 26 mil 148, y hasta el pasado 28 de mayo a 26 mil 765, de acuerdo con datos de la Subsecretaría de Sistema Penitenciario de la Ciudad de México.

Las cifras indican que del total, 25 mil 175 son hombres y mil 590 son mujeres. De ese número, 8 mil 639 están procesados y 18 mil 126 ya están sentenciados. Mientras que 24 mil 222 se encontraban en prisión por delitos del fuero común y 2 mil 543 por delitos del fuero federal.

26,765

presos en total había recluidos en la CDMX

Los principales delitos por lo que las personas están en las prisiones en la Ciudad de México son por robo simple, robo calificado, lesiones, homicidio y contra la salud. Tan solo esos cinco ilícitos representan el 85.99 por ciento del total.

El 14.01 por ciento de la población penitenciaria restante se encuentra recluida por crímenes como delitos sexuales, privación ilegal de la libertad, portación ilegal de armas de fuego y explosivos, delincuencia organizada, extorsión y feminicidios.

De acuerdo con el doctor en Derecho, Gonzalo Levi Obregón Salinas, profesor de posgrado en la FES Acatlán de la UNAM, esto puede deberse a varios factores, como la pobreza y a la falta de capacitación o preparación del Poder Judicial federal o local, para quien es más fácil emitir una sentencia.


“Pareciera más fácil sancionar o condenar, más aún que en la cárcel se genera un sistema económico importante porque ahí pareciera que no hay una reforma en cuanto a la conciencia de las personas”

Gonzalo Levi Obregón Salinas

Doctor en Derecho de la FES Acatlán de la UNAM

El académico también dice que otro de los temas importantes que se debe de tener en cuenta es la política pública que en México cambia cada seis años y por eso es difícil darle continuidad a las estrategias para la educación y abatir la pobreza.

Incremento de presos en todo el país

A nivel nacional, el número de personas privadas de su libertad también se ha incrementado en los últimos años después de un descenso constante, indican las cifras más recientes del Cuaderno Mensual de Estadística Penitenciaria Nacional, con fecha de marzo de 2021.

En el periodo que abarca de 2011 a marzo de 2021, el 2014 ha sido el año con mayor población penitenciaria al registrar 255 mil 638 presos, después de lo cual hubo una disminución paulatina hasta el 2018, cuando se registraron 197 mil 988 personas recluidas. Sin embargo, desde 2019, el número de presos volvió a aumentar.

También puedes leer: Por un nuevo modelo del sistema penitenciario

Hasta marzo de 2021, la población total en penales estatales y federales era de 219 mil 117, con 206 mil 765 hombres y 12 mil 352 mujeres, el 94.36 por ciento y el 5.64 por ciento, respectivamente.

La entidad con más personas privadas de la libertad era el Estado de México, con 33 mil 391 reclusos; seguida de la Ciudad de México, con 26 mil 897; y Jalisco, con 13 mil 506. En cuarta posición estaba Baja California, con 12 mil 749; y en quinta Puebla, con 8 mil 878.

Tras las rejas en la pandemia

La población penitenciaria ha sido una de las más afectadas por la pandemia de COVID-19 en todo el país, pero sobre todo en la Ciudad de México.

De acuerdo con el mapa penitenciario COVID-19 de la organización AsíLegal, hasta el 19 de mayo de 2021 se han registrado 4 mil 451 contagios, 357 fallecimientos, 23 incidentes de violencia, 3 mil 984 libertades otorgadas y 20 mil 173 vacunas aplicadas a nivel nacional.

También puedes leer: Con COVID-19 en los centros penitenciarios

Además, los datos revelan que los contagios y los fallecimientos no solo son de quienes están tras las rejas: también han alcanzado a quienes trabajan ahí. Por ejemplo, de las 4 mil 451 infecciones, 514 fueron de custodios o personal que labora en esos lugares; mientras que de las 357 muertes registradas, 73 fueron de empleados.

El mapa de AsíLegal indica que la Ciudad de México es la entidad federativa donde más contagios acumulados han ocurrido en las prisiones, con un total de mil 818 personas entre presos y custodios; y 59 fallecimientos, entre ambas poblaciones.

25,175

presos son hombres

En su sexto balance, publicado el 3 de marzo pasado, la organización refiere que las cifras —obtenidas a partir del monitoreo de medios locales y nacionales, así como a de solicitudes de acceso a la información— son mayores que las reportadas por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), quien hasta el 2 de marzo tenía registrados 3 mil 309 contagios y 251 decesos.

También puedes leer: Las otras pandemias en las cárceles de México

AsíLegal señala que la falta de transparencia ya existía desde antes de la contingencia sanitaria y se agudizó durante la misma, lo cual generó violencia al interior, protestas al exterior, angustia en familiares y alarma para el respeto de los derechos humanos en el país.

“Las personas privadas de la libertad han adolecido como ningún otro grupo poblacional los estragos de la pandemia. Se les quitó el trabajo, la salud, el acceso a las visitas familiares, visitas íntimas y el simple hecho de salir a tomar el sol.

1,690

presos son mujeres

“Y, aún así, el esquema de vacunación mencionado por Hugo López-Gatell, el pasado 2 de febrero, solo contempló a las personas mayores de 60 años. Esto no es suficiente y, a largo plazo, es dañino para el resto de la población”, señala.