¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
CDMX
imagen principal

Presupuesto2021

Descentralizar el presupuesto para las alcaldías

David Martínez

Académicos y diputados locales llaman al Gobierno de la Ciudad de México a descentralizar el presupuesto para reducir la inequidad en la asignación de los recursos destinados a las alcaldías


Nov 13, 2020
Lectura 5 min
portada post

El presupuesto de la Ciudad de México para 2021 debe descentralizarse para garantizar una verdadera equidad en la designación de recursos.

A días de que comience la discusión del presupuesto del próximo año en el Congreso local, académicos y legisladores llaman a eliminar el hábito de aprobar sin modificaciones lo que el Gobierno central manda como propuesta de recursos a ejercer.

Apenas el 11 de noviembre pasado, la Cámara de Diputados federal aprobó el presupuesto del país para el ejercicio fiscal de 2021.

Mientras que a nivel local, durante noviembre se llevarán a cabo mesas de trabajo entre el Congreso y las alcaldías, así como los órganos autónomos y descentralizados, para definir el proyecto de egresos de 2021.

El 30 de noviembre, la jefatura de Gobierno tiene que mandar su propuesta para que a más tardar el 15 de diciembre esté aprobada la ley fiscal y el proyecto de egresos de 2021.

Por ello, las fuentes consultadas piden que el Congreso y el Gobierno local trabajen en un propuesta que responda a las necesidades de la capital y no sea aprobada sin estudiarse a fondo junto con la ciudadanía.

La desigualdad en la capital se puede ver desde la cantidad de recursos que se le asignan a una alcaldía, dice Artemisa Montes Sylvan, directora del Observatorio Mexicano de la Crisis y académica de la Universidad La Salle.

El presupuesto, además de ser un reflejo de la desigualdad, es una muestra de la centralización que existe en la designación de los recursos, menciona.

Desde el manejo del presupuesto se ve que se mantiene el centralismo en la designación de recursos y es uno de los principales problemas de las alcaldías

- Artemisa Montes Sylvan

Directora del Observatorio Mexicano de la Crisis

Por habitante, Iztapalapa recibe menos presupuesto al año que Miguel Hidalgo, aún cuando esta última es una de las demarcaciones que menos carencias tiene.

En 2020, Iztapalapa recibió 6 mil 11 millones 58 mil pesos, lo que la convirtió en la alcaldía con más presupuesto; mientras que Miguel Hidalgo obtuvo 2 mil 472 millones 27 mil pesos.

“A simple vista parece que a Iztapalapa le fue mejor; sin embargo, per cápita Miguel Hidalgo tiene 50 por ciento más presupuesto”, explica.

Cuando se dividen los recursos asignados a Iztapalapa entre su número de habitantes, el presupuesto per cápita de cada ciudadano de la demarcación es de 3 mil 288 pesos.

En comparación, a cada habitante de Miguel Hidalgo, que tiene una población de 364 mil 439 personas, le corresponde un presupuesto de 6 mil 714 pesos, el doble que a Iztapalapa.

Esto, dice la especialista, es una consecuencia de designar el presupuesto de forma centralizada, pues anualmente el Congreso de la capital (anteriormente Asamblea Legislativa) aprueba la propuesta de proyecto de egresos enviada por la Jefatura de Gobierno sin cambios sustanciales.

Situación que también aumenta la brecha de desigualdad, pues Iztapalapa recibe menos presupuesto por habitante aún cuando es de las alcaldías más marginadas.

Aplicar la ley

Montes Sylvan afirma que para democratizar al presupuesto solo hace falta respetar la ley y romper el hábito de aprobar sin cambios la propuesta que envía el Gobierno central.

Explica que desde la entrada en funciones de las alcaldías en 2018, éstas tienen su concejo, que legalmente es el órgano recolector de las peticiones ciudadanas y con el que se debe construir el presupuesto a nivel local.

“La designación de recursos se debe hacer de abajo hacia arriba, desde los municipios o alcaldías hasta las secretarías y el Gobierno central, no al revés”, señala.

Las propuestas de recursos de los alcaldes deben ser estudiadas y discutidas por el Congreso durante las mesas de trabajo, como lo estipula la Constitución local.

De lo contrario, se estarán destinando recursos que no corresponden a la realidad de los habitantes de la ciudad.

Para terminar con esa tendencia, que viene desde el Gobierno federal, llama a los legisladores y a alcaldes en específico a trabajar en una propuesta de recursos para el 2021 conforme a la ley, con el estudio de las necesidades de la población y no solo ratificar la propuesta de la administración central.

Piden consultar presupuesto

Los legisladores de la ciudad deben instalar mesas receptoras de opinión para que los ciudadanos expresen sus necesidades y se vean reflejadas en el presupuesto del próximo año, dice Mauricio Tabe Echartea, coordinador de la bancada del Partido Acción Nacional (PAN), principal oposición al grupo parlamentario de Morena en el Congreso.

El 30 de noviembre, la jefatura de Gobierno tiene que mandar su propuesta para que a más tardar el 15 de diciembre esté aprobada la ley fiscal

El panista ha exhortado durante los últimos días al Gobierno de la Ciudad de México a democratizar el presupuesto para evitar que los recursos a ejercer en 2021 sean decididos por funcionarios que no tienen noción de las necesidades de los capitalinos.

“Que las voces de los vecinos sean escuchadas y que podamos incidir en algunas acciones en la obra pública del gobierno, la intención que podamos llevar la voz de los vecinos y el gobierno las inscriba en su programa operativo anual, que recoja la voz de los ciudadanos a través de los diputados”, menciona.

Por ello, dice Tabe Echartea, con la intención de que las alcaldías no sufran recortes excesivos por la crisis sanitaria de COVID-19 y se hagan las obras que las demarcaciones requieren, su grupo parlamentario presentará puntos de acuerdo para llamar al Congreso y a la Jefatura de Gobierno a integrar peticiones vecinales.

También puedes leer: Los estados pierden con el presupuesto


Notas relacionadas

Dic 1, 2020
Lectura 4 min

Comentarios