Andrés Manuel López Obrador, presidente electo de México, confirmó este viernes la desaparición de las oficinas que ProMéxico tiene en 47 ciudades del extranjero, las cuales tienen el objetivo de potenciar el comercio internacional.

En las últimas semanas, versiones periodísticas señalaban que el futuro presidente diría adiós a este organismo, una vez que asumen la Presidencia de la República el próximo 1 de julio, sin embargo, no se había pronunciado directamente.

De acuerdo con el portal de ProMéxico, su objetivo principal es promover “la atracción de inversión extranjera directa y las exportaciones de productos y servicios, así como la internacionalización de las empresas mexicanas para contribuir al desarrollo económico y social del país, y al fortalecimiento de la imagen de México como socio estratégico para hacer negocios”.

Este jueves, Marcelo Ebrard, futuro secretario de Relaciones Exteriores, confirmó la desaparición de ProMéxico e indicó que corresponderá a los embajadores mexicanos en el mundo ejecutar la promoción turística y comercial del país.

Durante su visita a Querétaro, AMLO detalló que con la desaparición de ProMéxico se ahorrarán recursos y se podrá invertir en desarrollo, creación de empleos, bienestar y para que haya paz y tranquilidad en el país.

Indicó que en la reunión privada que sostuvo con el gobernador de Querétaro, Francisco Domínguez, y autoridades locales, entregó el plan de su gobierno de para esta entidad que representa una inversión de cinco mil 459 millones de pesos.

Señaló además que el senador Gilberto Herrera solicitará licencia al Senado para ser el delegado federal en esta entidad, a fin de poner en marcha los programas propuestos y estará al pendiente de los avances.