Más de cinco mil trabajadores de la Cámara de Diputados fueron desalojados del Palacio Legislativo de San Lázaro luego de que se reportara que una manifestación se realizaría en las afueras del recinto.

Dicha concentración formaba parte de la convocatoria que se hizo en redes sociales para participar en un movimiento denominado “11.11 Luz para México”, en el que se invitaba a ciudadanos a encender velas y formar una cadena humana en repudio a la violencia que se vive en el país, y específicamente a la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa.

Sin embargo, la Mesa Directiva de San Lázaro y la secretaría general aprobaron el desalojo por la posibilidad de que acudieran grupos violentos a la reunión.

Los trabajadores abandonaron sus puestos de trabajo a partir de las 17:00 horas, dos horas antes de su horario de salida.

Alarmante historial

Desde la mañana de este jueves, la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal alertó sobre esta concentración que se realizaría en la Cámara de Diputados a las 19:00 horas.

El personal de la Cámara Baja decidió llevar a cabo el desalojo del Palacio Legislativo luego de los hechos que ocurrieron el sábado pasado, en los que un grupo de jóvenes identificados como anarquistas incendiara la puerta principal del Palacio Nacional.

Al interior de San Lázaro, las labores de seguridad fueron tomadas por más de 200 elementos de la Policía Federal, además del personal de resguardo, bomberos y urgencias médicas.

Al exterior, el cerco de seguridad corrió a cargo de elementos del Cuerpo de Granaderos de la Policía capitalina.

El esperado ataque de los grupos violentos no llegó. Solo algunas personas con velas hicieron acto de presencia en las inmediaciones del Palacio Legislativo.

El 19 de agosto de 2013 un grupo de maestros irrumpió en el Palacio Legislativo, causando destrozos en autos y mobiliario, y que dejó a varios policías heridos. Los daños fueron valuados en 4.5 millones de pesos.