Carlos Sarabia Camacho, diputado del PRI, se dijo en desacuerdo de quitarle el fuero a Sánchez


“Ojalá la justicia sea justa con esta mujer y si es culpable se le castigue; y si no, que se le pida una disculpa pública” 

Carlos Sarabia Camacho

Diputado del PRI y secretario de la Comisión de Defensa Nacional

Ayer, el destino alcanzó a Lucero Guadalupe Sánchez López, la diputada del Congreso de Sinaloa que perdió su fuero constitucional.

Acusada del delito de uso de documentos falsos que presuntamente utilizó para visitar en la prisión de El Altiplano a Joaquín “El Chapo” Guzmán, el 4 de septiembre del 2014, ahora Sánchez podrá ser puesta a disposición de las autoridades.

Erigida en Jurado de Procedencia, la Cámara de Diputados determinó que sí existen los elementos necesarios para que la llamada “Chapodiputada” sea investigada.

Con 414 votos a favor, 37 abstenciones  y cero en contra, el pleno cameral decidió que la Procuraduría General de la República (PGR) tiene suficientes elementos para proceder contra Sánchez López.

“Ha lugar a proceder penalmente en contra de la diputada del Congreso del estado libre y soberano de Sinaloa, Lucero Guadalupe Sánchez López, como consecuencia del procedimiento de Declaración de Procedencia solicitado en su contra por el Ministerio Público de la Federación, por su probable responsabilidad en la comisión del delito de uso de documento público falso.

“Queda expedita la facultad del Ministerio Público federal para ejercer la acción penal correspondiente en el momento que lo determine”, sentenció Jesús Zambrano, presidente de la mesa directiva.

Las abstenciones fueron 34 de la bancada de Morena; dos del PRD –Maricela Contreras Julián y Arturo Santana Alfaro; y de Carlos Sarabia Camacho, del PRI.

Lucero Sánchez no se presentó a la sesión de desafuero; en su lugar, sus tres abogados acudieron para defender su punto de vista.

El delito del que se le acusa a Sánchez López es considerado como no grave, por lo que podría enfrentar el proceso en libertad.

Acusan inconsistencias

“La ley debe ser como la muerte, que no exceptúa a nadie”, fue lo que dijo Arturo Ruiz Toribio, agente del Ministerio Público, al comenzar su exposición contra Sánchez López.

Ruiz Toribio, adscrito a la Unidad Especializada en Investigación de Terrorismo, Acopio y Tráfico de Armas de la Subprocuraduría Especializada de Investigación en Delincuencia Organizada (SEIDO), explicó que la diputada sinaloense ingresó a la cárcel de máxima seguridad con una credencial de elector y un acta de nacimiento a nombre de Devany Vianey Villatoro Pérez, de quien no se posee ningún registro oficial.

“Lucero Guadalupe Sánchez López sabía de la falsedad de la credencial toda vez que contenía su fotografía, pero a nombre de Devany Vianey Villatoro Pérez y aun así la usó para identificarse ante el personal de seguridad del Cefereso 1, Altiplano, vulnerando la veracidad, confianza y seguridad de las credenciales expedidas por el entonces Instituto Federal Electoral”, expuso en tribuna.

En la investigación, sostuvo el Ministerio Público, también quedó asentado que la licencia de conducir de Lucero Sánchez fue localizada en un vehículo Jetta que estaba estacionado en la cochera de una de las casas de donde escapó Joaquín “El Chapo” Guzmán, aquella que tenía un túnel debajo de la tina del baño.

Rubén Tamayo, abogado de Lucero Sánchez, acusó que hubo una serie de inconsistencias en las acusaciones que se realizaron contra la legisladora sinaloense, como que no se tuvo plena certeza de que ella y Villatoro Pérez fueran la misma persona, o que no se presentó la declaración que la legisladora hizo a las autoridades el 20 de enero de este año, cuando fue detenida a pesar de tener fuero.

“¿Qué ocurrió? Que dichos peritajes únicamente hablan de semejanza. No puede ser así”, destacó el litigante.

No solo el abogado de Lucero Sánchez vio inconsistencias en los señalamientos de la PGR; también los diputados que se abstuvieron de votar por el desafuero.

El voto que más sorprendió fue el de Carlos Sarabia Camacho, diputado del PRI y secretario de la Comisión de Defensa Nacional, quien se dijo en desacuerdo de quitarle el fuero a Sánchez “porque no hay claridad” y porque se trata de un delito menor.

“No me queda claro que ella haya hecho esa credencial falsa y mucho menos que ella haya entrado al penal, la verdad (…) Imagínese, cualquiera va a venir a pedir un desafuero a un diputado y se lo vamos a dar por un delito menor; esto es más serio. Ojalá la justicia sea justa con esta mujer y si es culpable se le castigue; y si no, que se le pida una disculpa pública.

El perredista Arturo Santana Alfaro también votó en contra porque, desde su punto de vista, “es una farsa” porque no se han llevado a cabo los juicios políticos contra otros gobernadores o funcionarios que han cometido faltas mucho mayores.

La bancada del PAN votó en su total a favor del desafuero, pero dejaron constancia de que en el procedimiento hubo inconsistencias y pruebas que no permitían determinar claramente que Sánchez López hubiera cometido un delito.