"Si uno se queda con los discursos oficiales, difícilmente puedes escarbar, (...) o relatar cosas que suelen pasar inadvertidas"

Wilbert Torre

Periodista y autor

http://www.youtube.com/watch?v=l0KbPi97A4g

"Por desgracia o para fortuna del libro, la investigación se abrió en Estados Unidos"

Ricardo Ravelo

Periodista y autor

http://www.youtube.com/watch?v=yXLMkxv8BS4

"Hay una amenaza contra un periodista norteamericano. Que lo van a matar en 24 horas. ‘Yo creo que eres tú’, me dice"

Alfredo Corchado

Periodista y autor

http://www.youtube.com/watch?v=osnTN4SL9NY

En la lista de agresiones también está el caso de Hernán Villarreal Cruz, reportero de Presencia, en Veracruz 

http://www.youtube.com/watch?v=i0svVvZM_lc

En un país en donde decir la verdad es sinónimo de muerte, en donde hay más de 18 periodistas desaparecidos y en los últimos cinco años se han perpetrado más de 170 ataques a instalaciones de medios de comunicación, ejercer el periodismo es también romper con el miedo.

Tres periodistas entrevistados por Reporte Indigo hablan de la importancia de ejercer el oficio de informador en tiempos de guerra contra el narco.

Los tres han decidido brincar las inercias del diarismo para ofrecer investigaciones que dan testimonio de lo que ocurre dentro y fuera del país cuando se habla de narcotráfico.

Su descripción sobre la situación que vive el gremio en México no solo es similar, también es desalentadora: los tres coinciden en que existe precariedad en el ámbito laboral.

Dicen también que la gran mayoría de los medios solo replican declaraciones y dejan poco margen a la investigación.

Y que además, la relación del crimen con figuras del poder ha colocado en una situación por demás vulnerable a periodistas y reporteros, según su opinión. 

Su análisis concluye con que son muchos los intereses que se mueven detrás de la información, y poco se abona al entendimiento de la realidad nacional, pues no hay una “conciencia profunda” de la labor del periodista.

“Me parece que las condiciones en las que trabajan la mayoría de periodistas, escritores y reporteros en México, es muy precaria. Me parece que no hay una conciencia profunda sobre la tarea de vigilancia, de arrojar luz (…) siempre necesaria de quien está abocado a investigar y presentar una realidad más allá de los discursos”, conversa en entrevista Wilbert Torre, autor del Libro “Narcoleaks” (Grijalbo, 2013).

Y asegura que, paradójicamente, a pesar de que “en México no se vive la mejor forma de hacer periodismo y de ejercerlo (…) es cuando han surgido grandes periodistas y cronistas muy talentosos que están haciendo un gran trabajo fuera de los medios”.

Para el periodista Alfredo Corchado “es muy difícil que en México la democracia madure si no hay periodismo más activo, un periodismo que exija rendir cuentas”. 

En su parecer “ese es el reto”, pues señala en el país hay regiones en silencio en donde impera el miedo.

Periodistas silenciados

Uno de los últimos casos de periodistas desaparecidos, se registró en Zacatecas. Zoila Edith Márquez, del portal de noticias Línea Informativa, desapareció el pasado 9 de diciembre.

Con ella suman 18 periodistas desaparecidos en México en los últimos 10 años, tres de los casos ocurrieron en 2013, según datos de la organización Artículo 19.

En la lista de agresiones también está el caso de Hernán Villarreal Cruz, reportero del diario Presencia de Las Choapas, Veracruz, quien fue secuestrado por horas y severamente golpeado el pasado 14 de diciembre.

Al respecto Corchado insiste en “no olvidar a las víctimas”, pues en su lectura eso hace que se pierda el objetivo de informar.  

“Nos ha tocado cubrir los temas más difíciles de México, la oscuridad en México, no creo que sea fácil poder decir que ya cambió la narrativa”, apunta el periodista.

Aunque reconoce que su doble nacionalidad (mexicana y americana) le ha dado herramientas de protección para su trabajo.

“Yo he tenido fortuna de poder escribir de esto y poder salir del país muchísimas veces, cuando se siente que hay un peligro y por cuestiones de seguridad salí un tiempo por más de dos años”, indicó Corchado. 

Por su parte el periodista Ricardo Ravelo refiere que “da la impresión de que el crimen y los grupos de poder están confabulados para silenciar a los  medios de comunicación.

“En lugar de resolver los problemas que se denuncian, están tratando de acallar a la prensa que los denuncia y este es un problema grave en un país que no respeta la libertad de expresión, por el contrario, que la pretende acallar y asesinar”.

Ravelo considera lamentablemente que algunos medios recurran  a la autocensura. 

“El temor es humano, es válido, pero si el gobierno no da las garantías para que en este país se pueda ejercer el periodismo, se ponen en riesgo muchas cosas en México (…) Para que exista un crecimiento como país, lo primero que se tiene que respetar es la libertad de expresión”.

En su caso ha optado por la creación de redes con grupos defensores de derechos humanos a nivel internacional.

Ravelo asegura que entre “más ruido se haga respecto a la protección que tenemos, más atención habrá desde fuera. No podemos silenciarnos”.

En las tinieblas de México

Una amenaza que recibió llevó al autor a investigar las causas y enfrentó el rostro violento de la realidad mexicana 

Escrito en primera persona, “Media noche en México, el descenso de un periodista mexicano a las tinieblas de su país” (Debate, 2013), es un honesto relato del periodista Alfredo Corchado sobre la experiencia que le tocó vivir, de amenazas a su vida hace seis años.

“Esta amenaza llega en julio de 2007, una fuente norteamericana, una persona de inteligencia, me llama a mí para decirme que hay una amenaza contra un periodista norteamericano. Que lo van a matar en 24 horas. ‘Yo creo que eres tú’, me dice”, comenta en entrevista.

Su trabajo como corresponsal para el diario estadounidense Dallas Morning News, le mereció amenazas de muerte por parte del líder del grupo criminal de Los Zetas, Miguel Ángel Treviño “El Z-40”, hoy preso.

El peligroso incidente lo llevó no solo a investigar las causas de su amenaza, sino a toparse de frente con el rostro violento de la realidad mexicana.

Originario del estado de Durango, migrante en Estados Unidos desde 1966, radicado en México desde 1994.

Corchado confronta su identidad nacional en las páginas de su libro al tiempo que traza una ruta de investigación que lo lleva a atar cabos sobre quién está detrás de su amenaza.

Para Corchado escribir sobre actualidad mexicana implica observarla desde la “complejidad”.

“La lectura que yo trato de darle a los lectores americanos es de no cambiar de página y tapar el sol con un dedo”, comenta a propósito de su trabajo periodístico.

“Una cosa que yo he aprendido es que no es tan sencillo echarle la culpa a la droga. Estados Unidos juega un papel muy importante (…) pero lo que hemos aprendido en los últimos años es a ver cómo el crimen organizado se mueve en otras rutas, secuestros, extorsiones, rutas migrantes”.

Narco y poder, la franquicia

La corrupción política con el crimen organizado, genera una mezcla explosiva que se entrecruzan en el libro

La intención de escribir un libro como “Zetas, la franquicia criminal” (ediciones B 2013) para Ricardo Ravelo, era la de relatar la historia de cómo un grupo nacido como cerco protector en tiempos del expresidente Ernesto Zedillo, se convirtió en uno de los cárteles con mayor presencia en el continente.

Capaz de administrar más de 22 actividades diferentes ligadas a delitos de alto impacto como tráfico de drogas, secuestro y extorsión.

El libro entrecruza la corrupción política con el crimen organizado, generando una mezcla explosiva que en el caso Tamaulipas involucró a tres gobernadores que fueron expuestos por autoridades estadounidenses por lavado de dinero.

El caso de Tomás Yarrington fue el más emblemático.

 “Cuando estas dos alas (narco y poder) se conectan con fines precisos y claros, se dan componentes tan perniciosos como los que se dan en Tamaulipas”, apunta Ravelo, quien precisa que la presencia de tres gobernadores consolidó al grupo criminal.

“Eso no quiere decir que eso no esté ocurriendo en otros estados, Pdesgracia o para fortuna del libro la investigación se abrió en Estados Unidos y eso ha permitido ir conociendo hasta dónde llegó la corrupción en ese tiempo”.

La publicación del libro motivó amenazas de muerte a su autor, comentó en entrevista. 

La amenaza se tomó con calma, la noticia se hizo pública y la casa editorial solo aplazó su publicación.  

Pese a lo ocurrido, Ravelo señala que su libro es una opción efectiva que aborda “la compleja realidad  (mexicana) que a veces no terminamos de entender”.

Pues a su parecer “cuando las cosas se mantienen en silencio los riesgos aumentan, yo creo que en este caso cayó en mis manos información importante, yo consideré que era valioso darlo a conocer (…) creo que siempre será importante para la protección de un periodista parte de lo que publica, que de lo que calla”.

Estrategia de guerra sin fronteras

El libro se formó a partir de todos esos datos que quedaron fuera de las portadas de los diarios mexicanos

NarcoLeaks surge de la necesidad de trascender el discurso oficial de la política nacional de Seguridad.

Se formó a partir de todos esos datos que quedaron fuera de las portadas de los diarios y en el libro de Wilbert Torre se explica cómo es que la política nacional de seguridad y la denominada “guerra contra el narco” fue una estrategia forjada y manipulada desde Estados Unidos.

El autor describe las razones que llevaron a gobernantes como Felipe Calderón a tomar una decisión como la que tomó y que ayudan a entender por qué Estados Unidos siempre insistió con los gobiernos mexicanos que las fuerzas y agencias norteamericanas tuvieran una mayor participación en territorio mexicano en materia de seguridad y narcotráfico. 

“Si uno se queda con los discursos oficiales, difícilmente puedes escarbar, descubrir o relatar cosas que suelen pasar inadvertidas.

“Si queremos entender cómo llegamos a este momento tenemos que abocarnos a tareas más precisas, más meticulosas, de mucha más meticulosidad”.

NarcoLeaks es una ventana poco explorada dentro del mosaico explicativo del narco en México. 

“Es el narcotráfico (visto) desde la ventana del poder, es decir, cómo las decisiones tomadas por tres gobiernos, los gobiernos del presidente (Felipe) Calderón, del presidente (George) Bush y de (Barack) Obama derivaron en todo esto que vemos hoy al paso de los años: un país devastado con miles de muertos y desaparecidos”, indicó Torre. 

Pero el libro también ofrece información que permite el contraste entre la política de guerra y la realidad en las calles, “donde la gente tiene que vivir todos los días con el asedio del narco”, concluye.