Los derroches en el Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México (TSJCDMX) alcanzan niveles que incumplen la ley.

Según las normas locales, el Tribunal Superior aumentó su gasto en servicios personales durante el año 2020 en comparación con el 2019.

Lo anterior está prohibido por la Ley de Austeridad y Transparencia en Remuneraciones de la Ciudad de México vigente desde el 2018.


Entre los gastos que más llaman la atención están los millones erogados en bonos conmemorativos así como asignaciones para requerimientos de mandos superiores

Aunado a esto, en 2020, en plena pandemia por el nuevo coronavirus, el TSJCDMX gastó más de 100 mil pesos en vuelos y más de 9 millones de pesos en congresos y convenciones.

Aumento en servicios personales

La Ley de Austeridad y Transparencia en Remuneraciones de la Ciudad de México, vigente desde diciembre de 2018, estipula que los órganos desconcentrados, entidades públicas, organismos autónomos y demarcaciones territoriales no deben aumentar su gasto en servicios personales respecto al año anterior.

“Los movimientos que realicen las dependencias, órganos desconcentrados, alcaldías y entidades a sus estructuras orgánicas ocupacionales y salariales, así como a las plantillas de personal, deberán realizarse mediante adecuaciones presupuestarias compensadas, las que en ningún caso incrementarán el presupuesto para servicios personales del ejercicio fiscal inmediato siguiente”, detalla el marco normativo.

No obstante, en 2020 el TSJCDMX superó su presupuesto aprobado para el rubro de servicios personales —que tiene que ver con las remuneraciones, la nóminas y prestaciones— en comparación con 2019.

En 2019, la máxima autoridad procuradora de justicia local gastó 4 mil 545 millones 837 mil 478 pesos en dicho capítulo presupuestal, cifra que aumentó a 4 mil 772 millones 628 mil pesos en 2020, según los informes financieros trimestrales del tribunal correspondientes a los años 2019 y 2020 que se pueden consultar en la Plataforma Nacional de Transparencia (PNT).

Lo anterior significa que la instancia juzgadora gastó 4.9 por ciento más en servicios personales en 2020 en comparación con 2019.

Lo más costoso del TSJCDMX

En lo que más gastó el TSJCDMX dentro del rubro de servicios personales, fue en la remuneración de sus empleados permanentes: mil 166 millones 695 mil 791 pesos, el 24 por ciento de lo ejercido en el año pasado.

Posteriormente, en el mismo capítulo se erogaron 645 millones de pesos (13 por ciento) para prestaciones especiales como prima quinquenal por años efectivos y primas por seguro de vida.

El tercer lugar, entre los subcapítulos en donde más se generaron gastos, están los 15 millones 163 mil 82 pesos (0.3 por ciento del total) que se invirtieron en asignaciones conmemorativas, es decir, bonos por festejos o días célebres.

Después, se encuentran los 619 mil 340 pesos (0.01 por ciento) que se invirtieron en asignaciones para requerimientos de servidores públicos superiores y de mandos medios así como líderes y coordinadores.

Vuelos y congresos

Además del gasto que va en contra la ley documentado, el TSJCDMX también ha hecho erogaciones elevadas en otros capítulos presupuestales, a pesar de que en 2020 fue el año en que la pandemia de COVID-19 empezó y hubo una detención de actividades.

Por ejemplo, en el capítulo 3000 correspondiente a los Servicios de Instalación y Mantenimiento, la autoridad impartidora de justicia gastó 120 mil 716 pesos en vuelos oficiales al extranjero, aunque en ese año se suspendieron labores, algunos países emitieron restricciones de vuelo y se recomendó el confinamiento.

Además, se destinaron 917 mil pesos en Servicios Culturales, es decir, casi un millón de pesos fue erogado en actividades como conciertos, presentaciones u otras relacionadas con el arte y la cultura. Y también, el máximo tribunal de la capital ejerció 417 mil pesos en exposiciones.

Por último, llama la atención que se erogaron 9 millones 210 mil 500 pesos en congresos y convenciones en 2020.

En total, dichos gastos suman un total de 10 millones 665 mil 216 pesos. Cifra que es similar a la que las alcaldías de Tlalpan o Cuauhtémoc destinaron a programas sociales en 2020; lo que se gasta en eventos, congresos y vuelos es equivalente a lo que destina una demarcación territorial en operar un programa público.

También puedes leer: Sobreprecio de medicinas del TSJCDMX en pandemia