Aunque el Partido Acción Nacional (PAN) es minoría en el Congreso de la Ciudad de México, eso no le impide ser de los que más gastan en redes sociales.

Los diputados panistas del Congreso de la capital gastaron durante 2020 casi medio millón de pesos en publicitar sus posteos de Facebook.

Los legisladores locales que hicieron dicho gasto son Diego Garrido López, América Rangel Lorenzana, Gabriela Salido Magos, Jorge Triana y Mauricio Tabe Echartea.

Especialistas consideran que este gasto podría ser un acto anticipado de campaña o una promoción personalizada a través de redes sociales, sin embargo, consideran que no existen los mecanismos legales suficientes para supervisarlos y regularlos.

Mientras que las autoridades electorales afirman que, pese a las dificultades para supervisar la actividad de políticos en redes sociales, existen protocolos para fiscalizar los recursos usados y sancionar en caso de ser necesario.

Triana, el que más gastó en redes sociales

En total, los cinco diputados locales panistas de la Ciudad de México gastaron 484 mil 493 pesos en 472 anuncios.

El gasto referido es el más alto en comparación con las demás bancadas, por ejemplo, Morena, aun cuando posee la mayoría legislativa del Congreso con 34 representantes populares, sus diputados erogaron solo 19 mil pesos en el mismo fin.

De los cinco, el panista Jorge Triana es el que más gastó con un monto estimado máximo de 357 mil 972 pesos en promocionar 240 publicaciones, según la información de Transparencia de su página de Facebook.

Cabe destacar que 180 mil pesos, el 50 por ciento de la suma que invirtió, fueron gastados en dos anuncios: uno en el mes de agosto y otro en el mes de octubre.

Después de Triana, está Diego Orlando Garrido, quien durante 2020 gastó un máximo estimado de 53 mil 972 pesos en pautar 81 posteos.

Le sigue Mauricio Tabe Echartea con un monto de 40 mil 91 pesos gastados en promocionar 26 publicaciones.

En cuarto lugar, se encuentra Gabriela Salido Magos que, para alcanzar una mayor difusión en 22 publicaciones, invirtió 18 mil 585 pesos.

Por último, está América Rangel Lorenzana, que invirtió hasta 14 mil 81 pesos en promocionar 43 anuncios.

¿Actos anticipados de campaña?

Las publicaciones hechas en redes sociales y promocionadas pueden considerarse como un acto anticipado de campaña, afirma Jessica Rojas Alegría, especialista en derecho electoral y académica de la Facultad de Estudios Superiores Aragón de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Explica que la mayor parte de publicaciones que funcionarios o diputados realizan en sus redes no son ni propaganda electoral porque no llaman directamente al voto ni son de índole gubernamental porque no promueven programas de salud o prevención de riesgos; sin embargo, sí promocionan la imagen de los políticos por lo que se pueden considerar actos anticipados de campaña o precampaña.

“Todavía no hay como tal las campañas electorales por lo que cualquier publicidad disfrazada de propaganda social podría ser un acto anticipado de campaña de las y los aspirantes”, menciona.

La especialista afirma que aún no existen los mecanismos legales para investigar de manera eficiente el tema de las redes.

No obstante, es importante que se comience a trabajar en el tema para definir qué pueden hacer los políticos dentro de las redes sociales y también se puedan fiscalizar los recursos que usan para promocionarse.

Especialmente, dice, en el contexto de la contingencia sanitaria y de que probablemente la principal herramienta para hacer campañas electorales en este 2021 serán las plataformas digitales.

“Se deben fiscalizar estos recursos ante los impedimentos para que se hagan eventos de campaña masivos durante las elecciones y también para que se conozca de dónde vienen los recursos”, afirma.

El reto

Fiscalizar las redes sociales y la actividad de los aspirantes a puestos de elección popular es complicado por el número de publicaciones que se hacen y porque son muchos quienes pretenden participar en los próximos comicios, reconoce el consejero del Instituto Electoral de la Ciudad de México (IECM), Bernardo Valle Monroy.

No obstante, afirma, se han creado mecanismos para sancionar y dar seguimiento a las denuncias hechas por actos anticipados de campaña.

“Estamos innovando la manera de vigilar estos aspectos para que no sucedan irregularidades”, detalla.

Otro factor que también hace más compleja la revisión de las precampañas, dice, es que por primera vez existe la figura de la reelección.

Por ello, tanto para evitar usos de recursos públicos y actos anticipados de campaña, se están pidiendo informes de recursos a los aspirantes.

También, las unidades técnicas del instituto están facultadas para dar seguimiento a denuncias hechas por publicaciones en redes sociales y en dado caso, revisar montos de gastos de publicidad hechos para compararlos con los informes otorgados por los posibles candidatos.

“Las unidades técnicas están pendientes y dando seguimiento a las denuncias que se presentan”, declara.

También puedes leer: PAN postula perfiles polémicos en elecciones 2021