¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
Nacional

JUSTICIAJALISCO

Derechos Humanos peligran en Jalisco

Jonathan Ávila

Desde que el PRI llegó a Casa Jalisco en 2013, los derechos humanos han peligrado aún más en Jalisco.

Así lo consignó César Pérez Verónica, director del Centro de Justicia para la Paz y el Desarrollo (Cepad), organización no gubernamental que ayer dio a conocer su octavo informe sobre la situación de los derechos humanos en la entidad.


Abr 28, 2015
Lectura 7 min

"Esta administración es particularmente más peligrosa en términos de derechos humanos"

- César Pérez Verónica

Director del Cepad

"¿Por qué a un estado que alberga poco más del 10 por ciento de los desaparecidos del país parece no preocuparle el tema?"

- Darwin Franco

Especialista en el tema
de desapariciones

https://www.youtube.com/watch?v=sxa44m1M478

Desde que el PRI llegó a Casa Jalisco en 2013, los derechos humanos han peligrado aún más en Jalisco.

Así lo consignó César Pérez Verónica, director del Centro de Justicia para la Paz y el Desarrollo (Cepad), organización no gubernamental que ayer dio a conocer su octavo informe sobre la situación de los derechos humanos en la entidad.

“Esta administración es particularmente más peligrosa en términos de derechos humanos, no quiere decir que el anterior sexenio no lo haya sido, sino que desgraciadamente consideramos que como el gobernador anterior quería ser presidente de la República entonces disfrazaba las cifras.

“Las minimizaba al máximo y resultó que al final de su sexenio Jalisco había ocupado el tercer lugar en el número de desapariciones, pero es el segundo a escala nacional”, declaró Pérez Verónica en entrevista con Reporte Indigo.

Durante la presentación, especialistas expresaron preocupación por temas delicados cada vez más al alza en la entidad: tortura, represión de la protesta social, desapariciones, violaciones al derecho humano al agua a través de la Ley federal de aguas, entre otros.

Cuestionaron el papel del poder Judicial local que, a decir de ellos, se ha convertido más en un reparto de plazas de trabajo, lejos de constituirse como un tribunal constitucional que otorgue una defensa de las garantías individuales.

“La Comisión Estatal de Derechos Humanos de Jalisco (CEDHJ) se consolida como una ventanilla de recepción de quejas”, expresó así Gerardo Moya García, uno de los fundadores del Cepad.

Uno de los principales puntos del informe 2014 de la organización, radica en la crítica hacia aquellas instituciones cuyo papel es el defender los derechos humanos, pero que han sido omisas. 

El informe 2014 del Cepad, que comprende una serie de artículos hechos por otras agrupaciones como Familias Unidas por Nuestros Desaparecidos en Jalisco (FUNDEJ), el Observatorio Ciudadano para la Gestión Integral del Agua, así como otros elaborados por periodistas, hace énfasis en el segundo lugar a escala nacional que ocupa Jalisco en el tema de las desapariciones.

“¿Por qué un estado que alberga poco más del 10 por ciento de los desaparecidos del país parece no preocuparle el tema? ¿Por qué un gobernador que se manifiesta o se dice preocupado por esa circunstancia pasa más de un mes y diez días sin recibir a las familias de las víctimas que el 18 de marzo a las afueras del Palacio de Gobierno le hicieron una solicitud pública, y lo único que han recibido son llamadas de funcionarios tratándolas de disuadir para no ver al gobernador y para ser atendidas por alguien más?”, fueron las interrogantes hechas por el académico y periodista independiente, Darwin Franco Migues, en torno al problema. 

Pérez Verónica añadió que la situación de las familias de los desaparecidos se ha agravado por la falta de sensibilidad del tema por parte de las autoridades, como por ejemplo, las largas esperas que las víctimas tienen que hacer en la Fiscalía General del Estado para ser atendidas.

En el tema de la tortura el director del Cepad recordó que es un problema que su organización ha documentado desde 2007; y aún cuando la actual Legislatura ha aprobado una ley para erradicar tal práctica como método de investigación policial, las autoridades en materia de seguridad pública la han hecho a un lado.

Instituciones ineficientes

César Pérez Verónica destacó que instituciones como la Fiscalía General del Estado de Jalisco y la CEDHJ, violan los derechos humanos y son omisas con las víctimas, debido a la incapacidad y falta de acción que muestran, en tareas tan básicas como la investigación y el seguimiento a las quejas.

“Definitivamente siguen violentando los derechos humanos esas instituciones públicas porque tienen la obligación de investigar, tienen la obligación de atender a las víctimas, de llevar un registro, tienen una serie de obligaciones institucionales y que se reflejan en los tratados internacional en materia de derechos humanos”, dijo.

Recordó que la reforma constitucional de 2012 en materia de derechos humanos obliga a esas instituciones a cambiar sus prácticas, en aras de una mejor protección de las garantías individuales.

“No han cambiado ninguna de sus prácticas, es decir que la gente sigue estando en una situación de riesgo, de incertidumbre, no hay responsabilidad del Estado para revisar lo que por ley le debería corresponder, lo que si vemos es una gran omisión, vemos una gran impunidad, una gran corrupción.

Eso orilla a que no solamente dentro de las instituciones públicas que tienen la obligación de velar por quienes sufren algún tipo de delito, algún tipo de violaciones a sus derechos humanos, se están aprovechando de la situación sino también el propio crimen organizado”, explicó el activista.

Quejas en aumento

Paola Lasso, vicepresidenta de Cepad, detalló en la presentación del documento que en el periodo que comprende de 2010 a 2014, que coincide con el tiempo que Felipe de Jesús Álvarez Cibrián ha estado al frente de la CEDHJ, las quejas por violaciones a derechos humanos en la entidad han aumentado.

Una revisión hecha por Reporte Indigo de las cifras oficiales de la CEDHJ, a partir de 2001 a la fecha, muestran un incremento considerable en el número de quejas, sobre todo desde que Álvarez Cibrián asumió como ombudsman local.

Mientras que de 2001 a 2007 el promedio de quejas interpuestas ante la Comisión era de apenas 3 mil por año, para el 2008 las quejas presentadas subieron hasta 10 mil 415 quejas.

Incluso en 2014 se presentó un total de 12 mil 69 quejas, la cifra más alta en recepción de quejas desde el 2010, cuando se recibió el mayor número de quejas en la CEDHJ, que fue de 12 mil 118.

Cabe destacar también que, de acuerdo con una nota publicada por el periódico Mural, Jalisco se encuentra entre los diez estados que más atropellos se cometen hacia los derechos humanos, con base en cifras de la Comisión Nacional de Derechos Humanos.

La publicación destacó cómo la desaparición forzada, la tortura y el trato cruel de las autoridades son las violaciones que han puesto a la entidad como un violador de alto impacto desde las instituciones de seguridad pública.

Las cifras corresponden a enero, febrero y marzo de este año del Sistema Nacional de Alerta de Violación a los Derechos Humanos, que posicionan a Jalisco en la octava posición nacional, con 81 quejas.

Números rojos en Jalisco 

El Cepad, una organización en defensa de los derechos humanos de Jalisco, presentó su informe 2014 sobre la situación que guardan los mismos en la entidad. Las quejas por agravios van al alza, resalta el documento:

> 2
lugar que ocupa Jalisco a escala nacional en el tema de desapariciones

> 3,000
quejas por año por violaciones a derechos humanos se presentaban en promedio ante la CEDHJ

> 10
por ciento de los desaparecidos en el país corresponden a Jalisco

> 30
días ha desoído el gobernador, Aristóteles Sandoval, a familias de desaparecidos, que le solicitaron una audiencia

> 2,000
personas siguen sin ser localizables en el estado

> 12,000
quejas ante la CEDHJ se interpusieron sólo en el 2014


Notas relacionadas

Sep 18, 2019
Lectura 3 min

Abr 25, 2019
Lectura 3 min

Comentarios