Diversos colectivos y redes de resistencia en apoyo al Congreso Nacional Indígena (CNI) y al Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) realizaron una acción coordinada en una decena de ciudades de México y el mundo para denunciar el aumento de la presencia militar y la represión contra los pueblos originarios del país.

En la Ciudad de México, alrededor de 20 simpatizantes del movimiento se reunieron este jueves a las afueras de la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH), ubicada en la calle de Alejandro Dumas de la alcaldía Miguel Hidalgo, para entregar una carta en donde se documentan los asesinatos perpetrados contra activistas como Samir Flores –uno de los principales opositores al Proyecto Integral Morelos– y los líderes regionales de Guerrero, José Lucio Bartolo Faustino y Modesto Verales Sebastián, en mayo de este año.

De igual forma, el documento refleja el incremento de presencia militar en la región zapatista del municipio Las Margaritas en Chiapas. Allí, el colectivo denunció ante las instancias internacionales que el Gobierno federal ha realizado sobrevuelos, patrullajes con elementos armados e intentos de espionaje a la comunidad de “La Realidad”, bastión histórico del EZLN.


La presencia militar en el bastión del EZLN en Chiapas se reforzó desde noviembre de 2018

El próximo 12 de julio, las “Jornadas por la Vida y Contra la Guerra” del colectivo indígena se extenderán en una caravana hacia el municipio de Chilapa de Álvarez, Guerrero, con el objetivo de entregar víveres y medicinas a los integrantes del Concejo Indígena y Popular de Guerrero-Emiliano Zapata (CIPOG-EZ), comunidad que se encuentra bajo sitio de grupos del crimen organizado.

Por esta razón, solicitaron la presencia de la ONU para un acompañamiento y observación durante este proceso, a fin de constatar y reportar las violaciones a los derechos humanos que viven las comunidades en resistencia del país.

Laura Papasergio, oficial de Derechos Humanos, recibió la documentación en representación del titular del organismo en nuestro país, Jan Jarab. Sin embargo, evitó hacer comentarios sobre la situación de violencia que denuncian las comunidades indígenas del país en el presente año.

Te puede interesar: Resistencia indígena