Un joven denunció a un chófer de DiDi por un intento de secuestro que sufrió su novia al utilizar la aplicación en Guadalajara, Jalisco.

El pasado jueves 28 de noviembre, la víctima abordó el automóvil con placas JRC9914 a las siete y media de la noche en avenida Patria, colonia Jardines Universidad, en el municipio de Zapopan, según el relato del denunciante.

“Al subirse al automóvil el conductor de DiDi le dijo: ‘¡Qué guapísima estás, José!’, debido a que su novio fue quien pidió el auto.

“Después de tomar calles que no correspondían a la ruta, se dio una vuelta en U al topar con una avenida. Mi novia comenzó a gritarle: ‘¿qué haces? Por aquí no, por aquí no’. El conductor no contestó nada y aceleró. Todo esto yo lo escuché en llamada con ella”, dijo el denunciante.

Te recomendamos: Mujer denuncia supuesta agresión de chofer de Uber en la CDMX (VIDEO)

“Mi novia abrió la puerta del carro en movimiento y al darse cuenta de esto, el wey frenó en seco. Mi novia salió corriendo hacia el otro sentido y el conductor se bajó a gritarle: ‘¡chinga tu madre!’, para después volverle a gritar y aventar a la banqueta un libro que había dejado mi novia”, contó.

La compañía DiDi respondió al reporte a través de las redes sociales: “¡Muchas gracias por reportar este incidente! Tu seguridad es lo más importante y estamos aquí para ayudarte. Por favor te pedimos nos envíes vía DM el nombre, correo y teléfono registrados en tu cuenta para dar solución inmediata. ¡Quedamos atentos!”.

La Procuraduría de la CDMX también respondió a la denuncia con un tweet, aunque los hechos ocurrieron en el estado de Jalisco.

Anteriormente, la compañía se ha enfrentado a denuncias públicas realizadas en redes sociales por presuntos intentos de secuestro por parte de los conductores de la aplicación.

Penas más duras a secuestradores

Hace una semanas, el pleno del Congreso de la Ciudad de México aprobó sancionar actos ilícitos como violación y secuestro en taxis por aplicación.

Los choferes de taxis por aplicación que priven de la libertad a una persona, con el propósito de realizar un acto sexual, tendrán una sanción de 6 a 10 años y medio de prisión.