¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
Nacional
imagen principal

SEGURIDAD

Inseguridad en la omisión

Jonathan Ávila

El combate a la inseguridad ha quedado rezagado en el estado de Jalisco, de acuerdo a los datos proporcionados por el gobernador, Aristóteles Sandoval, en los documentos de su cuarto informe de gobierno.

Esta problemática ha tenido a Jalisco como uno de los puntos en la agenda de seguridad nacional, ya que en las dos estrategias clave del Gobierno federal en seguridad esta entidad ha aparecido como prioritaria para abatir la delincuencia que hoy aqueja en el país.


Feb 14, 2017
Lectura 6 min
portada post

42 por ciento de los homicidios dolosos se concentra en cinco municipios de Jalisco y en otros 50 en todo el país

“En los estados vecinos lamentablemente se disparó el índice (…) en Colima tenemos 83 por ciento; Michoacán 60; Guanajuato 28; y Zacatecas 27. Hemos tenido que blindar las fronteras para que nuestro Estado no esté sometido por la delincuencia” 

- Eduardo Almaguer Ramírez

Fiscal general

El combate a la inseguridad ha quedado rezagado en el estado de Jalisco, de acuerdo a los datos proporcionados por el gobernador, Aristóteles Sandoval, en los documentos de su cuarto informe de gobierno.

Esta problemática ha tenido a Jalisco como uno de los puntos en la agenda de seguridad nacional, ya que en las dos estrategias clave del Gobierno federal en seguridad esta entidad ha aparecido como prioritaria para abatir la delincuencia que hoy aqueja en el país.

Este lunes 13 de febrero se reunieron en casa Jalisco autoridades de seguridad del Gobierno del Estado con mandos de la Secretaría de Defensa Nacional y de la Secretaría de Marina, y los alcaldes de la Zona Metropolitana, excepto Enrique Alfaro, quien fue representado por su comisario de Seguridad, Salvador Caro.

Las cifras reflejan un incremento en los delitos del fuero común respecto a los datos del 2015, en ese año los delitos por cada 100 mil habitantes fueron de una tasa de 12.02, mientras que el año pasado la cifra pasó a los 13.30 delitos por cada 100 mil habitantes.

Esto se debe a que para este 2016 se registraron 106 mil 708 averiguaciones previas o carpetas de investigación referente a estos delitos, según consta en el informe de indicadores que recopila la información de la Dirección de Política Criminal y Estadística, de la Fiscalía General del Estado.

Ya que los delitos que más han impactado a los jaliscienses en el último año, es decir, donde se registró un incremento en las cifras –sin que estos represente el que no ocurran otros delitos– fueron en el robo a negocios, de vehículos particulares, de carga pesada y en los bancos, así como en el tema de fraudes y homicidios dolosos.

“La inseguridad supone otro gran desafío para los tres niveles de gobierno, no basta reducir delitos si no hacemos que la gente lo perciba en su vida cotidiana. El reto de este año para los gobiernos es que la gente se sienta segura en su trabajo, en su casa y en la calle, que puedan caminar sin temor”, expresó Sandoval Díaz.

Toda vez que en el mismo informe de indicadores se habla de que la percepción de inseguridad, aunque va a la baja, supera a la mitad de la población que no siente mejoras en seguridad en Jalisco.

El porcentaje pasó a 69.10 por ciento de los ciudadanos que aún sienten un clima de inseguridad marcado en la entidad, a decir de los datos de la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública 2016, del Instituto Nacional de Estadística y Geografía.

Además de que la tasa de prevalencia delictiva del estado no sólo creció en el último año, pasando de 31.375 a 33.800 –entre 2015 y 2016– sino que es la tasa más alta que ha tenido esta entidad desde el último lustro, ya que el mayor registro fue en 2014, pero con una tasa de 33.029 en prevalencia delictiva.

En este contexto, legisladores locales realizaron observaciones al Poder Ejecutivo debido a que este clima de seguridad ha impactado de forma importante, siendo el tema de los homicidios dolosos el que más llamó la atención.

Blindar fronteras

El fiscal general, Eduardo Almaguer Ramírez, minimizó el incremento de los homicidios en Jalisco señalando que hay entidades en donde la cifra es mayor, deslindando a la dependencia a su cargo de la responsabilidad que muestra problema en el abatimiento de este delito.

En este caso la cifra incrementó en cerca de 100 casos de 2015 a 2016, pues el número de homicidios dolosos pasó de mil 17 a mil 152, según los registros de averiguaciones previas y carpetas de investigación en la fiscalía.

“Hablemos de delitos de alto impacto. Efectivamente, en el homicidio doloso Jalisco tuvo un aumento de 13.4 por ciento. Estamos hablando con la verdad, sin ocultar. En el país aumentó 22%, la media nacional son 17 homicidios dolosos por cada 100 mil habitantes, en Jalisco son 14.

“En los estados vecinos lamentablemente se disparó el índice (…) en Colima tenemos 83 por ciento; Michoacán 60; Guanajuato 28; y Zacatecas 27. Hemos tenido que blindar las fronteras para que nuestro Estado no esté sometido por la delincuencia”, justificó Almaguer Ramírez.

Durante el último año la estrategia federal de Enrique Peña Nieto ha contemplado a diversos municipios de Jalisco dentro de los prioritarios para contrarrestar el incremento de homicidios dolosos, aunque esto fue a mediados del 2016, por lo que a nivel local esta estrategia ha sido poco eficiente.

La estrategia se ha llevado a cabo en Zapopan, Tlaquepaque, Tlajomulco, Tonalá y Guadalajara, cinco municipios de la Zona Metropolitana que, junto con otros 50 en todo el país, concentran el 42 por ciento de los homicidios dolosos.

“La detención de líderes de grupos delictivos generó que aumentaran los delitos del fuero común; en Jalisco, particularmente el homicidio, el robo a vehículos y a transporte de carga pesada. En esta estrategia nacional, de los 50 municipios, ubicaron cinco en Jalisco”, dijo Almaguer.

Además, uno de los grandes pendientes en el tema de seguridad ha sido también el del Poder Judicial y los elementos para poder procesar a los detenidos de los delitos que se llevan a cabo en los tribunales de la entidad.

Por un lado existe una seria disminución en las sentencias definitivas –resoluciones de un juez o tribunal en la cual se da por concluido un juicio o su proceso– que fueron emitidas por las 11 salas del Poder Judicial del estado, según el informe de indicadores de las autoridades.

Esta cifra pasó de 8 mil 942 sentencias definitivas en 2015 a 6 mil 408 en todo 2016, una cifra que debía ser ascendente y que, según la autoridad, se tenía contemplada una meta de poco más de 9 mil.

Mientras que, de acuerdo con el magistrado Ricardo Suro Estévez del Supremo Tribunal de Justicia de Jalisco, apenas el 2.56 por ciento de las personas que son detenidas por la comisión de un delito llegan a ser consignadas ante un juez.


Notas relacionadas

Nov 18, 2019
Lectura 2 min

Nov 18, 2019
Lectura 2 min

Nov 18, 2019
Lectura 2 min

Nov 18, 2019
Lectura 2 min

Comentarios