¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
Nacional
imagen principal

VIDASILVESTRE

Elecciones frenan prohibición de delfinarios

Imelda García

Las elecciones cobraron su primer víctima en el Congreso de la Unión.

Diputados de oposición reventaron la sesión de este jueves –por segunda vez- para evitar que se aprobara la prohibición de los delfinarios y el uso de los delfines para otros propósitos que no sean científicos.

Con cambios a la Ley General de Vida Silvestre, los diputados del Partido Verde pretenden que se prohíban los espectáculos donde participen estos y otros mamíferos marinos, aunque sean usados para terapias.


Abr 21, 2017
Lectura 6 min
portada post

Diputados de otros partidos argumentan que el PVEM y sus aliados –PRI, Nueva Alianza y el PES- quieren aprobar el tema con celeridad para presumirlo como logro en este proceso electoral

“Lo que no le van a decir es lo que realmente le va a pasar a los 400 delfines que están en cautiverio. (...) van a seguir participando en espectáculos marinos”

- Verónica Delgadillo

Diputada del PRD

Las elecciones cobraron su primer víctima en el Congreso de la Unión.

Diputados de oposición reventaron la sesión de este jueves –por segunda vez- para evitar que se aprobara la prohibición de los delfinarios y el uso de los delfines para otros propósitos que no sean científicos.

Con cambios a la Ley General de Vida Silvestre, los diputados del Partido Verde pretenden que se prohíban los espectáculos donde participen estos y otros mamíferos marinos, aunque sean usados para terapias.

Después de discutir el tema por casi dos horas, el PAN, el PRD, Movimiento Ciudadano y Morena evitaron registrar su voto en el sistema electrónico, lo que provocó la inexistencia de quórum en la sesión.

Estos partidos argumentan que el PVEM y sus aliados –el PRI, Nueva Alianza y el PES-, solo quieren aprobar el tema con celeridad para poder presumirlo como logro en este proceso electoral; dijeron, además, que es sospechoso que el Verde quiera aprobar con tal celeridad esta legislación, por lo que adujeron razones de interés económico.

El Partido Verde, que propone e impulsa la medida, se quedó solo con los votos de sus aliados, que no pudieron juntar los 251 necesarios para que la votación fuera válida; solo tuvieron 232 a favor. Y aunque estaban presentes los legisladores de oposición, no votaron. La sesión tuvo que ser suspendida.

Algunos legisladores de oposición argumentan que la medida se da no solo para que el PVEM pueda utilizarla como propaganda ante sus electores, sino que se trata de una venganza contra los empresarios por haber apoyado a Carlos Joaquín para que ganara la gubernatura en las elecciones del 2016.

Atrasan cierre una generación

La propuesta del Partido Verde es que cierren todos los delfinarios en México, pero hasta dentro de una generación.

Aunque en un principio se había propuesto que los delfinarios solo se quedaran con los ejemplares que ya poseen, y continuaran sus actividades hasta la muerte de los mamíferos, en un cambio introducido ayer se permite que los que hoy estén en cautiverio puedan reproducirse una vez más.

Aún las hembras que estén embarazadas al momento del registro, podrán tener crías una vez extra.

Esto extendería la vida de los delfinarios hasta por 80 años, teniendo en cuenta que los delfines viven en promedio 25 o 30 años.

En el dictamen que se pretende votar, el PVEM propuso que sean los propietarios de los delfines quienes deban entregar, en un plazo de 3 meses, un protocolo de control de natalidad para evitar su reproducción.

Esto puede incluir terapia de reemplazo hormonal, separación de hembras y machos o confinamiento, entre otros.

Estarán excluidos de estas disposiciones los ejemplares que sean propiedad del Gobierno federal o los estatales, y sean para investigación científica o con fines terapéuticos.

En el caso del uso de estos mamíferos marinos para terapias, el dictamen no presenta ningún estudio sobre la efectividad –o no- de la delfinoterapia, por lo que se limita a decir que si en algún momento se prueba su beneficio, se podrán volver a utilizar con este fin.

“En caso de que se llegara a presentar evidencia científica sobre la efectividad de las terapias para el tratamiento de pacientes asistidos con los mamíferos marinos que llevan a cabo actividades que se mencionan en este decreto, el Congreso de la Unión deberá hacer las adecuaciones en la ley de la materia dentro de los 6 meses siguientes a la presentación de la evidencia, para permitir la utilización de dichos ejemplares por particulares exclusivamente para ese fin”, señala un adendum introducido ayer al proyecto.

Acusan fines electorales

﷯Los diputados de Oposición conocen bien las formas del PVEM. Saben que en cuanto se apruebe la prohibición de los delfinarios, inundarán la radio, la televisión y hasta el cine con spots donde se cuelguen la medalla de ser los nuevos héroes de la vida marina.

“Lo van a presumir en cada espacio y en cada rincón. Pero lo que no le van a decir a la gente es lo que realmente le va a pasar a los 400 delfines que están en cautiverio. Ellos van a seguir sometidos, día con día, a la explotación sistemática de su integridad. Ellos, todos los días van a seguir participando en espectáculos marinos”, sostuvo Verónica Delgadillo, diputada del PRD.

Mario Ariel Juárez, diputado por Morena, acusó incongruencia de los diputados del PVEM y mostró una fotografía de Paulina Díaz Ordaz, esposa del coordinador de la bancada del Verde, Jesús Sesma, posando con su pierna sobre un león disecado; y otra donde se le ve usando abrigos de piel.

“Esto es lo que está, la doble moral del Partido Verde”, acusó Juárez.

Guadalupe Acosta Naranjo, vicecoordinador del PRD, afirmó que esta legislación es una venganza del PRI y el PVEM contra el gobernador Carlos Joaquín, que llegó arropado por el PAN y el PRD.

“Más parece una venganza contra Carlos Joaquín Coldwell (sic), por haber ganado la elección en Quintana Roo y el Niño Verde está molesto. Está molesto por esa circunstancia y está cobrando una venganza que anunció –se las anunció a los empresarios–, tomaría”, sentenció Acosta.

Los congresistas sostuvieron que otra incongruencia del PVEM es que el secretario del Medio Ambiente y Recursos Naturales, Rafael Pacchiano –militante del Partido Verde- haya otorgado recientemente ocho permisos para instalar delfinarios.

Los coordinadores de las bancadas del PRI, César Camacho, y del PVEM, Jesús Sesma, anunciaron que buscarán la remoción de la panista Guadalupe Murguía como presidenta de la Mesa Directiva por no obligar a los legisladores a votar; además de que tomarán las medidas necesarias para que sus grupos parlamentarios logren los votos necesarios aunque sus opositores se retiren del salón o decidan no votar.

Las bancadas del PRI, el PVEM, Nueva Alianza y el PES, aliadas en las votaciones de la Cámara baja, obtendrían 268 votos si ninguno de sus diputados falta a la sesión… o vota en contra.


Notas relacionadas

Ago 17, 2016
Lectura 5 min

VIDASILVESTRE

Zoológicos, muerte y millones

Icela Lagunas


Ago 17, 2016 Lectura 5 min

Comentarios