En una entrevista con el influencer Farid Dieck, Samuel García contó cómo empezó a trabajar desde la preparatoria, lo que representó una dificultad.

“Era bien duro porque me decían: ‘Si quieres que te pague la semana te tienes que ir conmigo al golf el sábado, y terminando los 18 hoyos, te pago’. Entonces lo odié, porque mi raza salía los viernes y yo también, y me metía a la una o dos de la mañana. Te levantaba a las cinco porque el tee time era a las seis y media”, expresó.

Así, ambos se volvieron tendencia en Twitter. De los dos hubo memes. Los medios de comunicación hicieron contenidos al respecto. Y así, con la fórmula de la viralización en redes digitales y a pesar de los obstáculos y las dificultades que les ha tocado vivir, llegaron a gobernar Nuevo León.

Samuel García nunca negó querer ser gobernador. Incluso el destape de sus intenciones por participar en la contienda electoral ocurrió antes de tiempo. Mientras que Mariana Rodríguez en un principio dudó en participar en la política. Luego aceptó el término de primera dama.

“La verdad es que antes de empezar la campaña yo le había dicho a Samuel que yo lo iba a acompañar en la campaña pero que después yo nada que ver, pero la verdad es que ver la realidad de Nuevo León me hizo abrir los ojos muchísimo”, dijo en una sesión de preguntas y respuestas en Instagram.

El 5 de septiembre, García Sepúlveda presentó al equipo de transición del bloque de Economía, Trabajo y Desarrollo Regional; su esposa ya estaba involucrada en la entrega-recepción de la administración estatal como especialista en emprendimiento.

“Obviamente una emprendedora nata que le hacían filas en la campaña para promover productos: mi esposa Mariana Rodríguez, nunca dejes de emprender”, pronunció en conferencia de prensa.

Luego, la influencer rechazó estar a cargo del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) del Estado de Nuevo León, cargo que tradicionalmente ocupa la esposa del titular del Poder Ejecutivo federal o en las entidades, por lo que Miguel Ángel Sánchez Rivera ocupa ese puesto desde el 4 de octubre.


“Yo creo que el ser presidenta honoraria del DIF es un puesto muy tradicional que se le designa a la esposa del gobernador como para darle algo y yo creo que tengo más capacidad y mucho más que dar”, declaró en una entrevista con medios locales

No obstante, Mariana Rodríguez apareció en la fotografía oficial del gabinete del gobernador Samuel García. Ahora la influencer es coordinadora de la unidad administrativa Amar a Nuevo León, creada especialmente para ella, tras la entrada en vigor del decreto publicado en el Periódico Oficial del Estado de Nuevo León que expide la Ley Orgánica de la Administración Pública.

Te sugerimos: “Amar a Nuevo León”, la oficina de Mariana Rodríguez en el gobierno de Samuel García


El Congreso de Nuevo León no reclamó. La ley fue aprobada con 41 votos a favor y uno en contra

Como titular de esta área Mariana tiene entre sus responsabilidades los programas especiales o prioritarios, coordinar los servicios de asesoría y apoyo técnico que requiera la persona titular del Poder Ejecutivo y los municipios. También debe atender los asuntos relativos a prensa, comunicación social y relaciones públicas del Gobierno del Estado.

Pero no faltó la polémica, como la subasta del vestido blanco que utilizó en la toma de protesta, la revictimización a mujeres con embarazos infantiles y adolescentes o el corte de cabello junto con un paciente con leucemia.

También puedes leer:

Mariana Rodríguez, representante de la nueva política

Utilizar a la influencer; instrumentalización de la imagen pública de la primera dama de NL