¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
Nacional

ZOO

Defiende Müller su postura

Icela Lagunas

Tanya Müller, secretaria de Medio Ambiente, aseguró que no hubo negligencia ni sobredosis de fármacos en el trato que se le dio al gorila Bantú.

 


Ago 18, 2016
Lectura 5 min

58 millones de pesos se destinan para tres zoológicos; cuando se requieren al menos 200 mdp

El corazón de Bantú era anormal en peso y circunferencia; tenía una insuficiencia cardiaca, fibrosis en el hígado, obesidad y hepatitis”

- Tanya Müller

secretaria de Medio Ambiente

Esperamos que no llegue con actitud de tratar mal porque no hay un solo servidor público en la ciudad que no se haya quejado de los malos tratos de ella” 

- Adrián Ruvalcaba

diputado priista

https://youtu.be/30Jmjz3-vUg

Tanya Müller, secretaria de Medio Ambiente, aseguró que no hubo negligencia ni sobredosis de fármacos en el trato que se le dio al gorila Bantú.

 

En la reunión de trabajo de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, la funcionaria indicó que el animal murió por una enfermedad cardiaca avanzada.

 

Al final de la mesa de trabajo, Müller salió perseguida por activistas que le exigieron a gritos poner un alto a la corrupción en los zoológicos.

 

La funcionaria recorrió un largo tramo rodeada de los pro animalistas que con pancartas de los animales muertos en cautiverio le exigían un cambio en los zoológicos.

 

“Abre tus ojos a la verdad, el zoológico es crueldad”, rezaban los carteles.

 

Al interior del recinto, Müller –quien fue requerida por diputados desde hace meses para comparecer por diversos temas– presentó el informe final elaborado por especialistas de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia de la UNAM, del Instituto de Ciencias Forenses de la procuraduría capitalina y del Laboratorio Viral Requisition, en San Antonio Texas, que se especializa en grandes primates.

 

“Los tres agentes usados en Bantú son ampliamente usados en gorilas; Bantú no recibió sobredosis de los agentes de movilización; el corazón de Bantú era anormal en peso y circunferencia; tenía una insuficiencia cardiaca, fibrosis en el hígado, obesidad y hepatitis”, detalló.

 

Müller aclaró que el grupo de especialistas indicó que la planeación fue la adecuada y que la jaula de transporte cumplía con los estándares.

 

Respecto a la necropsia, comentó, que los responsables diseccionaron el cuerpo desde la barbilla hasta el pelvis y debido a que se trató de una muerte reciente se trató de un proceso sangriento.

 

“El deceso de Bantú nos dolió”, recalcó.

 

Müller defendió su gestión al frente de los zoológicos capitalinos, Chapultepec, San Juan de Aragón y Los Coyotes, los cuales –dijo– recibió con un alto grado de deterioro.

 

Detalló que actualmente se destinan 58 millones de pesos para la operación de los tres, cuando se requieren al menos 200 millones al año para hacerlos funcionar.

 

El presupuesto es reducido, insistió, y se destina para las acciones más urgentes que se requieren en los zoológicos.

 

Los diputados la exhortaron a volver a la Asamblea Legislativa a una comparecencia ante el Pleno y no tan sólo a una mesa de trabajo para aclarar las demás dudas.

 

Diputados la cuestionan

 

Fernando Zárate, del Partido Verde Ecologista de México cuestionó a la titular del Medio Ambiente local por qué se realizó el traslado del gorila Buntú, si éste tenía problemas del corazón.

 

En respuesta, Müller argumentó que ese tipo de enfermedades cardiovasculares no se detectan hasta que ocurre la repentina muerte del animal.

Zárate señaló que ese traslado respondía a intereses económicos y políticos con el alcalde de Guadalajara, quien pagaría un millón de pesos por llevar a Bantú para aparearse con dos hembras gorila en la localidad.

 

Müller insistió en que las cosas “se están haciendo bien” y como prueba, dijo, los reconocimiento internacionales que ha obtenido el Gobierno de la Ciudad de México por el tema ambiental.

 

Por su parte, Aleida Álavez, de Morena, lamentó las circunstancias bajo las que Müller acudió al recinto.

 

“Quieren tejer un bando de impunidad sin deslindar responsabilidades, lo que veo aquí es protección a la impunidad”, recalcó.

 

De zoo a bio

 

El diputado priista, Adrián Ruvalcaba, terminó por reconocer a la secretaria su trabajo, pese a que antes de la reunión había advertido que ésta no sería a modo.

 

“Esperamos que no llegue con actitud de tratar mal porque no hay un solo servidor público en la ciudad que no se haya quejado de los malos tratos de ella”, había dicho Ruvalcaba hace un mes.

 

Sin embargo, ayer el priista señaló que tras recorrer el zoológico de Chapultepec se dio cuenta que no era “lo que le habían contado”.

 

Leonel Luna, en su condición de presidente de la Comisión de Gobierno de la ALDF, adelantó que podrían presentar una iniciativa que permita a los zoológicos evolucionar a bioparques, como lo han solicitado algunas organizaciones como Proyecto Gran Simio que plantearon la transformación en santuarios.

Comentarios