La propuesta de Morena para que las mujeres puedan portar armas de bajo impacto y se defensa personal de la violencia de género podría ser contraproducente para ellas.

Se trata de la iniciativa de ley que fue presentada en el pleno del Congreso capitalino para regular instrumentos de defensa personal como las pistolas electrónicas y el gas pimienta.

Aunque esta propuesta se expuso en el órgano legislativo y turnó a comisiones en el mes de marzo pasado, el diputado local Nazario Norberto Sánchez volvió a ponerla en el debate público el 24 de agosto después de las protestas del día 16 del mismo mes por los casos de violación en los que policías capitalinos están acusados de cometer las agresiones.

Sin embargo, la activista feminista, Marisol Zúñiga, asegura que es peligrosa debido la revictimización que sufren por parte de las autoridades capitalinas.


Creo que es hasta riesgoso (…) si bien la ley lo podría facultar, sería con algunas limitantes en las que no se podría provocar la muerte del agresor

Marisol Zúñiga

Activista

Asegura que podrían repetirse casos como el de Lizeth, quien en 2017 mató a su victimario con un arma punzocortante durante un forcejeo en la alcaldía de Coyoacán.

Ella fue detenida por homicidio y padeció la revictimización durante el proceso. Zuñiga explica que en el interrogatorio las autoridades la hicieron sentir culpable aún cuando actuó en legítima defensa.

“Hubo una persecución por parte de la autoridad y su madre desesperada comenzó a hacer una campaña en medios, por lo que se detuvo el asunto y se retiraron los cargos en 2018”, explica la activista.

Zúñiga considera como grave que actores del estado pretendan dejar en manos de las mujeres su seguridad.

La misma situación ocurrió en diciembre de 2013, cuando dos hombres en la colonia Doctores, alcaldía de Cuauhtémoc, abordaron a Yakiri Rubio y la llevaron contra su voluntad a un hotel para violarla.

Yakiri se defendió mientras era agredida a navajazos y logró quitarle el arma al violador, con la cual, le hizo una herida en el cuello. El otro sujeto salió momentos antes del hotel.

La joven pidió ayuda en la calle con laceraciones de arma blanca en los brazos. Su agresor murió desangrado momentos después.

Rubio fue a la Agencia 50 del Ministerio Público para que la auxiliaran; sin embargo, la acusaron de homicidio. Ocho días después le dictaron formal prisión. Hasta un año y medio más tarde, un juez la absolvió al sentenciar que el asesinato de su agresor fue en legítima defensa.

Zúñiga añade que, aparte de responsabilizar a la mujer sobre su seguridad, los agresores podrían arrebatarles los instrumentos de autodefensa y perjudicar su integridad física.

El legislador Nazario Norberto Sánchez asegura que hasta el momento no se han acercado los grupos feministas para hablar sobre el tema.

Sin embargo, afirma que la medida podría ser efectiva como en el caso de Puebla donde supuestamente ya se redujeron los casos de violación.

Según el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), la capital del país ocupa el quinto lugar de enero a julio de 2019 en llamadas al 911 por abuso sexual con 306.

Por otra parte, de acuerdo con el Portal de Datos Abiertos del Gobierno de la Ciudad de México, las carpetas de investigación abiertas por la Procuraduría General de Justicia (PGJ) por este delito se redujeron de 707 casos de enero a julio de 2018, a 565 indagaciones en el mismo periodo de 2019.

Aunque en ese rubro existe una tendencia a la baja, la propuesta del diputado morenista podría afectar en otro aspecto a la mujeres víctimas de violación que pretendan defenderse de sus agresores, afirma.

Aprobación de defensa personal en juego

Norberto Sánchez declara en entrevista con Reporte Índigo que presuntamente el 50 por ciento del Congreso capitalino está a favor de regular el uso de instrumentos de defensa personal por parte de las mujeres.

Añade que aunque hay dudas al respecto, es una medida urgente para ayudar a combatir la violencia de género en la Ciudad de México.

Espera que para el mes de octubre la iniciativa se apruebe y pueda regularizar el uso de dichos instrumentos de defensa propia.


Actualmente la ley no prohíbe ni permite la utilización de taser y gas pimienta para la defensa de las mujeres

“Debe atenderse la necesidad de protección y salvaguarda de las mujeres en la Ciudad de México, el objetivo de la presente iniciativa es dotarlas de instrumentos que permitan hacer frente a las adversidades que actualmente enfrentan relacionadas con la violencia en la vía pública.

“Por lo que se propone, en el marco de la Constitución federal, la Constitución local y los tratados internacionales de los que México es parte, adicionar un segundo y tercer párrafo al artículo 251, del Código Penal de la Ciudad de México, a fin que se permita -únicamente por razones de seguridad- portar rociadores, gasificadores, dosificadores o análogos de agresivos químicos que sólo produzcan efectos pasajeros en el organismo humano y no provoquen la pérdida del conocimiento y no pongan en riesgo la vida”, señala la iniciativa presentada por el legislador.

Respecto a las modificaciones al artículo 251 del Código Penal, el legislador propone añadir que no se considere a los objetos mencionados como prohibidos siempre y cuando no sean superiores a los 50 gramos.

Norberto Sánchez explica que también se contemplaría en el Congreso, en caso de que en octubre se apruebe la iniciativa, que las mujeres puedan acceder a una capacitación previa para el uso de los instrumentos de autodefensa

Por último, menciona que la ley es perfectible y si su propuesta no tiene los resultados esperados, se puede volver a modificar.

Te puede interesar: Alerta de violencia de género fallida