La defensa del narcotraficante Miguel Ángel Félix Gallardo, “El Jefe de Jefes”, tramitó dos amparos, uno por actos de tortura psicológica contra su cliente y otro porque aún no se le concede la prisión domiciliaria como estableció un juez.

El abogado del fundador del Cártel de Guadalajara remitió un escrito vía electrónica al Juez de Amparo en Materia Penal del Estado de Jalisco que conoce de su demanda de garantías.

El 15 de septiembre se tenía programada una audiencia en la que se le colocaría el brazalete electrónico, pero fue suspendida por un juez de Jalisco.

La audiencia se suspendió debido a que la Guardia Nacional solicitó la prórroga “a efecto de reforzar el brazalete y ponerse de acuerdo en la vigilancia”.

Apenas la semana pasada otro juez federal concedió medidas por la tortura psicológica que sufre Félix Gallardo, luego que por segunda ocasión se suspendió su traslado a un domicilio en Zapopan, Jalisco, lo que le ocasionó un cuadro de depresión severa que agrava sus otros malestares.

Lee también: Dan prisión domiciliaria a Miguel Ángel Félix Gallardo, “El Jefe de jefes” y exlíder del Cártel de Guadalajara

¿Cuál es el estado de Miguel Ángel Félix Gallardo?

El actuario judicial comisionado para dar fe de las condiciones en las que se encuentra el llamado “Jefe de Jefes”, Miguel Ángel Félix Gallardo, asentó en su cédula que “el señor se encuentra en una cama debido a la angustia, estrés, crisis de ansiedad que sufre por la situación psicológica y padecimientos crónicos”.

“Se advierte que se encuentra con uso de mascarilla de oxígeno, suero canalizado, y refiere que tiene taquicardias, mareos y debilidad”, refiere el documento.

Finalmente, señala que que las autoridades carcelarias y cualquier servidor público están obligados a preservar la integridad y salud del preso.

Félix Gallardo ha estado encarcelado por 32 años en Puente Grande y actualmente tiene 75 años de edad.

Apenas en julio de este año, Félix Gallardo fue llevado a un hospital de Guadalajara en un intento por salvarle la vista.