La integración a una aplicación de delivery, habilitación de una página web, la difusión de servicios y productos en redes sociales o la venta en línea han sido algunas de las estrategias de los dueños de negocios para enfrentar los cierres y restricciones establecidos por la pandemia de COVID-19.

Sin embargo, la mayoría de los pequeños y medianos negocios del país no han logrado dar el salto digital que tanto necesitan para sobrevivir, advierten líderes empresariales.

Apenas tres de cada 10 empresas pudieron digitalizarse durante el 2020, lo que representa un ligero incremento de la presencia comercial en línea de los negocios, toda vez que previo a la pandemia solamente una de cada 10 contaban con alguna de estas herramientas, según cálculos de la Cámara de Comercio Servicios y Turismo en Pequeño de la Ciudad de México (Canacope).

“Hemos estado apostando por la digitalización de los comercios sobre todo en cuanto a servicios, en cuanto a productos es un poco más común que las empresas comercialicen vía Internet.

“Hemos puesto a disposición del pequeño y mediano comerciante aplicaciones para que se integren sólo utilizando un correo electrónico o apoyamos con capacitaciones para manejo de redes sociales”, señala Eduardo Contreras, presidente de Canacope.

Advierte que con el avance digital que se registró durante 2020 es posible afirmar que los negocios que no están integrados a una aplicación o incluso que cuentan con un correo electrónico están “prácticamente muertos”.

Si bien la pandemia impulsó a las empresas a usar las plataformas virtuales, han sido pocas las que pudieron integrarse al mundo digital, señala Armando Zúñiga, presidente de Coparmex Ciudad de México.

El organismo propone que se diseñen plataformas digitales para negocios por cada alcaldía de la capital del país a través de la Agencia Digital del gobierno capitalino.

“El 80 por ciento del comercio de la pandemia se logró gracias a las plataformas digitales y durante el último cierre en la época decembrina la cifra subió hasta 90 por ciento.

“El resto del 2021 todavía tendremos secuelas y efectos de la pandemia por lo que es muy importante que a las pequeñas y medianas empresas se les ayude para integrarse a estas plataformas”, señala.

Durante 2020 diversos gigantes de la tecnología o grandes empresas globales pusieron en marcha programas para la inclusión de las PyMES al mundo digital, así como para su capacitación.

Sin embargo, una de las barreras más grandes de los negocios para lograr este objetivo en México es que siguen enfocándose en los canales tradicionales de comercialización, además de que muchos desconocen las plataformas.

“El comercio digital pudo haber sido una de las soluciones a los problemas para las empresas este fin de año, pero no lo fue. Un ejemplo es la compra y venta de juguetes porque la demanda supera la oferta, si se llega a encontrar un juguete en línea es a sobre precio y no se entrega en los tiempos que se requiere, hay desfases totales.

“Es una gran oportunidad pero no hay infraestructura, capacitación y otros elementos que ayudarían a dar ese salto”, apunta Gerardo López Becerra, presidente del Consejo Nacional para el Desarrollo del Comercio en Pequeño.

También puedes leer: Negocios sin apoyos extras para Reyes en CDMX