La Procuraduría revisa al menos cinco averiguaciones previas que estaban archivadas

Héctor Luis “El Güero” Palma ya está en México. Fue entregado en repatriación por el gobierno de Estados Unidos luego de haber cumplido una condena de poco más de nueve años en prisión, acusado del delito de tráfico de cocaína desde México hacia ese país.

“El Güero” Palma fue entregado en el cruce fronterizo de Matamoros al filo de las 16:00 horas de ayer; de inmediato, personal de la Procuraduría General de la Republica (PGR) y del Instituto Nacional de Migración (INM) lo trasladaron a la Ciudad de México.

Por la noche, se informó que tiene una orden de aprehensión en Nayarit por su probable responsabilidad en dos homicidios ocurridos en esa entidad, por lo que fue llevado al Penal de El Altiplano, Estado de México.

“El imputado permanecerá internado en dicho Centro Federal durante el desahogo del proceso judicial correspondiente”, señaló la PGR.

De acuerdo con fuentes oficiales, son 22 los procesos penales que se le instruyeron desde 1992 al 2007 —cuando fue extraditado a EU— los que  ya fueron saldados con su permanencia en la cárcel federal de alta seguridad de Atwater, en el norte de California.

Una fuente de la PGR dijo que la Procuraduría revisa al menos cinco averiguaciones previas que estaban archivadas, con la finalidad de buscar la supervivencia de algún delito que pueda mantener al también compadre de Joaquín “El Chapo” Guzmán tras las rejas.

Una de las averiguaciones previas que podrían derivar en la posibilidad de iniciar un nuevo proceso penal a Héctor Luis Palma Salazar, quien sale de la prisión de Estados Unidos con 59 años a cuestas, y en aparente pobreza, es la que se encuentra marcada con el numero AP393/96, por el delito de coalición de servidores púbicos, iniciada y archivada en la cárcel federal de Puente Grande, en Jalisco.

Dicha denuncia fue iniciada con base en la declaración ministerial de la entonces directora de la prisión federal de Puente Grande, Celina Oseguera Parra, quien el 8 de febrero de 1996 atribuyó a “El Güero” Palma hechos que apuntaban a su intención de escapar de la prisión. La declaración ministerial de Palma Salazar fue tomada el día 21 de julio de ese mismo año.

No se sabe cuál fue la razón por la que dicha averiguación previa fue archivada por los delitos atribuidos al “Güero”  Palma, sin embargo, la declaración de la entonces directora del penal de Puente Grande y del mismo Palma Salazar, sirvieron de base para ejercer acción penal en contra de los exempleados de ese centro federal penitenciario Francisco Javier Lara Macías, Ignacio Hernández Gómez y José Guadalupe Palomares Hernández.

Otra de las averiguaciones previas que desempolvó la PGR a efecto de buscar pendientes penales de Palma Salazar con la justicia mexicana, es la que está marcada con el número AP001/MPINCD/96, iniciada por el entonces Instituto Nacional para el Combate a las Drogas, donde obra el oficio AD/155/97 de fecha 19 de marzo de 1997, donde el propio Palma hace una declaración sobre su responsabilidad en el manejo en forma de coparticipación del Cártel de Sinaloa, el que no se ha desarticulado hasta el momento, de donde se desprenden diversos delitos que no han alcanzado los plazos de prescripción de la acción legal.

De igual forma existe la averiguación previa penal AP1930/95, iniciada el 8 de diciembre de 1995, en la que a “El Güero” Palma se le atribuye —de acuerdo con las pesquisas ministeriales—, actos que lo ubican en los hechos que desencadenaron en el homicidio del cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo, ocurrido en el estacionamiento del Aeropuerto Miguel Hidalgo de la ciudad de Guadalajara, Jalisco, el 24 de mayo de 1993.