En redes digitales circula el video de un joven que fue detenido por dos policías de la estación Cuauhtémoc, de Metrorrey. “Te estoy hablando bien, wey”, exclama uno de los oficiales al muchacho que no porta el cubrebocas, razón aparente por la cual lo tomaron por la espalda hasta tirarlo al piso.

El audiovisual fue grabado por otros usuarios y difundido el lunes 26 de julio de 2021. Es decir, durante la tercera ola de COVID-19 en México.

Un día después, el martes 27 de julio, el secretario de Salud, Manuel de la O Cavazos, y el director de Metrorrey, Manuel González Fernández, acudieron a Cuauhtémoc, la estación donde el joven fue sometido, para supervisar el uso de cubrebocas entre los usuarios de este transporte público.

“Las autoridades pidieron crear conciencia entre la población joven de que la pandemia de COVID-19 sigue ocasionando estragos ahora en este grupo etario al señalar que esta tercera ola viene más complicada”, dice un comunicado difundido ayer por el Gobierno de Nuevo León.

Los funcionarios repartieron gel sanitizante y mascarillas faciales a los usuarios de Metrorrey. El titular de la Secretaría de Salud de Nuevo León estuvo antes en la estación Zaragoza para constatar que todas las personas portaran cubrebocas.

“Agradeció que la población, ante esta tercera ola de la pandemia que azota la entidad, se siga cuidando”, menciona el boletín.

En Nuevo León, quien no porte cubrebocas puede ser arrestado por 36 horas o incluso sancionado con una falta administrativa que implica barrer calles o plazas públicas.

Ayer, Nuevo León superó los mil casos diarios de COVID-19. La entidad neoleonesa registró mil 043 nuevos casos, con lo que la cifra acumulada alcanzó 197 mil 805 personas contagiadas.

De la O Cavazos exhortó a no bajar la guardia y seguir aplicando las medidas preventivas como el quedarse en casa, mantener la sana distancia, realizar el lavado constante de manos y usar tapabocas ya que la variante Delta circula en la entidad y es más contagiosa, en menor tiempo y con mayor carga viral para infectar las células.

Adolescentes, niñas y niños: nuevo grupo vulnerable

En la tercera ola de la pandemia de COVID-19, la población joven es más vulnerable no sólo porque la variante Delta es más contagiosa, sino porque las y los adolescentes de 18 años en adelante de este grupo etario todavía no están completamente vacunados.

Desde el inicio de la pandemia, un total de 7 mil 961 menores de 18 años han contraído COVID-19; de ellos, 45 han perdido la vida, informó el secretario Manuel de la O en la conferencia de prensa de actualización de casos.

Incluso, el titular de la Secretaría de Salud informó que se registró un brote de casos de COVID-19, en una guardería del municipio de Allende. Por ello, hizo un llamado a los padres de familia a extremar los cuidados en general.

También puedes leer: Más vale prevenir, revisión en Metrorrey