¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
Nacional
imagen principal

Salud

Daniel Stamatis, el mexicano que logró salir del epicentro del coronavirus

Indigo Staff

Daniel se encontraba en Wuhan haciendo un doctorado en arquitectura con bambú y escribiendo una tesis cuando comenzaron las alarmas por el coronavirus


Feb 21, 2020
Lectura 4 min
portada post

Pese a la alarma que existe en todo el mundo por el coronavirus, tenemos que agradecer que en México aún no se han confirmado casos positivos de la enfermedad.

Las muertes por el coronavirus han alcanzado los 2 mil 348 personas, mientras que el número de contagiados ya suman 76 mil 392 casos.

Pero no todo es malo, hace cinco días, la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) informó que regresaron al país los 10 mexicanos que se encontraban en Wuhuan y solicitaron regresar a México.

Y la mejor noticia es que ninguno de ellos presentó síntomas de la enfermedad.

Daniel Stamatis es uno de los mexicanos que logró salir del epicentro del coronavirus y en entrevista con Reporte Índigo habla sobre su experiencia.

Daniel se encontraba en Wuhan haciendo un doctorado en arquitectura con bambú y escribiendo una tesis cuando comenzaron las alarmas por el coronavirus.

El 22 de enero, China comenzó a tomar medidas drásticas para frenar la expansión del 2019-nCoV.

El mismo día, China comenzó a prohibir la salida para trenes y aviones de la ciudad de Wuhan, donde se originó la epidemia y prohibió la salida de millones de habitantes para tratar de contener la propagación de la enfermedad, relata Daniel.

El día 24, Xi Jinping, presidente de China, dijo que “el avance del coronavirus se aceleraba” y el pueblo chino se enfrentaba a “una situación grave”.

Posterior al anuncio del presidente de China, Estados Unidos y Francia comenzaron a evacuar a los sus ciudadanos y familiares de Wuhan, epicentro del brote.

Te recomendamos: Mexicano relata la odisea para volver a México desde Wuhan

Fue en ese momento cuando Daniel decidió que era una buena idea salir de China.

Tras las alarmantes noticias, Daniel actúo rápido y se comunicó con las autoridades mexicanas, de quienes obtuvo una respuesta muy cortés pero también muy relajada, señala.

Luego de evaluar la respuesta de las autoridades mexicanas decidió escribir un tuit solicitando ayuda el canciller Marcelo Ebrard y a el embajador de Estados Unidos en México, Christopher Landau para ser auxiliado.

La respuesta que recibió en Twitter fue sorpresiva pues no solo le contestó el embajador Landau, también cientos de internautas respondieron y retuitearon su mensaje.

Usuarios en redes, medios de comunicación y hasta políticos comenzaron a prestarle atención a la situación que estaba viviendo Daniel, lo que según nos cuenta colaboró para que logrará salir de China.

En un principio Daniel sopesó la idea de subirse a un avión estadounidense, aprovechando que tenía VISA americana y de esta forma poder salir del país asiático, sin embargo, esto no fue posible.

Después de esperar dos días, el ministro del Servicio Exterior Mexicano, Enrique Escorza, se contactó con él para comunicarle que que podría abordar un avión francés.

Es en este momento cuando comienza un nuevo desafió para Daniel.

Llegar al avión se convirtió en una odisea

Las autoridades mexicanas le comunicaron a Daniel que ya estaba todo listo para que abordará el avión francés, la única condición era que él debía llegar por sus propios medios al cónsul francés.
Lo que era un problema tomando en cuenta que la ciudad se encontraba en cuarentena y no había metro, ni taxis, ni ningún otro medio de transporte.

Daniel nos cuenta que al verse en esa situación consideró irse en pie, sin embargo, el cónsul francés se encontraba a 42 km de distancia de su casa, por lo que no fue opción ya que solo tenía tres horas para llegar.

La embajada le dio una lista de números de conductores autorizados para salir de Wuhuan pero ninguno pudo recogerlo por falta de tiempo, así que de manera extraoficial logró salir gracias a una amiga china.

Después de lograr salir de Wuhuan y encontrarse en el cónsul francés tuvo que esperar aproximadamente 12 horas para lograr abordar el avión y por fin salir de China.

Ya en territorio francés, Daniel estuvo en cuarentena catorce días para descartar que tenía coronavirus.

Además, de agradecer el trabajo diplomático que realizó la embajada mexicana para que logrará volver, Daniel señala que ningún compatriota pago un solo peso.

Stamatis resaltó en reiteradas ocasiones el excelente trato que recibió de las autoridades mexicanas sobre todo de José Luis Bernal Rodríguez, embajador de México en China, el ministro del Servicio Exterior Mexicano, Enrique Escorza, y el canciller Marcelo Ebrard .


Notas relacionadas

Abr 7, 2020
Lectura 3 min

Abr 6, 2020
Lectura 1 min

Abr 6, 2020
Lectura 2 min

Comentarios