Tres alcaldes electos de la Ciudad de México iniciarán su periodo de gobierno con cuentas pendientes con la justicia.

Se trata de Luis Gerardo Quijano, Armando Quintero y Mauricio Tabe Echartea, alcaldes que gobernarán una demarcación aún cuando tienen investigaciones en su contra o un historial de acusaciones por delitos.

Los ilícitos por los que señala a los próximos gobernantes van desde fraudes hasta acusaciones por comprar votos en procesos electorales.

El mes de octubre de 2021 marcará el inicio de la segunda generación de alcaldes y alcaldesas en la capital que gobernarán de 2021 a 2024, entre ellos los tres mencionados con un historial gris.

Compra de votos y violación de propaganda

El primero de estos alcaldes está en Magdalena Contreras, Luis Gerardo Quijano, tiene una investigación en su contra por violar los principios de propaganda de la ley electoral de la capital del país.

Según el expediente de queja IECM-QNA-/666/2021, el partido Fuerza Por México lo denunció el pasado 6 de junio por dos irregularidades: tapar lonas de otros candidatos y la colocación de material proselitista en casillas electorales.

El documento, en poder de Reporte Índigo, acusa al militante priista de haber tapado con su propaganda la de otro contendiente el 1 de junio.

Mientras que el segundo hecho, es que el virtual alcalde colocó material promoviendo el voto a su favor en casillas electorales de la demarcación, lo que, de comprobarse, es una violación a la veda, pues se rompe el principio de equidad en la contienda.

“El día 6 de junio de 2021, fecha de la jornada electoral, en la barda del inmueble donde estaban ubicadas las casillas Básica y Contigua 1 de la sección electoral 3026, ubicada en la avenida Santiago Apóstol 620, colonia Lomas Quebradas, código postal 1000, Magdalena Contreras, habían 21 pancartas pegadas, una junto con la otra, en la que se podía observar una leyenda: Estamos con Luis Gerardo Quijano, 4to y 5to paso, Nueva Vida Contreras CDMX”, detalla la querella.

Ante esto, la parte denunciante indica que se violó tanto la veda electoral como el principio de equidad en la contienda.

Dicha investigación sigue en curso y aún no tiene resolución, por lo que podría tener repercusiones y sanciones para Quijano posteriormente.

No obstante, esa denuncia no es la única que ha enfrentado Quijano, en 2018 el Instituto Electoral de la Ciudad de México (IECM) promovió un procedimiento especial sancionador por el presunto uso de programas públicos para promocionarse cuando era candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI) a la demarcación.

El procedimiento no tuvo mayor repercusión debido a que el PRI y Quijano impugnaron, consta en el expediente TECDMX-PES-085/2018 del Tribunal Electoral de la Ciudad de México (TECDMX), y la instancia falló a su favor pues determinó que en todo caso, fue la entonces delegación la que incurrió en una falta y no el candidato.


El alcalde electo de Magdalena Contreras, Luis Gerardo Quijano, tiene una investigación en su contra por violar los principios de propaganda de la ley electoral de la capital del país

El fraude de Armando Quintero

El actual alcalde de Iztacalco, Armando Quintero, quien ganó la reelección el 6 de junio, está acusado de cometer fraude procesal en agravio de operadores de la Línea 2 del Metrobús.

Azael Arellanes, dueño de dos concesiones de transporte público y accionista de la empresa Transportes Sat que opera la Línea 2 del Metrobús, dice en entrevista que Armando Quintero autorizó una operación fraudulenta cuando era secretario de Transportes y Vialidad en 2008.

El transportista menciona que en 2012, los socios de Transportes Sat se percataron de que el accionista mayor, José Juan Sánchez Armas, heredó la compañía a su familia, lo cual, es una irregularidad, pues el acta constitutiva debía estar a nombre de todos los que colaboraron en la creación de la empresa y es propiedad del conjunto, no de una sola persona.

Arellanes explica que las concesiones de las compañías operadoras en 2008 fueron otorgadas por la Secretaría de Transportes y Vialidad (Setravi), que revisó la documentación, como las actas constitutivas, y uno de los requisitos era que todos los transportistas fueran socios de las empresas. Esto con el fin de que todos los concesionarios se vieran beneficiados con la entrada de Metrobús y se pudieran regularizar.

Sin embargo, en el caso de Transportes Sat no fue así y Armando Quintero aprobó una concesión ilegal y fraudulenta, acusa Arellanes.

Ante esto, denunciaron penalmente en 2012 al extitular de la Setravi de la ciudad y comenzaron un juicio para la revocación de la concesión que les permita solucionar su problemática, pero hasta el momento ningún procedimiento ha tenido avances.

Durante la actual administración, los socios de Transportes Sat han buscado a las autoridades y apenas el pasado 14 de junio de 2021 se manifestaron frente al Palacio de Ayuntamiento de la ciudad, en donde una comisión de la Secretaría de Movilidad (Semovi) los recibió y prometió ayudarlos.

Tabe Echartea y los tinacos

Por último está el caso de Mauricio Tabe Echartea, alcalde electo de Miguel Hidalgo, quien en febrero de 2021 fue denunciado por concejales de la demarcación debido a que supuestamente, trabajadores de la alcaldía Benito Juárez habían entregado tinacos a nombre del panista.

Incluso, el 22 de febrero pasado, la Secretaría de la Contraloría General de la Ciudad de México (SCGCDMX) confirmó a Reporte Índigo que estaban investigando a Laura Álvarez, directora de Desarrollo Social de Benito Juárez y quien presuntamente operó el desvío de recursos y entregó los tinacos en Miguel Hidalgo.

Hasta la publicación de esta edición la Contraloría no ha resuelto el caso por lo que en próximas fechas se podrían deslindar responsabilidades contra Tabe Echartea y funcionarios de la Benito Juárez.

También puedes leer: Alcaldes electos de Morena en CDMX dan mensaje de unidad