La jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, comentó que, en caso de que se presentara una cuarta ola de COVID-19, esta no será del mismo impacto que las tres pasadas.

“La tercera ola fue menor y ahí no tuvimos que tomar medidas de restricción en cierre de restaurantes, etcétera, sino que, más bien, fue que la Campaña de Vacunación permitió que iniciara la reducción de casos”.

Refirió que, de acuerdo con el director de Gobierno de la Agencia Digital de Innovación Pública, Eduardo Clark, el siguiente repunte de contagios sería menor.

Sheinbaum aseguró que la segunda ola, la que tuvo lugar entre diciembre de 2020 y enero de 2021, ocurrió cuando todavía no había vacuna para toda la población y se alcanzó a tener 9 mil personas hospitalizadas.

Sin embargo, se aumentó la capacidad hospitalaria para atender a los enfermos en conjunto con el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), el Instituto de Servicios y Seguridad Social para los Trabajadores del Estado (ISSSTE), la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y la Secretaría de Marina (Semar).

Además, mencionó que una cuarta ola no será tan perjudicial porque, sumado a que el 95 por ciento de la población adulta ya está vacunada, va a comenzar el Programa de Vacunación en menores de 15 a 17 años de edad.

De igual forma, añadió que una cuarta ola afectaría más a quienes no se han vacunado y a las personas que ya recibieron el activo médico, pero tienen comorbilidades.

Ante esta probabilidad, aseguró que se llevará a cabo una campaña para que se refuerce el uso del cubrebocas.

“Si empieza una cuarta ola, iniciaremos una campaña para que la gente regrese a usar el cubrebocas, que ya no todos lo están usando, y medidas de sana distancia; pero no tenemos pensado, de ninguna manera, cerrar actividades como fueron en las olas anteriores”, manifestó.

El 5 de noviembre pasado, la Organización Mundial de la Salud (OMS) alertó que ya había iniciado una cuarta ola de COVID-19 en Europa: en 53 países del viejo continente los casos repuntaron al igual que en Asia Central.

También puedes leer: Pfizer dejará que otros fabriquen su píldora contra COVID-19 para llegar a más países