Reporte Indigo

Salud

¿Cuántos días se debe aislar una persona contagiada de ómicron? Esto dicen los epidemiólogos

Actualmente México experimenta la cuarta ola de contagios por COVID-19, por lo que la probabilidad de que todos las personas se lleguen a contagiar del virus aumenta, sobre todo con la nueva variante ómicron.

De acuerdo con las autoridades sanitarias, las personas contagiadas por la variante ómicron deben estar aisladas por al menos 14 días.

Aunque otros epidemiólogos sugieren esperar sólo siete días y si aún continúas con síntomas, lo mejor y más seguro es alargar el confinamiento.

“Si se tienen síntomas significa que aun continuamos con COVID y con manifestaciones clínicas podemos contagiar y por tanto hay que seguir aislado”, advierten.

Mientras que el infectólogo mexicano Alejandro Macías aseguró que la variante ómicron “entra y sale rápido” del cuerpo, por lo que también sugiere aislarse siete días o diez días.

Si durante siete días el paciente no presenta síntomas, un test de antígenos puede disipar las dudas. Si el resultado es negativo, puedes salir de tu aislamiento, pero debes seguir usando una mascarilla.

Lee: AMLO descarta de ola de despidos por ómicron: “Mayoría de los empresarios se porta bien”

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), cuando el virus entra a tu cuerpo, tardas en presentar síntomas entre dos a cinco días.

Recuerda que los síntomas de la nueva variante de COVID-19, ómicron son: dolor de cabeza, escurrimiento nasal, estornudos, sudoración nocturna, confusión mental y la pérdida del apetito.

¿Qué hacer si estuve en contacto con una persona que tuvo COVID-19?

De acuerdo con los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés), los mejor es quedarte aislado solo en una habitación de tu casa y alejado de las demás personas durante al menos 5 días después de haber tenido el último contacto con una persona que tuvo COVID-19.

¿Qué prueba debo realizar?

La prueba ideal para detectar la variante ómicron es la PCR, pese a que es la más costosa, también es la más confiable.

Mientras que la prueba antígeno es otra prueba común para detectar el virus, y se realiza mediante una prueba nasal o de saliva.

Salir de la versión móvil