Le llaman “la carretera del terror”. En un tramo de la vialidad fronteriza Monterrey-Nuevo Laredo, las personas desaparecen durante su viaje por horas.
¿Cuántas faltan? Las autoridades no se han coordinado al ofrecer esta información.

“Lo que puedo decir es que en lo que va del año, lo oficial, son 43 personas”, reconoció Aldo Fasci Zuazua, secretario de Seguridad Pública de Nuevo León, en entrevista con medios de comunicación.

Organizaciones de la sociedad civil como Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en Nuevo León (Fundenl) han declarado que pueden ser más víctimas de desaparición forzada. Incluso han pedido al Gobierno del Estado de Nuevo León, encabezado por Jaime Rodríguez, información sobre las localizaciones.

“Ya se rescataron cerca de 17 personas y, bueno, hay polémica en cuanto a lo que dicen o lo que no dicen”, respondió “El Bronco” tras un evento en el Hospital Metropolitano el 22 de junio. Horas después, la Comisión Local de Búsqueda de Personas Desaparecidas informó en un comunicado de prensa que en los últimos 20 meses hay 41 reportes de privaciones de libertad en Nuevo Laredo, Tamaulipas. De ese total, 17 personas pudieron ser localizadas (una sin vida) porque volvieron a sus domicilios de manera gradual,  sin la intervención de algún operativo.

“Ayer yo cometí un error, hoy pido una disculpa: el dato con precisión, el número, lo tiene la fiscalía. Quien se encarga de hacer las investigaciones no es el gobierno ni es la Secretaría de Seguridad Pública, es la fiscalía”, dijo Rodríguez Calderón en conferencia de prensa el día 23 de este mes.

Dos días después, en un comunicado conjunto, la Fiscalía Especializada en Personas Desaparecidas de Nuevo León refirió que se han localizado 18 personas y abierto 37 carpetas de investigación de enero de 2020 a la fecha; mientras que la Fiscalía Especializada en la Investigación de los Delitos de Desaparición Forzada de Personas de Tamaulipas ha localizado a 16 víctimas y ha iniciado 28 investigaciones en el mismo plazo.

Acciones e inacciones de “El Bronco” ante desapariciones

La primera medida del gobernador Jaime Rodríguez ante las desapariciones forzadas en la carretera Monterrey-Nuevo Laredo fue pedirle a los neoleoneses que no viajaran.

“Sí es público también lo que está sucediendo en Reynosa, y sugerir a la población de Nuevo León que evite si no es urgente que tengan una vuelta, que se esperen a que esté todo tranquilo”, mencionó el 23 de junio en rueda de prensa.

“El Bronco” también dijo que la Secretaría de Seguridad Pública de Nuevo León, encabezada por Aldo Fasci, estaría al tanto.

“Y en este caso es una sugerencia que evitemos en este momento hasta que no veamos que esté todo tranquilo en Reynosa. Hay gente que tiene que viajar por trabajo, tiene que hacer cosas, primero que se enteren que estará la Secretaría de Seguridad nuestra al pendiente”, pronunció.

Un día después, las autoridades de seguridad de Nuevo León y Tamaulipas se reunieron en Nuevo Laredo para reforzar operativos conjuntos en la carretera federal 85 y la autopista 85 por aire y tierra.

Ambas entidades contemplaron la instalación de puntos fijos intermitentes, en especial en zonas específicas como el tramo  del kilómetro 100 al 176, que corresponde a la zona limítrofe  y la formación de bases de operación mixtas. Unidades aéreas armadas de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) estarán en vigilancia permanente las 24 horas.

“Parte de las acciones que ya se  realizan por ambas autoridades en el operativo montado desde esta tarde en la carretera 85 y la autopista 85, es el abanderamiento carretero de manera en que todos los grupos de vehículos circulen seguros sobre estas vías”, expresa un comunicado del 25 de junio, día en que empezó el operativo.

También se sumaron patrullajes de la Guardia Nacional y, por parte de la entidad, de elementos de la Fiscalía General de Justicia del Estado de Nuevo León (FGJNL) y Fuerza Civil.

“Tenemos bien definido nuestro patrullaje, es toda la autopista de lado de Nuevo León la estamos vigilando en conjunto con Guardia Nacional, porque no nada más es la autopista, hay brechas donde también la Guardia Nacional, Fuerza Civil y el Ejército Mexicano entramos a vigilar, a disuadir, a buscar individuos que estén buscando hacer daño a la gente”, declaró el comisario Jorge Garza Morales.

Pero “El Bronco” también se negó el jueves a recibir a los familiares de personas desaparecidas que durante casi una hora bloquearon calles alrededor del Palacio de Gobierno y protestaron por la falta de coordinación entre Nuevo León y Tamaulipas.

“Sí me reúno, a la hora que quieran, y también puedo servir de enlace para que en Tamaulipas les den información”, aseguró ayer el mandatario.

Interviene FBI en búsqueda de familia texana desaparecida en carretera Monterrey-Nuevo Laredo

La Monterrey-Nuevo Laredo es la carretera más importante entre México y Estados Unidos. En esta vialidad desapareció una familia proveniente de Texas: Gladys Pérez Sánchez, de 39 años, su hijo John Carlos, de 16, y su hija Michelle Cristina, de 9.

El 13 junio fueron a una visita familiar a Sabinas Hidalgo, Nuevo León pero no regresaron. Por lo que el Buró Federal de Investigaciones de San Antonio, Estados Unidos (FBI, por sus siglas en inglés) participa en su búsqueda.

“Favor de llamar a la oficina del FBI en San Antonio al 210-225-674”, dice la ficha difundida en redes oficiales. Además muestra una imagen del auto Chevrolet Sonic, color amarillo, modelo 2014, con número placas NBX-4740 en el que viajaban en carretera.

El 15 de junio, el Grupo Especial de Búsqueda Inmediata (GEBI) de la Fiscalía General de Justicia de Nuevo León, pidió la colaboración de los ciudadanos para localizar a la familia estadounidense.

También puedes leer:

¿Desapariciones son de Nuevo León o de Tamaulipas?