La gestión de Juan Ignacio Barragán, director de Servicios de Agua y Drenaje de Monterrey, se ha caracterizado por no cumplir con el horario establecido del suministro del líquido para consumo humano y el brote de mega fugas. Estas han ocasionado que se desperdicien miles de litros en plena crisis de desabasto de líquido.

Además de la ineficiencia en las operaciones de suministro, Barragán no ha informado cuánta agua se ha perdido por las fugas. En algunos casos atribuye la falla a la Comisión Federal de Electricidad (CFE), pero sin sustento suficiente.

En febrero de 2021 se suscitó un mega apagón en Nuevo León, pero no se reportaron fallas de agua. El 16 de junio se desató una mega fuga del acueducto de la presa El Cuchillo a la Zona Metropolitana de Monterrey (ZMM), que dejó a la mitad de la población sin servicio ya que ofrece 5 mil litros por segundo a la población.

Barragán atribuyó la falta de recurso hídrico a una falla del sistema eléctrico de la CFE que ocasionó que las bombas no funcionaran. Los municipios afectados fueron Apodaca, Escobedo, García, Guadalupe, Juárez y San Nicolás.

Fuentes de Sistema de Agua y Drenaje de Monterrey revelaron a Reporte Índigo que la red del suministro está sufriendo afectaciones por el aumento de la presión a consecuencia de la falta de agua

Esto se realiza para que pueda llegar el líquido hasta los tanques en sectores ubicados en partes altas de la ZMM.

Algunas tuberías que tienen muchos años sin ser cambiadas no soportan la presión. Así pasó el 5 de julio con la mega fuga de agua de hasta cuatro metros de altura en la que cientos de metros cúbicos de agua se desperdiciaron en plena crisis hídrica.

Vecinos aseguraron que la fuga se originó alrededor de las 20:30 horas en la colonia Los Nogales, luego de que una fuerte explosión se escuchó a varias cuadras de distancia. Al parecer, hubo un cambio en la presión de las tuberías cuando regresó el agua al sector, mismo que había sufrido de desabasto en los días previos.

Por más de cinco horas estuvo desperdiciándose el agua. La tubería de 48 pulgadas había almacenado una gran cantidad de aire como consecuencia de la baja afluencia de líquido y cuando inició la presión por el bombeo de agua el aire buscó una salida.

Unas 14 viviendas sufrieron afectaciones por la mega fuga, reveló Barragán, quien además aseguró que Servicios de Agua y Drenaje de Monterrey pagará los daños causados.

“Son circunstancias que tienen que ver con el manejo de presiones que estamos teniendo por la crisis. Las subidas y disminuciones de la presión y la cantidad de válvulas que se tienen que cerrar nos generan estos riesgos”, reconoció el director.

Algunas tuberías que tienen muchos años sin ser cambiadas no soportan la presión

Otras fugas de agua

Las fugas de agua han sido una constante en la gestión de Juan Ignacio Barragán, director del Sistema de Agua y Drenaje de Monterrey. El corte del suministro de manera manual ha ocasionado estas fallas.

El 18 de julio, una tubería de agua potable no soportó más y tronó en avenida de la Cima, en el sector Cumbres, al poniente de Monterrey. En dicha fuga se desperdiciaron cientos de litros de líquido.

Los vecinos lamentaron el desperdicio de agua cuando ese día no tenían suministro del líquido. Trabajadores de esta empresa repararon la tubería dañada.

Asimismo, apenas el 27 de julio, habitantes del primer cuadro del municipio de Cadereyta se quedaron sin agua por la fuga de un ducto que al menos duró cinco horas desperdiciando miles de litros del líquido. La tubería afectada de 18 pulgadas era una planta tratadora.

La apuesta tardía

Para evitar tantas fugas de agua, Servicios de Agua y Drenaje de Monterrey, a cargo de Juan Ignacio Barragán, debió continuar la modernización tecnológica en la modulación de presiones del líquido de la red de distribución.

La modulación de presiones de agua consiste en sustituir válvulas de manera más técnica, y no manual, para hacer más eficiente y equitativa la distribución de líquido. Este proyecto debió iniciar desde principios de año.

Barragán informó el pasado 20 de julio que Servicios de Agua y Drenaje de Monterrey ya   trabaja en la modernización del sistema de modulación y gestión de presiones, pero estas obras hidráulicas quedarán concluidas hasta después de ocho meses. Tiempo y agua, ambos valiosos, se han perdido en este tiempo.

Te puede interesar: Publican en el DOF decreto para garantizar agua en Nuevo León y reducir consumo industrial