¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
Nacional
imagen principal

CRISISSOCIAL

Venezuela, el exilio

Rubén Zermeño

Debido a la profunda crisis política, económica y social que arrasa a Venezuela, miles de venezolanos buscan huir de su país, muchos de ellos y tras largos esfuerzos logran ponerle fin al éxodo refugiándose en México.

No es sencillo llegar hasta México, la inflación y el control del Estado de las divisas hacen que sea casi imposible para sus habitantes viajar fuera de su país.

Los que logran salir suelen ser profesionistas exitosos, con una condición económica y social privilegiada, pero la historia no es igual para todos.


Jul 21, 2017
Lectura 14 min
portada post

10,067 Personas llegaron al país en 2009 provenientes de Venezuela

“Siento la necesidad y la obligación como ciudadano venezolano de manifestarme en contra de las elecciones para conformar una Asamblea Nacional Constituyente. (…) No pueden imaginarse lo que me duele mi país”

- Gustavo Dudamel

Director de orquesta

La crisis venezolana tuvo uno de sus puntos más álgidos el día de ayer con el paro de 24 horas, el primero en 14 años

A inicios del 2016, Venezuela fue suspendida del bloque comercial regional Mercosur y el 26 de abril del 2017, ese país inició el proceso para abandonar la Organización de los Estados Americanos (OEA)

La esposa e hija de Eddi Victor pronto podrán vivir con él en México por el plan de Reunificación familiar de la Comar

“Las cosas que se ven en televisión se quedan cortas, mi esposa me ha contado que ya no se suben a los autobuses a robarte el celular, el reloj o el dinero, ahora te quitan la bolsa de comida”

- Eddi Victor

Venezolano con residencia permanente en México

Eddi llegó a México el 29 de marzo, al día siguiente se presentó en las oficinas de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados y tramitó su asilo por razones humanitarias

Durante 2017 los venezolanos ocupan en México el primer lugar en la emisión de Tarjetas de Residente Permanente (TPR) y en las Tarjetas de Visitantes por Razones Humanitarias (TVRH)

“Quisiera saber cómo me puedo ir a México a estudiar y trabajar. Por favor si saben cómo es la movida para irme legal estaré agradecido”

- Alexander Caldera Rodríguez

Ciudadano venezolano

Debido a la profunda crisis política, económica y social que arrasa a Venezuela, miles de venezolanos buscan huir de su país, muchos de ellos y tras largos esfuerzos logran ponerle fin al éxodo refugiándose en México.

No es sencillo llegar hasta México, la inflación y el control del Estado de las divisas hacen que sea casi imposible para sus habitantes viajar fuera de su país.

Los que logran salir suelen ser profesionistas exitosos, con una condición económica y social privilegiada, pero la historia no es igual para todos.

Alexander Caldera Rodríguez es apenas un crío, al igual que cientos de jóvenes venezolanos protesta en las calles contra el régimen de Maduro, al igual que todos sueña con progresar, está consciente de que en Venezuela ahorita no es posible.

“Hola, buenos días, espero estén bien. Mucho gusto soy Alexander Caldera. Me gradué la semana pasada de Bachiller, dado a lo que está pasando en mi amado país, me veo obligado a trabajar. Y no fui a mi fiesta de graduación por estar trabajando, es triste pero es un sacrificio. Quisiera saber cómo me puedo ir a México a estudiar y trabajar. Por favor si saben cómo es la movida para irme legal estaré agradecido”, escribió pidiendo ayuda el joven en uno de los tantos grupos de Facebook de venezolanos que viven o buscan vivir en México.

Las respuestas al joven no fueron esperanzadoras: conseguir una visa de estudiantes para cursar la universidad u optar por una visa de trabajo, pero siendo que el estudio máximo del joven es el bachillerato no ganaría más de 4 mil 500 pesos al mes.

Los números

Desde que la crisis en Venezuela comenzó, el éxodo de venezolanos buscando mejores oportunidades y condiciones de vida también inició en México.

Las cifras oficiales señalan que en 2009, la comunidad venezolana en México era apenas de 10 mil 67 personas. Desde entonces, el Instituto Nacional de Migración (INM) ha otorgado tarjetas de residencia permanentes y temporales, ya sea para trabajar o para reunirse con sus familias, a 33 mil 331 venezolanos.

La cifra podría ser mucho mayor, tal vez hasta 100 veces más grande, ya que de enero del 2014 a diciembre del 2016, entraron al territorio mexicano cerca de 321 mil 705 ciudadanos venezolanos, como turistas.

Después de que sus visas vencieran, muchos se quedaron en México como indocumentados y no acudieron al Instituto a regularizar su estatus migratorio.

Además de esto, el INM advierte que hay una cifra incierta de venezolanos que están tratando de ingresar por la frontera sur de México, ya sea por Guatemala o Belice, para evitar pasar por los filtros de migración.

Mario Madrazo, director de Control y Verificación del INM señala sobre este repunte en el flujo de venezolanos hacia México, que la mayoría salen hacia Colombia o Panamá para después llegar a Centroamérica y finalmente intentar cruzar hacia Chiapas.

“Es un fenómeno que estamos observando desde hace más de un mes y medio y aunque aún no tenemos cifras precisas, ya conocemos cómo funciona”, declaró.

En el 2017 las cifras siguen creciendo, durante los cuatro primeros meses del año ingresaron al país 28 mil 571 personas provenientes del país sudamericano, una cifra que marca una tendencia a la alza y que no se observaba desde el 2014.

“Hoy estamos recibiendo alrededor de 2 mil venezolanos más al mes de lo que estábamos recibiendo a inicios de año”, detalló Madrazo.

Durante 2017, los venezolanos ocuparon en México el primer lugar en la emisión de Tarjetas de Residente Permanente (TPR), esto por encima de todos los países de Sudamérica. El mismo caso ocurre con las Tarjetas de Visitantes por Razones Humanitarias (TVRH), así lo dio a conocer la Unidad Política Migratoria de la Secretaría de Gobernación.

El rechazo a viajeros venezolanos en los puntos de ingreso al país también ha aumentado, principalmente en los aeropuertos, esto debido a inconsistencias durante sus entrevistas.

“Sí tenemos un aumento en el número de rechazos de venezolanos, pero sería muy claro en que no hay un endurecimiento en el trato a ninguna nacionalidad, no lo prevé la ley y no se hace”, recalcó el director de Verificación y Control.

2014 fue el año récord del ingreso de venezolanos en México, entraron al país más de 178 mil, esto debido a que fue uno de los años más álgidos de las protestas.

Una esperanza para Eddi

Para Eddi Victor, un conductor de Uber hay esperanza, pudo salir de su amado Venezuela y recientemente es residente permanente en México, está a la espera de su esposa e hija que pronto podrán venir a vivir con él.

En 2014 el Gobierno federal publicó el Programa Nacional de Migración 2014-2018 de la Unidad de Política Migratoria, gracias a esto fue como Eddi pudo llegar.

“México es país de origen, tránsito, destino y retorno de migrantes. Por ello, la estrategia para su atención es una plataforma y una oportunidad de convertir al fenómeno migratorio en parte activa de la construcción de una nación en paz, próspera, incluyente y globalmente responsable, con pleno respeto a los derechos humanos”, fue el mensaje que dio el presidente Enrique Peña Nieto cuando publicó el programa.

Eddi llegó sin conocer la ciudad, a comenzar de cero, aguantó cinco años viviendo la peor crisis por la que ha pasado Venezuela.

“La situación es crítica desde hace cinco años, hay falta de productos básicos como papel higiénico o hasta una mantequilla, todo lo de la canasta básica. Fueron pasando los años y todo se fue volviendo más difícil, tenía que irme a formar a las 4 de la mañana para conseguir un kilo de arroz, había veces que no alcanzaba y tenía que dejar de comer para que comieran ellas (su esposa e hija)”, recordó.

Después de hablarlo con su esposa, Eddi decidió salir del país, vendió sus bienes y con maleta en hombros emprendió la salida a pie desde Caracas hasta Cucutá, en Colombia, donde tomó un autobús que luego de 16 horas llegó a Bogotá.

Ya en Bogotá tomó un vuelo a la Ciudad de México.

Eddi llegó a México el 29 de marzo, al día siguiente se presentó en las oficinas de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados.

“Llegué como turista, me dejaron pasar junto a mi sobrino, sin problemas, en migración todo tranquilo. Llegué a la Comar al día siguiente para tramitar mi asilo por razones humanitarias, como refugiado”, recalcó.

Después de llenar un formulario, tener varias entrevistas y luego de tres meses le dieron su residencia permanente, ahora espera la llegada de su esposa e hija ya que las cosas se han endurecido en Venezuela.

“Las cosas que se ven en televisión se quedan cortas, mi esposa me ha contado que ya no se suben a los autobuses a robarte el celular, el reloj o el dinero, ahora te quitan la bolsa de comida. A mi hija la han tenido que sacar del liceo por las bombas lacrimógenas”, contó el joven venezolano.

Eddi agregó que la gente que apoya el régimen de Maduro es cada vez menos y que muchas veces van a las marchas porque les ofrecen comida y licor, muchas otras por obligación.

“Mi cuñada trabaja en el Ministerio de Sanidad, cada que hay una marcha tienen que ir obligados y firmar una lista que conste que fue, sino los botan”, comentó.

En agosto llegará la familia de Eddi, al igual que a él les darán su residencia permanente, a ellas por el plan de Reunificación familiar de la Comar.

Para Emilio Álvarez Icaza, ex secretario de la Corte Interamericana de Derechos Humanos “México es el nuevo Venezuela”, opinión que no comparte Eddi.

“Gracias a Dios aquí me han tratado muy bien, por lo del Uber muchos me dan la bienvenida, pero luego los escucho quejarse de que en este país también hay problemas, yo les digo que gracias a Dios están aquí, yo los veo aquí reyes”.

No a todos les va bien

De los miles de venezolanos que buscan entrar a México legalmente no todos corren con la suerte de Eddi, a muchos de ellos no se les permite entrar, se les incomunica y reciben malos tratos en migración por parte de los agentes mexicanos.

Bladimir Ortega esperaba a un familiar proveniente de Venezuela el pasado 15 de julio, pasaron las horas y no sabía de él.

Una llamada lo tranquilizó, ya estaba en México pero lo tenían retenido.

Gabriel Mares le explicó que su familiar debía de solicitar a los agentes del aeropuerto refugio y mientras consideraran darle o no el refugio, tendría que ser enviado a un centro de detención migratoria.

Así no fueron las cosas, al familiar de Bladimir le quitaron su pasaporte, el celular y fue regresado al día siguiente en un vuelo a primera hora a Colombia, dijo que lo volvería a intentar.

Buscan democracia desde México

El pasado domingo 16 de julio, 22 mil 583 venezolanos que radican en México salieron a votar en los 33 centros que se colocaron en todo el país.

A más de 4 mil kilómetros de distancia buscaban impedir con su voto que Maduro realice la Asamblea Constituyente, pero sobre todo apoyar a los miles de venezolanos que aún se encuentran allá.

“Esto estuvo de locos, las filas daban y daban vueltas, se terminaron las papeletas, creo que aún hay esperanza para Venezuela”, comentó Eddi mientras terminaba de almorzar para irse a trabajar en su Uber.

El día de ayer el gobierno mexicano, a través de la Secretaría de Relaciones Exteriores, hizo un llamado a Venezuela para que suspenda la convocatoria a la Asamblea Nacional Constituyente.

“El pueblo venezolano se encuentra profundamente polarizado, como lo confirmó la consulta popular realizada el domingo 16 de julio. Los resultados de dicha consulta han evidenciado que la convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente no hace sino profundizar la división y violencia que ha costado ya la vida a más de un centenar de personas”, dice el comunicado.

Maduro, aislado

En un carta al País y abogando por la democracia en Venezuela, el director de orquesta Gustavo Dudamel le dio la espalda al régimen de Nicolás Maduro, que históricamente apoyó desde la época de Chávez.

Dudamel, desde los cuatro años se formó en uno de los símbolos y emblemas del chavismo, el Sistema de Orquestas Juveniles e Infantiles de Venezuela, un programa que desde 1972 utiliza la música como instrumento de rescate de gente joven que viven en circunstancias de pobreza, abuso de drogas y crimen.

Fue claro en su carta, por primera vez se manifestó en contra de Maduro y condenó la violencia que acecha a su país.

“Siento la necesidad y la obligación como ciudadano venezolano de manifestarme en contra de las elecciones para conformar una Asamblea Nacional Constituyente.

“Pienso en todas las víctimas mortales de estos meses con gran angustia y dolor; no pueden imaginarse lo que me duele mi país”, decía la carta.

Contundente, Dudamel abogó por la armonía y la democracia que tanto necesita su pueblo.

Para la pianista venezolana, Gabriela Montero, quien también se formó en la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar, la actuación de Dudamel fue tardía y volátil.

“Dudamel debió haber hablado hace 250,000 asesinados. Después de sacarle provecho al régimen, para mi, sus palabras se las lleva el viento”, sentenció en sus redes sociales.

En el ámbito internacional Maduro ha ido aislando poco a poco a Venezuela.

El día de ayer el gobierno mexicano a través de la Secretaría de Relaciones Exteriores hizo un llamado a Venezuela para que suspenda la convocatoria a la Asamblea Nacional Constituyente.

“El pueblo venezolano se encuentra profundamente polarizado, como lo confirmó la consulta popular realizada el domingo 16 de julio. Los resultados de dicha consulta han evidenciado que la convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente no hace sino profundizar la división y violencia que ha costado ya la vida a más de un centenar de personas”, dice el comunicado.

El 26 de abril del 2017, Venezuela inició el proceso para abandonar la Organización de los Estados Americanos (OEA), lo que originó que 11 países criticaran la nula democracia que existe en Venezuela, entre los que se encuentran: Argentina, Brasil, Canadá, Colombia, Chile, Estados Unidos, Honduras, Guatemala, México, Paraguay y Perú.

A inicios del 2016, Venezuela fue suspendida del bloque comercial regional Mercosur, esto después de incumplir los requisitos para ser miembro debido a la profunda crisis política y económica que vive el país.

La crisis tuvo uno de sus puntos más álgidos el día de ayer con el paro de 24 horas, el primero en 14 años.

Las calles y los comercios cerraron en la mayoría de ciudades en el país como protesta contra el gobierno de Nicolás Maduro.

La medida fue propuesta por la Mesa de la Unidad Democrática en contra de la Asamblea Constituyente impulsada por Maduro para el 30 de junio.

Además de los negocios y calles cerradas hubo paro en el transporte público y protestas que terminaron en un centenar de personas detenidas y lamentablemente la muerte de un joven más. Ronney Tejera, de 24 años fue asesinado a las afueras de Caracas.

Con Ronney van más de 115 ciudadanos venezolanos muertos durante las protestas, lo que hace cada día más y más venezolanos busquen salir de su amado país.


Notas relacionadas
doPlay

Nov 24, 2017

CRISISSOCIAL

Decadencia Americana

Carlos Salazar


Nov 24, 2017

Comentarios