Covid-19, excusa ante crisis de agua en NL

El uso doméstico de agua sí incrementó por la pandemia de coronavirus, sin embargo, Gerardo Garza, director de Servicios de Agua y Drenaje de Monterrey, responsabiliza sólo a la ciudadanía del desabasto

El uso doméstico de agua sí incrementó por la pandemia de coronavirus

El uso doméstico de agua sí incrementó por la pandemia de coronavirus

Comparte esta nota

La empresa paraestatal Servicios de Agua y Drenaje de Monterrey (AyDM), a cargo de Gerardo Garza, ha utilizado a la pandemia provocada por el Covid-19 para justificar la crisis de agua en Nuevo León.

AyDM aparentemente se mostró solidaria con los neoleoneses. El 22 de marzo se comprometió a no reducir el servicio a usuarios domésticos y a no cobrar un mes a los negocios sin operar. Sin embargo, las reservas de agua están próximas a terminarse y Garza responsabilizó a los ciudadanos.

En una conferencia encabezada por la Secretaría de Salud estatal a la que acudió, aseguró que el uso urbano o doméstico de agua subió entre 25 y 30 por ciento ante la jornada de aislamiento, por lo que exhortó a las familias a cuidarla. Lo mismo ha dicho en diversos spots.

“Derivado de esta contingencia, tenemos ya incrementos de cerca de 30 por ciento. A nosotros ya nos alcanzó el verano”, dijo el funcionario el 3 de abril.

A la par de la contingencia sanitaria, AyDM advirtió que Nuevo León atraviesa otra por el desabasto de este recurso en la entidad que gobierna Jaime Rodríguez Calderón, de manera que sólo garantiza el suministro 24 horas por 13.1 meses más.

En 2015, es decir, al cierre de la administración del exgobernador Rodrigo Medina e inicio del gobierno de “El Bronco”, el consumo promedio doméstico era de 202 millones de metros cúbicos. A finales de 2019 fue de 256 millones de metros cúbicos, es decir, hay un incremento de apenas 26.7 por ciento en cuatro años.

Los registros históricos estiman que cada año el consumo doméstico incrementa en promedio 4 por ciento. Y aunque es evidente el alza en el consumo doméstico porque los neoleoneses están quedándose en casa, no está al grado de poner en entredicho el abasto.

En cuanto al uso comercial, a finales de 2015, el consumo de establecimientos ascendió a 26.5 millones de metros cúbicos y, al cierre de 2019, alcanzó 34.8 millones. Es decir, 31 por ciento más. Ahora, los usuarios industriales han reducido sus operaciones por el coronavirus.

Gerardo Garza pretende culpar a la ciudadanía por la falta de agua, cuando AyDM apostó por agotar las pocas reservas subterráneas en lugar de incorporar nuevas fuentes de abastecimiento.

La sequía, otra emergencia

El Monitor de Sequía en México, publicado por la Comisión Nacional del Agua (Conagua), señala que 44 de 51 municipios de Nuevo León están afectados por algún tipo de sequía, lo que equivale a 86 por ciento.

La entidad neoleonesa es la tercera a nivel nacional con mayor sequía. Anáhuac, Parás y Vallecillo son las tres alcaldías cuyo grado es extremo. Otras 21 tienen sequía severa y 20 moderada. Es por eso que la Conagua declaró el jueves 16 de abril el inicio de la emergencia 2020 en diversas cuencas del país.

Posteriormente, la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Nuevo León (CEDHNL) solicitó a AyDM que adopte las medidas necesarias para que garantice el suministro de agua potable

“Para que garantice el suministro de agua potable a las y los habitantes de 43 municipios que sufren sequía”, señala el comunicado.

El almacenamiento de agua en las tres presas de Nuevo León ha descendido debido a la falta de lluvias, que podrían prolongarse aún más. Mientras que la construcción de la Presa Libertad, obra insignia de “El Bronco”, no se resolverá en este año.

Agua, premio por contaminar

La Comisión Nacional del Agua (Conagua) ha autorizado miles de millones de metros cúbicos de agua subterránea en Nuevo León a empresas señaladas de contaminar en la Zona Metropolitana de Monterrey (ZMM).

La base de datos del Registro Público de Derechos de Agua (Repda) de la Conagua, que informa sobre los títulos de concesión de agua en esta entidad, revela la autorización de utilizar acuíferos subterráneos por mil 872 millones 530mil 023 de metros cúbicos para uso industrial en 2019.

Se trata de Industria de Alcali S.A. de C.V., que cuenta con dos títulos de concesión del pozo denominado “Campo Durazno”, 06NVL100746/24FMDA15 y 06NVL100746/24FMDA15, por 2 millones 660 mil metros cúbicos de agua al año.

La empresa Ternium México S.A de C.V., con título de concesión 06NVL100165/24FMDA13, puede explotar anualmente un millón 350 mil metros cúbicos. Ambas fueron señaladas por el Centro Mario Molina por contaminar el medio ambiente.

También puedes leer: País de aguas turbias, crisis hídrica

Salir de la versión móvil