El Pleno del Congreso de la Ciudad de México aprobó el dictamen al Código Fiscal del Paquete Económico 2022, que contempla impuestos a plataformas dedicadas al reparto de comida y mercancía.

Con 39 votos a favor, 16 en contra y cero abstenciones, se aprobó el dictamen. Cabe señalar que se aclaró que repartidores y usuarios no serán afectados por el impuesto, el cual se aplicará desde el 1 de enero de 2022.

“El aprovechamiento a que se refiere este artículo es intransferible y no estará sujeto a traslación, ni deberá incluirse en el costo total a cargo del usuario, ni cobrarse a los terceros oferentes o a cualquier otro tercero que realice la entrega de paquetes, alimentos, víveres o cualquier tipo de mercancía”, indica.

Este plantea un impuesto de 2 por ciento a las aplicaciones de reparto de comida y mercancía cada vez que entreguen un producto o bien.

Desde el 30 de noviembre, el nuevo impuesto generó polémica cuando la Secretaría de Administración y Finanzas lo propuso en el Paquete Económico al Congreso de la ciudad.

Lee: Nuevo impuesto peligroso para aplicaciones de reparto

Empresarios y políticos han expresado su rechazo a este impuesto debido a que atenta contra la recuperación económica tras la pandemia de COVID-19 y desincentivará el uso de las apps.

Al respecto, la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, defendió el impuesto y dijo que estas empresas no aportan las ganancias al país.

“La mayor parte de estas aplicaciones se llevan sus ganancias fuera del país y no dejan nada en México”, señaló la mandataria capitalina hace unos días.

“Es claro que los nuevos modelos de negocio digital que actualmente han tenido un incremento en la Ciudad de México deben contribuir a esta entidad, misma que proporciona la infraestructura necesaria para el desarrollo de sus actividades”, argumentó en su momento el gobierno capitalino.

Tras el anuncio, diferentes colectivos de repartidores anunciaron una rodada para pronunciarse contra el nuevo impuesto.