¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
Nacional

LINEA12

¿Corrupción subterránea?

Icela Lagunas

Las deudas y gastos millonarios en la construcción de la Línea 12 del Metro Tláhuac-Mixcoac siguen escandalizando a la administración de Miguel Ángel Mancera Espinosa ya que se han encontrado con auditorías que muestran que se autorizaron trabajos y pagos en exceso a empresas supervisoras de la obra.

Pese a que lo había evitado, el jefe de Gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera, dio luz verde al Proyecto Metro para que abriera las carpetas y diera a conocer de manera oficial cuántos millones costó en realidad la obra cumbre del sexenio de Marcelo Ebrard Casaubón.


Mar 21, 2013
Lectura 7 min

3969 millones en obras fuera de contrato reclamados por ICA

El PAN quiere denunciar por la vía penal y administrativa a Marcelo Ebrard y al director del Proyecto Metro

Se trata del primer quiebre entre Ebrard y Mancera, que siempre ha evitado opinar sobre su antecesor

La Asamblea Legislativa del DF reconoció que el sobreprecio podría estar entre 7 y 14 mil millones, aunque ya desde 2010 se había alertado sobre irregularidades

El funcionario Enrique Horcasitas culpó como causantes del alza a la crisis económica de 2008, a la impugnación de la contratación de los trenes y a los cambios de trazo

Las deudas y gastos millonarios en la construcción de la Línea 12 del Metro Tláhuac-Mixcoac siguen escandalizando a la administración de Miguel Ángel Mancera Espinosa ya que se han encontrado con auditorías que muestran que se autorizaron trabajos y pagos en exceso a empresas supervisoras de la obra.

Pese a que lo había evitado, el jefe de Gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera, dio luz verde al Proyecto Metro para que abriera las carpetas y diera a conocer de manera oficial cuántos millones costó en realidad la obra cumbre del sexenio de Marcelo Ebrard Casaubón.

Reporte Índigo tiene en su poder una copia de la Auditoría AOPE/107/10 que efectuó la Contaduría Mayor de Hacienda de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) en la que ya, desde 2010, se alertaba sobre los peligros del trabajo y los costos que reportaban las empresas de supervisión de la obra.

“Es necesario que el Proyecto Metro del Distrito Federal adopte medidas para asegurarse de que las empresas de supervisión que contrate cumplan sus obligaciones contractuales y desempeñen sus actividades en forma eficiente y de que, en caso de incumplimiento, se les apliquen las deductivas y sanciones que correspondan, conforme a la normatividad aplicable”.

Este párrafo, en concreto, aludía a una de estas compañías encargadas de la supervisión de obra civil del proyecto a precio alzado de la Línea 12 que “autorizó trabajos que incluían pagos en exceso”.

Megadeuda

A partir de esta anómala situación, que supone un perjuicio en millones de pesos al erario público del Distrito Federal, el Proyecto Metro determinó aplicar sanciones a estas empresas cuando no pudieran recuperar los pagos en exceso o por la mala calidad de los trabajos.

La situación obliga a la actual administración a revisar con lupa los gastos de la obra que Ebrard inauguró en la recta final de su sexenio rodeado del entonces presidente, Felipe Calderón, y del magnate empresarial, Carlos Slim.

Una vez que regresó de Roma, el jefe de Gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera Espinosa, tuvo que aclarar las cuentas de las deudas millonarias que le dejó Marcelo Ebrard Casaubón por el sobrecosto de la línea 12 del Metro.

Aunque ya está ampliamente documentado que el Gobierno del Distrito Federal (GDF) firmó varios reconocimientos de adeudo a las empresas constructoras ICA, Carso y Alstom por millones de pesos, por fin, de manera oficial Enrique Horcasitas, director del Proyecto Metro, puntualizó que se pagaron mil 59 millones de pesos más de lo previsto en el proyecto original.

Sin embargo, las cuentas siguen sin cuadrar ya que la empresa ICA reclama 3 mil 969 millones de pesos de adeudo por obra no contemplada dentro de los contratos.

Más aún, la llamada Línea Dorada aún mantiene grandes pendientes que las propias contratistas no han querido terminar para presionar a las autoridades capitalinas a que paguen los millones que deben.

Versión oficial

Enrique Horcasitas, director del Proyecto Metro, dio a conocer ayer de manera oficial, que la Línea 12 ha costado hasta la fecha 21 mil millones de pesos, a decir del funcionario, mil 59 millones más de lo previsto originalmente.

Sin embargo, el contrato del “Proyecto Integral a Precio Alzado y Tiempo Determinado para la Construcción de la Línea 12 Tláhuac-Mixcoac del Sistema de Transporte Colectivo”, que comprende los estudios y análisis necesarios, anteproyectos, proyectos ejecutivos, construcción de instalaciones fijas.

Además de pruebas, marcha en vacío y puesta en servicio, capacitación y requerimientos del organismo operado se estimó en 15 mil 290 millones de pesos más IVA.

Sin embargo, el contrato original sufrió múltiples modificaciones que hoy dan pie a los claroscuros millonarios que reclaman ICA, Alstom y Carso.

Caos detectado a tiempo

En la recta final del sexenio de Marcelo Ebrard, se urgió a apresurar los trabajos a fin de completar la obra antes de que llegara diciembre.

El Proyecto Metro, a través del arquitecto Moisés Guerrero Ponce, director de construcción de obras civiles, alertaba mediante oficios que se pusiera especial atención a las fechas pactadas, incumplimientos y sanciones.

En un oficio enviado el 25 de julio de 2012, se hacía hincapié en las recomendaciones de la auditoría que debían cumplirse:

Recomendación AOPE-107-10-27 PMDF “El proyecto Metro del Distrito Federal adopte medidas para asegurarse de que las obras públicas y servicios relacionados con las mismas se inicien en la fecha pactada contractualmente, de conformidad aplicable”.

Otra recomendación, en ese mismo sentido, puntualizaba que debían tomarse medidas “para asegurarse de que el servidor público designado como residente de obra constate que la realización de los trabajos se desarrolle en tiempo y forma, e informe periódicamente a su superior jerárquico sobre el grado de avance físico-financiero de los trabajos en la fecha pactada contractualmente”

El tema de los tiempos y de los costos no previstos fue una preocupación evidente en los comunicados compartidos.

Sin embargo, en las cuestiones de tiempos de entrega y de pagos casi inmediatos, una vez recibida la obra, se constató que ambos rubros se rezagaron.

“Una vez que el contratista comunique la conclusión de los trabajos, se realice la verificación correspondiente y se procesa a efectuar su recepción física y finiquito”.

Pero la megaobra parece haber superado toda estimación y todo equipo humano previstos.

“El proyecto Metro del Distrito Federal adopte medidas para asegurarse de que, antes de autorizar el pago de estimaciones de las obras públicas a su cargo y servicios relacionados con las mismas, se verifique que los trabajos consignados en dichas estimaciones correspondan con el objeto del contrato”.

El tema de verificar los montos de lo que estaban cobrando las constructoras fue un tema recurrente que, al parecer, se desestimó.

Ahora Enrique Horcasitas esgrime múltiples razones para el endeudamiento millonario al que Miguel Ángel Mancera tendrá que hacer frente.

Por mencionar algunas, el funcionario Horcasitas refirió vagamente que la crisis económica de octubre de 2008, la impugnación de Bombardier a la contratación de los trenes y los cambios de trazo por razones de orden social fueron tan solo algunos de los motivos que alteraron el costo original de la obra.

Como el tema de la deuda que heredó Marcelo Ebrard a Mancera Espinosa se ha politizado, ahora por diputados del PAN en la ALDF, el director del proyecto Metro, Horcasitas, rechazó las imputaciones que sitúan entre 7 y 14 mil millones de pesos el excedente de la Línea 12.

Dentro del gabinete se observa que este es el primer punto de quiebra entre Mancera y Ebrad, pese a que el actual jefe de Gobierno es extremadamente cauteloso en cuanto a verter opiniones sobre temas cuestionables de su antecesor.

Marcelo, en cambio, sigue haciendo política. En la casa de Alfonso Reyes número 100, en la colonia Condesa, el ex jefe de Gobierno se reúne con diversos personajes para hablar de este y otros temas que le incumben. Y desde ahí manda mensajes a su sucesor.


Notas relacionadas

Abr 5, 2017
Lectura 5 min

LINEA12

Apela sentencia gobierno de CDMX

Icela Lagunas


Abr 5, 2017 Lectura 5 min

Mar 26, 2017
Lectura 5 min

LINEA12

Heredaría Mancera deuda y litigio

Icela Lagunas


Mar 26, 2017 Lectura 5 min

Ene 7, 2016
Lectura 13 min

LINEA12

Línea 12: De la Ilusión a la frustración

Arely Reyes López


Ene 7, 2016 Lectura 13 min

Oct 5, 2015
Lectura 5 min

LINEA12

En suspenso, batalla de L12

Icela Lagunas


Oct 5, 2015 Lectura 5 min

Comentarios