Reporte Indigo

‘Coreanizando’ a Pesquería

La empresa productora de automóviles Kia Motors se establecerá en el municipio de Pesquería, en el centro de Nuevo León, y con ella arribará una oleada de 3 mil coreanos.

Los orientales traerán consigo su moderna infraestructura, complejos habitacionales de primer mundo, sus costumbres y hasta su cocina.

Con la instalación de la planta de producción también arrancará el desarrollo de fraccionamientos exclusivos y sustentables, comercios y hoteles.

Desde cada rincón del agrario Pesquería hasta su vecino municipio de Apodaca ya se empieza a  vivir el “boom” de esta moderna colonización.

Idalia Villafana asegura que ella ya ha sido favorecida, y no se arrepiente de haber cerrado su restaurante para trabajar coordinando el comedor de una de las empresas que construyen la planta de Kia.

“Nosotros hacemos las comidas de los trabajadores de una de las constructoras, les damos las tres comidas”, detalla Villafana.

La actividad en el comedor inicia a las 4 de la mañana y termina pasadas las 7 de la noche.

Mientras Idalia organiza el menú para el desayuno de 150 empleados de la construcción, las cuatro mujeres que la apoyan cortan, condimentan y cocinan el desayuno.

“Me va mejor aquí y no me arrepiento”, asegura la mujer, destacando que la empresa les ha brindado seguridad social y una derrama de empleos que no existía en su localidad.

En agosto del 2014, el presidente Enrique Peña Nieto y directivos de la compañía dieron a conocer que Kia Motors invertirá mil millones de dólares en la planta de ensamblaje de autos que producirá 300 mil unidades por año.

Se espera que la planta en México del fabricante de autos surcoreana Kia Motors Corp, que es la primera en su clase en el país, termine de construirse a mediados del 2016, explicó al momento de la presentación Hyoung-Keun (Hank) Lee, presidente ejecutivo de Kia.

Junto a la armadora llegarán once empresas proveedoras primarias, que invertirán mil 500 millones de dólares y se ubicarán en un mismo sector.

“Kia va a desarrollar sus instalaciones en 270 hectáreas, y en alrededor de 350 hectáreas más se van a  desarrollar los proveedores primarios”, explicó a Reporte Indigo el alcalde José Gloria López.

Pesquería es un municipio eminentemente agrícola, en donde el 60 por ciento de su superficie sigue siendo área rural, pero los nuevos inquilinos harán de ésta una ciudad híbrida.

En 600 hectáreas edificarán, en un plazo no mayor a un año y medio, comercios para suministrar las necesidades propias de su cultura, escuelas, cines, clínicas médicas, parques y hasta un  campo de golf.

“Les interesa en un futuro a corto plazo distinguir al personal de la planta, ya sea coreanos o mexicanos, y sí tienen considerado la construcción de un desarrollo inmobiliario para que vivan ahí.

“Hablan de corredores ecológicos, hablan de integrar esa zona sustentable al municipio de tal forma, que sea un modelo y que en un futuro el municipio sea como esa zona”, explicó el alcalde.

De momento, se están abocando a conseguir alojamiento para los 300 empleados coreanos que llegarán a la entidad a dar capacitación a los trabajadores mexicanos.

Beneficio parejo

En años recientes el sector inmobiliario se vio afectado en esa zona del estado por diversas razones.

Las empresas constructoras consiguieron autorizaciones para la edificación de miles de casas, pero éstas nunca se vendieron, y si se compraron, nunca se habitaron.

La inseguridad fue uno de los motivos, pero también la falta de servicios básicos.

“Tenemos alrededor de 40 mil casas que están abandonadas por la inseguridad en su tiempo , por la falta de transporte y porque les prometieron, cuando autorizaron los fraccionamientos, que habría centros de salud, centros comerciales y no lo hemos podido acarrear (cumplir)”, declaró el alcalde.

Parado en la zona de ingreso de la planta Kia, el guardia de seguridad, Heraclio Arciniega Ramírez, asegura que el beneficio que da la empresa coreana “es parejo”.

“En verdad uno lo ve aquí a diario, además de la gente del pueblo, viene gente de todos lados a jalar aquí”.

Heraclio es recio en su labor. La pluma que separa el camino entre la carretera y lo que será la armadora,  sólo se levanta si él o alguno de sus compañeros lo indican.

Todo el que llega debe identificarse y los únicos que pasan sin ser detenidos son los vehículos de los ejecutivos orientales. A ellos los distingue de inmediato.

El empleado de seguridad radica en la colonia Colinas del Aeropuerto, localizada en Apodaca. Y a pesar de la distancia ue recorre rumbo a su nuevo empleo, destaca que goza de mejores condiciones laborales.

“Hay dos turnos de 12 horas, pero hay transporte que te trae hasta acá y te dan comida. Todo es mejor aquí y son como 5 empresas de seguridad, que dan trabajo a mucha gente”, dice.

Desde las 6 de la mañana hasta las 5 de la tarde, Silvia Ramos y su madre venden almuerzos y comidas en un pequeño local construido a base de maderas y lona, frente a la planta.

Se ha convertido en la proveedora de muchos de los trabajadores de Kia y tiene la seguridad de que durante un tiempo considerable habrá un nicho de oportunidad para sostenerse

Vende alimentos diariamente a alrededor de 50 empleados, que llegaron a la ciudad sin sus familias.

“Somos los que no tenemos familia aquí, que venimos de otros estados y que andamos con constructoras que nos contratan en donde estén trabajando, en el estado que se necesite”, explica uno de los comensales de Silvia.

Ambas mujeres atendían una fonda en el municipio de Cadereyta, pero la cerraron al enterarse que llegaba la ensambladora coreana.

Todo lo que sucede en Pesquería en los últimos meses es inusual. Como el lodo adherido al pavimento en cada una de sus calles, que en días de lluvia es arrastrado por los camiones de carga y transporte que llegan de la zona de construcción de la planta.

También la suma de empleados que transitan por sus rústicas y habitualmente desoladas callejuelas es nuevo.

Don Dagoberto Degollado ha vendido pollo asado sobre una de las calles principales de Pesquería desde hace seis años y los clientes cada vez son más.

“Ha beneficiado. Pues yo siempre he vendido gracias a toda la gente del pueblo, pero ahora que llegó la gente de las empresas ha sido mejor, o sea, se nota luego, luego.

“A todos los que tenemos nuestro negocito de comidas, pues a todos nos llegó un poco más de gente y eso es bueno para levantar la economía de todos”.

El Corean Town

Aunque no serán los coreanos quienes arriben a una mesa de las fondas locales, pues éstos ya están planeando sus propios restaurantes y hasta un hotel en el centro de Pesquería.

“Está contemplada una placita comercial de algunos inversionistas coreanos, en la que quieren poner un hotel no muy grande”, comentó el munícipe Gloria López.

Los directivos y empleados de alto nivel viven en San Pedro y algunas colonias privadas de Apodaca.

Para otros empleados de nivel medio en el organigrama se les está habilitando en Pesquería un complejo de habitaciones denominado “Corean Twon” .

Se trata de un edificio sobre la carretera Miguel Alemán que antes fue una plaza comercial, con habitaciones con lo indispensable para los coreanos que llegan sin su familia.

El rubro de  protección civil se integrará a la localidad con una estación de bomberos que operará con el apoyo de los empresarios y el gobierno.

Para los coreanos, la situación social es una faceta importante y pondrán manos a la obra.

Gloria López adelantó que un grupo de cien jóvenes coreanos de nivel de excelencia universitaria arribará en septiembre a hacer actividades sociales y culturales con los pobladores por espacio de tres meses.

Posteriormente, en base a los resultados, crearán programas permanentes para la ciudadanía local.

Gas, agua y energía

El munícipe asegura que los habitantes aún no perciben que el beneficio que traerá Kia será para generaciones enteras, al emplear hasta 30 mil trabajadores en un futuro próximo.

En cinco años la inversión dará otra cara a Pesquería, asegura Gloria López, pero dice que también la ciudad debe tener lo necesario para que la derrama económica se quede en la ciudad, por lo que ha pedido más apoyo al gobierno estatal.

¿Pero qué es lo que industrialmente hizo tan atractiva a esta pequeña ciudad, con apenas los servicios básicos para vivir y grandes carencias en transporte?

La respuesta podría ser que cuenta con líneas de gas natural para la industria, agua suficiente procedente de la planta Dulces Nombres y energía de las empresas Taichi e Iberdrola.

Y próximamente llegará el puerto multimodal para la transportación de mercancías.

El boom coreano ha llegado cargado con toda una filosofía de crecimiento integral y sustentable, ahora tocará a las autoridades recibirlo adecuadamente y aprovecharlo para beneficio de sus habitantes.

Ensamblando desarrollo

> Pesquería se localiza al centro del estado de Nuevo León.

> Se sitúa a poco más de 30 kilómetros de la capital, Monterrey.

> Cuenta con alrededor de 25 mil habitantes.

> Tiene cuatro centros de salud, planteles de educación básica y dos preparatorias técnicas.

> Kia Motors invertirá mil millones de dólares en la planta para producir 300 mil autos por año.

> Desarrollará sus instalaciones en 270 hectáreas y terminará de construirse a mediados de 2016.

> Junto a la armadora llegarán once empresas proveedoras primarias que invertirán mil 500 millones de dólares

> En 350 hectáreas más se van a instalar los proveedores primarios

Exit mobile version