¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
Nacional

LOCATEL

Contraloría investiga Locatel

Icela Lagunas

Su nombre aparecía como el número 1 en la lista de recursos humanos de Locatel. Es Blas Rafael Palacios Cordero, director de operación, con un sueldo mensual de 48 mil 473 pesos mensuales durante la administración de Marcelo Ebrard Casaubón.

Pese a esto, nadie conoció el rostro del perredista que ingresó hasta las entrañas de Locatel, copió el sistema y lo ofertó para su venta en millones de pesos a otros estados de la República, y a varios países.


Feb 19, 2013
Lectura 8 min

Apenas con el inicio de la administración de Mancera, en diciembre pasado, iniciaron las gestiones para registrar la marca Locatel

Su nombre aparecía como el número 1 en la lista de recursos humanos de Locatel. Es Blas Rafael Palacios Cordero, director de operación, con un sueldo mensual de 48 mil 473 pesos mensuales durante la administración de Marcelo Ebrard Casaubón.

Pese a esto, nadie conoció el rostro del perredista que ingresó hasta las entrañas de Locatel, copió el sistema y lo ofertó para su venta en millones de pesos a otros estados de la República, y a varios países.

En la página de Internet de la Secretaría de Desarrollo Social del GDF aún aparece el registro de la subdirección de Recursos Humanos, que documenta la gestión de Blas Rafael Palacios y parte del equipo de Locatel que desde adentro le ayudó a copiar y vender los sistemas del centro de contacto.

En esta página oficial aparecen otros funcionarios de Locatel que colaboraron en su plan para venderlo, supuestamente sin que Ebrard ni Mancera se dieran cuenta.

Por ejemplo, Erika Andrea Palma Delgado, quien se desempeñó como Jefa de Operación y Seguimiento, con un salario de 21 mil 708 pesos mensuales; así como Elizabeth Georgina García Berumen, en ese entonces, jefa de Acuerdos Interinstitucionales con salario de 15 mil 681 pesos.

Con ambas, entonces funcionarias, Rafael Palacios elaboró el proyecto de venta de Locatel que ofreció al gobierno de Nayarit, según documentos en poder de Reporte Indigo.

Será por su vínculo directo con Martí Batres, su entonces jefe, y con el perredismo en general, que Rafael Palacios ofrece las siguientes cuentas bancarias del PRD de Banca Afirme, para depósitos: 131110863; 131111177; 131402414; 131403712 y 131403011.

¿Cuántos proyectos de los que ofreció a Nicaragua, Venezuela, Costa Rica, Baja California, Nayarit, Tijuana, Durango, Chiapas, Morelos, Oaxaca y San Luis Potosí cuajaron? Y lo mejor, ¿cuál fue el destino de ese dinero? La Contraloría General tiene mucho por hacer.

A Karina Moreno, actual directora de Locatel, solo le queda claro que Rafael Palacios Cordero entró a trabajar al Gobierno del Distrito Federal (GDF) por recomendación de Martí Batres Guadarrama, actual presidente nacional de Morena.

En ese momento Martí Batres se desempeñaba como secretario de Desarrollo Social antes de que Marcelo Ebrard lo despidiera y colocara en su lugar a Jesús Valdez.

A partir de que se destapó este caso, la directora de Locatel solicitó a la Contraloría General del Distrito Federal una investigación a fondo en Locatel para examinar la gestión de Rafael Blas Palacios como director operativo de la institución.

“Yo ni siquiera sabía el nombre de este señor, ni lo conocía, no tenía conocimiento, cuando nosotros ingresamos a Locatel, a mí quien me entrega es otra persona, hoy revisando las actas y otros documentos, me entero que fue en el 2011 que fue director operativo, nunca fue director general”, explicó Moreno.

La Contraloría General del DF intervendrá para revisar las dos   gestiones pasadas que operaron el centro de contacto telefónico más importante del país.

“No sé qué haya ofrecido en su momento, por eso le estamos llamando a la Contraloría, pero te comento, Locatel no tiene ningún intercambio con nadie de ningún estado de la República ni de otros países”, dijo la también ex secretaria particular de Marcelo Ebrard.

Por eso es que la venta de los sistemas de Locatel les tomó a todos por sorpresa y desventaja, dado que apenas se están llevando a cabo los trámites para registrar a Locatel como marca, propiedad del gobierno del Distrito Federal.

“La marca no estaba registrada, en esta gestión estamos haciendo esto. Yo te podría decir que no es un delito, dependerá completamente de lo que determina la Contraloría Jurídica”, dijo con incertidumbre Karina Moreno.

Y es que apenas con el inicio de administración, en diciembre pasado, iniciaron las gestiones para registrar la marca Locatel y sus servicios ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI).

“Lo hacemos porque cuando yo entro a esta institución, parte de mi misión es blindar y hacer una institución totalmente digna y a la altura, como Alemania y Nueva York, que tienen sus “contact center” como ventanilla única para el ciudadano, entonces, parte de mi misión fue crear este registro porque nosotros somos pertenecientes del DF y como tal tenemos que proteger a la institución.

“No se había hecho antes, lo hicimos con el equipo de abogados, inclusive con el doctor José Ramón Amieva, que es el Consejero Jurídico desde principios de año. Pero sí te digo, me cae de sorpresa esto porque no teníamos conocimiento alguno”, destacó.

Locatel será hasta entonces marca de gobierno. La “omisión” da pauta para las irregularidades cometidas por Blas Rafael y su entonces jefe, Martí Batres Guadarrama.

“Se maneja un nombre en específico que nosotros no queremos que sea explotado con fines distintos a los que es servir a la sociedad”.

Así como describió las cosas, parece que el exsenador perredista aprovechó el poco o nulo blindaje de Locatel para tramar la maniobra millonaria de venta.

Como director operativo, explicó Moreno,  Rafael Palacios se encargó de que todos los telefonistas ofrecieran información veraz y completa, exacta, que le sirviera a la ciudadanía que llama al 56 58 11 11 en busca de apoyo y orientación.

“Un director de operación no se mete con los sistemas de tecnología. Lo que hace es supervisar a los operadores los 365 días del años, las 24 horas”, acotó.

Actualmente, refiere la titular de Locatel, todo el equipo  administrativo es de nuevo ingreso, incluyendo al director técnico y los subdirectores. La idea es refrescar la imagen de Locatel y generar nuevas ideas.

“Sí te puedo decir que bajo mi dirección, mi director de operación nada tiene que ver con los sistemas ni la tecnología y por supuesto que hay información completamente restringida. Nosotros nos regimos por Ley de Protección de Datos. Los sistemas están con datos de control de acceso, es casi impenetrable y no lo tenemos de hecho aquí”.

Hasta ahora, que Rafael Palacios dejó a su paso un nombramiento, firmado por Martí Batres Guadarrama, y luego otro con motivo de su baja, firmado por Jesús Valdez, ambos secretarios de Desarrollo Social.

Ante la solicitud de Reporte Indigo de conocer su versión acerca de esta supuesta venta, la actual secretaria de Desarrollo Social, Rosa Icela Rodríguez, declinó hacer un pronunciamiento hasta que se investiguen los hechos. 

Ambas dependencias, Desarrollo Social y Locatel, dejaron claro el punto: se trata de gente de Martí Batres. Sí así fue, Batres también tenía un jefe, Marcelo Ebrard Casaubón, quien irónicamente heredó a Miguel Ángel Mancera  a su secretaria particular, Karina Moreno, como la actual titular de Locatel.

 “Ahorita dejamos en mano de la Contraloría absolutamente toda la investigación. En su momento la Contraloría hará todo lo necesario para transparentarlo”, puntualizó la actual titular de Locatel.

El jefe de gobierno capitalino, mientras tanto, en estos días, está de gira por Coahuila y Quintana Roo. En casa, los fantasmas sueltos. 

La venta continúa

Confiado en no dejar rastro, el exsenador del PRD, Blas Rafael Palacios, continúa las operaciones para vender el sistema Locatel del Gobierno del Distrito Federal (GDF) que emprendió desde la administración de Marcelo Ebrard.

El ex funcionario, quien se desempeñó como director de Locatel durante el periodo 2007 a 2012, continúa con su plan para vender el sistema a diversos estados de la República Mexicana, incluso a otros países.

A pesar de que él ya está fuera de la administración local, Blas Rafael Palacios sigue ofertando Locatel pues el pasado enero presentó la propuesta al gobierno de Tabasco.

Bajo la frase “El  Estado de Tabasco te escucha y está contigo.

Ahora más cerca de ti…”, Blas Rafael y su equipo prepararon el paquete que contiene la infraestructura para atender vía telefónica servicios de salud, combate al maltrato social, atención sicológica y médica, localización y procuración de justicia.

Después de un análisis, Rafael Palacios y sus colaboradores presentaron el proyecto que ofertó a Tabasco.

Mientras tanto, Rafa Palacios, como aparece el exsenador en su cuenta de Facebook, aún presume que trabajó en el Gobierno del Distrito Federal del 1 de enero de 2007 hasta febrero de 2012, donde se desempeñó, al parecer sin que nadie se diera cuenta de su existencia, como director.

Recién graduado de doctor, Rafael Palacios, del que nadie recuerda su rostro ni su desempeño, escribió en su cuenta: “Agradecido infinitamente con la vida, con la familia que siempre está conmigo, con mis amigas y amigos que me han acompañado, orgulloso y satisfecho, gracias a todas y todos, gracias, gracias, gracias..

Toy feliz”. [email protected]


Notas relacionadas

Feb 25, 2013
Lectura 11 min

LOCATEL

Los claroscuros de Locatel

Icela Lagunas


Feb 25, 2013 Lectura 11 min

Feb 17, 2013
Lectura 13 min

LOCATEL

¿Venden Locatel en lo oscurito?

Icela Lagunas


Feb 17, 2013 Lectura 13 min

Comentarios