Mientras Gobierno y candidatos prometen nuevos tiempos en el Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM), especialistas apuntan a que, por los cacicazgos en sus secciones, su afiliación a la Confederación de Trabajadores de México (CTM) y hasta la integración del Comité Ejecutivo General, una auténtica nueva era es poco probable.

La doctora María Xelhuantzi López advierte que “nadie pone atención en el resto del Comité Ejecutivo, porque podemos tener un Secretario General que no venga del grupo de Romero Deschamps, pero estará rodeado de ‘deschampistas’. No va a poder hacer nada, va a ser un títere. Pero, claro, es la misma idea absurda del presidencialismo.”

También menciona el caso de las dirigencias de las 36 secciones renovadas hasta diciembre pasado. De estas, 29 permanecieron en manos de caciques encumbrados durante la era Romero Deschamps, solo tres fueron ganadas por opositores y cuatro más fueron impugnadas, con altas probabilidades de que el grupo dominante las retenga en los recuentos.

“Es un sindicato enorme, estamos hablando de 90 mil trabajadores, muy fraccionado. Realmente lo han integrado este tipo de cacicazgos, porque ha sido el modelo que puso el propio Gobierno desde hace muchos años. Entonces, incluso si llega alguien que no se formó directamente con Romero Deschamps, al final van a quedar sometidos a una estructura dominante”.

En tanto que la diputada federal y abogada laboral Susana Prieto recuerda que tampoco sirve de mucho que llegue un “rebelde” a la dirigencia nacional del sindicato petrolero, pues son constantes los casos en los que, con un “apretón de neurona”, estos perfiles terminan alineados al mismo sistema.

“Cambiar la directiva de cualquier sindicato en el país, si pertenece a la CTM, no sirve de nada. Es algo que se le explica a los trabajadores y no entienden un carajo. ¿Para qué cambias de mesa directiva en un sindicato que tiene sus controles? Sea quién sea miembro del Comité Ejecutivo General del STPRM, los hilos los va a seguir moviendo Romero Deschamps”.

También puedes leer:

Los caballos de Romero Deschamps en el STPRM

Un siglo charro en el sindicato petrolero ¿Llega a su fin?