La contaminación en la Zona Metropolitana de Monterrey no da tregua; hoy, de acuerdo con el Sistema de Monitoreo Ambiental, los regiomontanos amanecieron respirando aire extremadamente contaminado y con altas concentraciones de partículas dañinas para el organismo.

De las 14 estaciones de monitoreo ambiental con las que cuenta el Gobierno de Nuevo León, distribuidas a lo largo de la Zona Metropolitana, ocho reportaron una calidad de aire adversa que llegó a traducirse en 270 microgramos por metro cúbico en PM10.

En comparación, el nivel de microgramos permitido para considerar que no existen riesgos de salud importantes para la población oscila en los 70 microgramos.

Las estaciones en donde más se reflejan los índices de contaminación fueron las ubicadas en Monterrey, San Nicolás, Apodaca, Cadereyta, Escobedo, Obispado y Juárez, siendo ésta última una de las más afectadas.

Por su parte, las estaciones localizadas en Guadalupe, García y Pesquería también reportaron una mala calidad de aire durante las primeras horas de la mañana, aunque sin llegar a registrar los niveles de las antes mencionadas.

Mientras tanto, la única estación que registró una calidad de aire aceptable fue la localizada en el municipio de San Pedro, indicador que se ha mantenido hasta el reporte de las 13:00 horas.

Contaminación en Monterrey, asignatura ‘pendiente’ para Samuel

De acuerdo con estimaciones de autoridades ambientales de Nuevo León, la mala calidad del aire es responsable parcial de entre 2 mil 500 y 4 mil muertes al año, además de provocar miles de enfermedades respiratorias entre la población.

Al respecto, Samuel García, gobernador de la entidad, mencionó poco antes de viajar a la COP27, foro ambiental organizado en Egipto a principios de noviembre, que la contaminación en Nuevo León representa no sólo un problema ambiental, sino un tema de salud pública.

“Cuando vemos los números de muertes directas, nos compartían 2 mil 500, nosotros tenemos 4 mil, pero son más indirectas; las enfermedades relacionadas con la calidad del aire cada vez crecen más (…) El tema no sólo es de calidad del aire, es ya de salud pública, son temas que no se deben politizar”, expresó.