4

mil millones de pesos es el techo de deuda que tiene el estado para consumada utilizarlo durante el 2017.


La tenencia vehicular se mantuvo para el próximo año, el Estado se endeudará más, se aumentaron los impuestos como el ISAI

La traición contra los ciudadanos de Nuevo León se consumó.

El gobernador, Jaime Rodríguez Calderón, y los alcaldes metropolitanos del PRI y del PAN se confabularon con los diputados locales para aprobar un presupuesto con más impuestos y más deuda, a expensas de los contribuyentes.

Desde la semana pasada Reporte Indigo adelantó la negociación que se cocinaba entre el gobernador Jaime Rodríguez y los diputados de Nuevo León para aprobar el presupuesto del próximo año, que significará un duro golpe al bolsillo de los regiomontanos. Y tal cual pasó.

“El Bronco” logró todo lo que quería con el aval legislativo: la tenencia vehicular se mantuvo para el próximo año, el Estado se endeudará más, se aumentaron los impuestos vigentes como el ISAI y se logró la bursatilización de los ingresos de la Red Estatal de Autopistas por 9 mil millones de pesos.

Los diputados del PRI y del PAN –en lugar de ser contrapesos del Ejecutivo y de los alcaldes actuaron como comparsas para cargarle la mano a los nuevoleoneses.

No importó, por ejemplo, que esté pronosticado que el próximo año sea uno de los más difíciles para la economía familiar por la recesión, inflación y desempleo que se viene en el país. No importó que los ciudadanos, de por sí en enero tengan que enfrentar el aumento de la gasolina y de productos de la canasta básica.

Lo único que le importó al gobernador, alcaldes y diputados fue repartirse los recursos del próximo año para sus administraciones.

El Congreso aprobó este fin de semana un presupuesto de 89 mil millones de pesos para ser ejercido por el gobierno del estado en el 2017.

A cambio de autorizar este presupuesto, incluyendo el cobro de la tenencia, nueva deuda y bursatilización de la Red Estatal de Autopistas, los legisladores crearon un fondo de casi mil millones de pesos que se repartirán entre los municipios.

El Fondo Municipal de Seguridad, conformado por 930 millones de pesos, es un fondo que carece de reglas de operación y de candados para evitar que los alcaldes gasten este recurso en gasto corriente.

“El Bronco” también consiguió que los diputados aprobaran la bursatilización de 9 mil millones de pesos de los ingresos de la Red Estatal de Autopistas. Una parte de estos recursos, 3 mil millones de pesos, el Estado pretende utilizarlos para la terminación del Anillo Periférico.

Los legisladores también aprobaron como parte del paquete fiscal un endeudamiento por más de 4 mil millones de pesos para la administración de “El Bronco”.

Los Diputados del PRI y del PAN también aprobaron la creación de un nuevo impuesto al consumo de casinos por un 10 por ciento, incrementaron del 2 al 3 por ciento el Impuesto Sobre Adquisición de Inmuebles y del 5 al 7, el Impuesto sobre Diversión y Espectáculos.

A la nueva carga impositiva aprobada por los diputados hay que agregarle el aumento en los valores catastrales en los municipios, que repercutirá en un aumento de hasta un 300 por ciento en algunos casos del Impuesto Predial.