El presidente del TSJ del Estado, Carlos Arenas Bátiz, consideró que las reformas son ilegítimas


Tras la aprobación de las reformas a la legislación, personal del Instituto Estatal de las Mujeres acompañadas por su dirigente, Yamilett Orduña, protestaron afuera del Congreso local


“Hemos perdido y matado las aspiraciones de mujeres capaces que luchan por formar parte en decisiones de su entidad”

Karina Barrón

Diputada independiente


“Las acciones de inconstitucionalidad local sí pueden plantearse contra las leyes electorales, por lo tanto esa ley podría ser impugnada ante este Tribunal Superior y por lo tanto no quiero dar ninguna opinión”

Carlos Arenas Bátiz

Presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado

Las diputadas locales atentaron ayer contra sus derechos políticos arrastrando con su propia dignidad y la de muchas mujeres, tras votar -en primera vuelta- a favor de la Ley Electoral en donde se impide la paridad de género horizontal por población en alcaldías.

“Sí, voto a favor”, exclamaron las 16 legisladoras para dar su avalar al dictamen, con lo que finalmente estarían  matando el derecho igualitario de las mujeres a las funciones públicas, incluyendo en la toma de decisiones.

Ni siquiera metieron las manos, solamente se quedaron calladas.

Las diputadas del PRI y PAN no salieron a manifestar su rechazo contra esta medida machista.

El Congreso local omitió los alcances del Artículo 41 de la Constitución Federal, que obliga a garantizar la paridad, más no así interpretarla o ajustarla a los partidos políticos.

En su participación en tribuna, la legisladora independiente, Karina Barrón, exhibió a varias de sus compañeras apoyando la equidad de género durante el Día Internacional de la Mujer y, al tiempo que varias de ellas se ausentaban del pleno, manifestó que “hemos perdido y matado las aspiraciones de mujeres capaces que luchan por formar parte en decisiones de su entidad”.

Su compañero de bancada, Eugenio Montiel, invitó a las diputadas a que subieran a tribuna para explicar sus motivos del por qué están a favor de echar abajo la equidad de género de la Ley Estatal Electoral.

“Por favor invitó a las compañeras diputadas que suban a explicarnos por qué están a favor, porque con eso podemos a lo mejor abrirnos más el panorama de esta Ley”, dijo.

Sin embargo, ninguna legisladora quiso entrar a la discusión sobre este tema, en el que no viene incluida la paridad horizontal. 

Finalmente, con el voto a favor de 29 legisladores del PAN, PRI y uno del PVEM, el Congreso local abrió la discusión y aprobación de esta nueva Ley.

En la sesión no estuvieron presentes los priistas Andrés Cantú y Alhinna Vargas, así como el diputado local sin partido, Ángel Barroso.

En tanto, el coordinador de la bancada del PRI, Marco González, abrió la puerta a tener un análisis en el tema de paridad de género, pero no dijo si habría cambios.

Siguen protestas

Yamilett Orduña, dirigente del Instituto Estatal de las Mujeres, continúo ayer protestando afuera del Congreso local por las reformas a Ley Electoral.

Acompañada por empleados de este organismo, dijo que su inconformidad es por que el dictamen no incluye la participación de las mujeres de una manera equitativa.

“El Instituto Estatal de las Mujeres fue constituido para impulsar la igualdad de los derechos entre mujeres y hombres, y en el tema de la participación política de la mujer es necesario estar aquí manifestando que la paridad tiene que ser ya”, expresó la funcionaria.

Justificó la visita en un horario laboral, junto con su personal, pues consideró que era un momento muy importante para las féminas, dado a lo que se aprobó en el Congreso local.

Se podría impugnar Ley

El presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado, Carlos Arenas Bátiz, consideró que la Ley Estatal Electoral podría ser impugnada porque las reformas que se plantean son anticonstitucionales.

“Las acciones de inconstitucionalidad local sí pueden plantearse contra las leyes electorales, por lo tanto esa ley podría ser impugnada ante este Tribunal Superior y por lo tanto no quiero dar ninguna opinión.

“El Artículo 95 de la Constitución local establece que las controversias de inconstitucionalidad local son improcedentes en material electoral”, señaló Arenas.

Por su parte, el consejero presidente de la Comisión Estatal Electoral de Nuevo León, Mario Alberto Garza Castillo, dijo que tendría la obligación de aplicar las leyes tanto del Congreso de la Unión como del local.

“Tengo la obligación de aplicar las leyes del Congreso local, así como la obligación del Congreso federal, y también tengo que tomar en cuenta la jurisprudencia que emitan los tribunales.

“El fenómeno de judicialización siempre está presente siempre en la función electoral, esperamos que no llegue. Tendríamos que ver los casos concretos todas las planillas”, concluyó el presidente.