Francisco Garduño Yáñez, titular del Instituto Nacional de Migración (INM), dio a conocer la ruta que siguió el tráiler que transportaba 67 migrantes, de los cuales 51 fallecieron asfixiados, en San Antonio, Texas, que pasó por dos controles fronterizos en Estados Unidos sin que fuera detenido. Dijo además que el conductor intentó hacerse pasar por sobreviviente para librar su responsabilidad en el crimen.

Ante el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), el funcionario señaló que el tráiler —marca Volvo color rojo modelo 1995 con placas sobrepuestas de la empresa Betancourt Trucking and Harvesting registrado en Alamo, Texas— pasó por un puesto fronterizo en Nuevo Laredo, México.

Detalló que el conductor identificado como Homero “N” intentó hacerse pasar como sobreviviente, pero fue detenido con otros dos presuntos responsables de tráfico de personas y homicidio.

Refirió que dos mexicanos, Juan Francisco “N” y Juan Claudio “N” están relacionados con el caso ya que tiene el mismo domicilio del registro estatal del camión, además de que durante la revisión se les encontraron armas.

Agregó que el instituto no cuenta con registro de flujos migratorios de esas dos personas.

El titular del INM enfatizó que el tráiler pasó los puntos fronterizos de revisión migratoria de CBP –la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos por sus siglas en inglés– a las 14:50 del 27 de junio en Encinal y Cotulla, ambos en Texas. La unidad fue estacionada a 235 kilómetros de la frontera con México y a 50 kilómetros de San Antonio.

De la intervención de las autoridades mexicanas, el canciller Marcelo Ebrard instruyó a que el consulado en San Antonio y el INM coadyuvaran en la investigación con intercambio de información.

Lee también: AMLO envía condolencias a familiares de migrantes muertos en tráiler abandonado en Texas

Comentó que un equipo de la Fiscalía General de la República y del INM colaboran en la investigación.

De los 67 migrantes, 51 fallecieron, 39 mujeres y 12 hombres.

De los mexicanos son 27; 14 hondureños, 7 guatemaltecos, 2 salvadoreños y un cuerpo pendiente por identificar; 16 permanecen en hospitales, 3 mexicanos y 13 de otras nacionalidades.